El linchamiento de Vicky

El linchamiento de Vicky

¿Sin el video, el Mindefensa habría reconocido que la prostitución en La Policía 'sí era una red'?

notitle
20 de febrero 2016 , 08:29 p.m.

¿Cuál de los ‘escandalizados’ con el video publicado por Vicky Dávila puede jurar que no lo vio? Existía la opción de no verlo. Luego, probablemente, los escandalizados no solo hicieron clic, sino doble clic, para recomendárselo a algún amigo.

Clásica doble moral.

En la vida de un periodista se presentan decisiones como la que tuvo que tomar Vicky. La de ella, nada menos que si respetar la intimidad de un video de un exsenador y hasta ahora viceministro del Interior, quien en horas de oficina, en un carro del Congreso, se prestó a un lance sexual; lo cual no sería más que un asunto íntimo, de no encuadrar en un escándalo que agobia a la Policía, denunciado por la propia Vicky: truculencias, corroboradas por testimonios ya judicializados de agentes, de un tráfico sexual organizado entre la Policía y el Congreso.

La primera consecuencia: sin el video de Vicky, el Ministro de Defensa no habría reconocido que “lo que se ha investigado apunta a que sí era una red”. (...) “No tenía conocimiento la Dirección ni de ese momento, ni la que salió, ni la que acaba de entrar; pero sí funcionó durante un tiempo haciéndole gran daño a la institución”. ¿Según el Ministro, solo los de menor rango son culpables de esta red de prostitución? ¿Desde cuándo? ¿Hasta cuándo?

He hecho en mi vida profesional cosas que podrían ser consideradas peores. Siendo directoras de QAP, María Elvira Samper y yo tomamos la pensada decisión de publicar un video de un coronel que para la época ejercía como jefe del Bloque de Búsqueda del cartel de Cali. Él aparecía en la habitación de un motel en calzoncillos, departiendo con una dama infiltrada por el narcotráfico. Horas antes habíamos citado al coronel a la sede del noticiero; y ante sus súplicas, tuvimos que negarnos dolorosamente, argumentando el interés público. Reaccionó con una dignidad máxima. Incluso, llamamos a su señora a explicarle que le habían tendido una celada a su esposo, y que la manera de enfrentarla era publicando el video esa noche, para liberarlo del chantaje.

En paradojas semejantes nos encontramos cuando Joe Toft, entonces jefe de la DEA, salió en una entrevista con Gloria Congote e Isaac Lee a soltar la bomba de que Samper había convertido a Colombia en una narcodemocracia. Tanto dudamos que les pedimos opinión a nuestros asesores editoriales, Carlos Lemos Simmonds y Juan Lozano. Por su consejo, llevamos el video al presidente Samper a Palacio. Nos pidió omitir un pedazo. Nos negamos. Dos testigos –ellos saben quiénes son– pueden decir si esto es cierto.

En un dilema semejante nos encontramos cuando Mockus se bajó los calzoncillos en la Nacional. Aunque el acto había sido público, solo existía un único videoaficionado que llegó a QAP. ¿Transmitirlo o no? Las imágenes eran chocantemente explícitas. Pero era un acto de protesta deliberado del rector de una de las universidades más importantes de Colombia. Lo transmitimos. Sus consecuencias también cambiaron el rumbo del país.

Hoy mismo hay otra denuncia en la misma línea de Vicky: el expresidente del Senado Hernán Andrade acaba de admitir que el entonces director de la Policía, general Óscar Naranjo, le pidió cambiar al escolta personal de un senador, porque acosaba sexualmente a sus agentes.

Recientemente, una selfi del Defensor del Pueblo fue publicada en una columna de Daniel Coronell, acusado de acoso, ya no homosexual sino heterosexual. Se cayó el funcionario.

Aspiro a que el linchamiento de Vicky Dávila, una periodista íntegra, hecha desde chiquita en el oficio, vaya bajando en intensidad.

En el periodismo, en la mayoría de los casos, el paso del tiempo da la razón.

Entre tanto… Nuevo paquete turístico de las agencias colombianas: los ‘recorridos pedagógicos de paz’. Baratísimos. Paga el Estado avión privado, múltiples paradas, porción terrestre, también gratis, con camionetas blindadas proporcionadas desde Venezuela, y seguridad totalmente a cargo de las Farc.

MARÍA ISABEL RUEDA

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.