El caso que exviceministro Ferro tiene pendiente en la Corte Suprema

El caso que exviceministro Ferro tiene pendiente en la Corte Suprema

El hombre, de quien se conoció video con contenido sexual, tiene proceso por encubrir un homicidio.

notitle
19 de febrero 2016 , 09:01 p.m.

Al contrario de lo asegurado esta semana el exviceministro Carlos Alberto Ferro tiene un proceso vigente en la Corte Suprema de Justicia por supuesto tráfico de influencias y encubrimiento en un asesinato.

El funcionario renunció el martes a su cargo en el Ministerio del Interior, luego de conocerse un video en el que se lo ve sosteniendo una conversación sexual con un uniformado, grabación que según la Procuraduría sería una prueba de una supuesta red de prostitución en la Policía.

Sobre la investigación por su supuesta complicidad en un caso de homicidio que tenía pendiente en el alto tribunal, Ferro respondió en entrevista con Blu Radio : “La Corte investigó el tema, se archivó este proceso, no tengo nada que ver, el único pecado era que querían enlodar mi nombre”.

Pero en la Corte el proceso sigue vivo y está en etapa preliminar desde hace dos años. La víctima es el exsecretario de Gobierno de Cundinamarca Segundo Eduardo Díaz, quien tenía 52 años y ha sido identificado como socio político y amigo de Ferro. El principal sospechoso del crimen es el patrullero John Harold Arias (35 años), compañero sentimental de la víctima y jefe del esquema de seguridad de Ferro en la época de los hechos. (Lea también: 'Me indujeron a decir cosas': Ferro sobre video con policía)

El caso contra Ferro en la Corte se inició en el 2014, cuando la familia de Díaz interpuso la denuncia afirmando que él supuestamente había usado su poder para favorecer a su escolta y entorpecer la investigación que llevaba la Fiscalía en Fusagasugá. Han dicho, además, que tras el homicidio, el entonces senador mantuvo a Díaz como su escolta y “promocionó su traslado en el Congreso a un cargo policial más alto”.

La denuncia contra Ferro está en el despacho de la magistrada Patricia Salazar, quien ha pedido varias pruebas para establecer si abre un proceso penal.

Paralelo al caso en la Corte, en la Fiscalía hay una investigación contra Arias, en calidad de indiciado. Este expediente, conocido por el diario EL TIEMPO, señala que el 7 de abril del 2009, en una vía rural de Silvania (Cundinamarca), se encontró el cuerpo sin vida de Díaz.

Según la única declaración que el patrullero Arias le entregó a la Fiscalía, la última vez que lo vio con vida fue en la noche del 2 de abril del 2009, cuando salieron a un bar en Chapinero, donde tuvieron una discusión porque tres desconocidos quisieron invitarlos a tomar una cerveza, a lo que Arias se negó. Entre ellos, según dijo, había un joven por el que supuestamente su pareja mostró interés.

Arias afirmó que tras la discusión se fue para el apartamento que compartían, mientras que Díaz se quedó en el bar con los tres desconocidos. “Le dije que estaba cansado de la situación. Salí para Ibagué a las 11 y 30 de la noche y llegué como a las 3 y 30 de la mañana. Le marqué a esa hora al celular y ya estaba apagado”, dice el expediente.

El cuerpo de la víctima fue encontrado cuatro días después, y la necropsia dice que murió estrangulado, al parecer con una cuerda.

Investigan video

Una de las pruebas que la Fiscalía tiene es un video en el que, según familiares, se ve a Arias en la noche de los hechos entrando al apartamento con Díaz, junto con otro hombre, y luego se lo ve salir solo en la camioneta de la víctima. Esa grabación fue enviada al Departamento de Justicia de Estados Unidos en el 2011, para tratar de identificar a quienes aparecen en el video, sin que hasta ahora se conozcan los resultados.

El vigilante del edificio le dijo a la Fiscalía que esa noche vio a Arias “guardando las maletas en el baúl, pero no lo pudo hacer porque había algo que se lo impedía, por lo que las guardó en el asiento trasero”. Según la abogada de la familia de la víctima, aún no está claro qué era lo que bloqueaba el baúl si en él solo se encontró un “lavaplatos pequeño”.

Familiares de Díaz dijeron que, antes de hallar su cuerpo, sorprendieron a Arias en el apartamento “empacando sus cosas”.

Ferro aseguró que no es cierto que estuviera protegiendo a su escolta. “Él ya no hacía parte de mi seguridad. (...) En la época yo estaba con el senador Juan Manuel Galán en Etiopía, cumpliendo una misión del Congreso y me enteré allá del caso”, dijo en radio.

Este diario intentó conocer la versión del exviceministro, pero no fue posible.

JUSTICIA

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.