Londres y la Unión Europea llegan a un acuerdo

Londres y la Unión Europea llegan a un acuerdo

Los británicos no se irán por ahora del bloque tras duras negociaciones.

notitle
19 de febrero 2016 , 08:29 p.m.

La cumbre de dos días en Bruselas centrada en conceder ciertas excepciones al Reino Unido para que el primer ministro David Cameron pida a sus ciudadanos que voten por seguir en la Unión Europea (UE) se saldó con un acuerdo.

“Acuerdo. Hay apoyo unánime”, anunció el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. “Hay acuerdo”, escribió en Twitter la presidenta lituana, Dalia Grybauskaite. “Se acabó el drama”, sentenció.

Tras lo alcanzado, Cameron, quien dijo haber “negociado un acuerdo para dar al Reino Unido un estatus especial en la UE”, tiene ahora manos libres para volver a Londres y convocar el referendo (posiblemente para el 26 de junio).

Grecia había amenazado con bloquear el acuerdo, del que no se dieron detalles, si no conseguía el compromiso político de sus socios de que las fronteras entre su territorio y Alemania seguirían abiertas al paso de los refugiados.

Merkel estaba sola en la defensa de Grecia y los países de Europa del Este abogaban por el cierre de las fronteras y por dejar a Atenas manejar en solitario el flujo de desesperados que le llega desde las costas turcas huyendo de las guerras en Oriente Próximo.

Los principales puntos de fricción eran los siguientes: Francia, Luxemburgo, Italia y Bélgica defendían que Londres no puede tener derecho a veto sobre los avances integradores de los países que comparten el euro y sus instituciones.

Cameron quería que las normas de la Eurozona no afectaran la actividad de la City londinense, pero esa excepción puede debilitar la unión bancaria europea y ser una ventaja competitiva para la banca instalada en la capital británica. El presidente francés, François Hollande, dijo luego a la prensa que Cameron cedió en este punto.

Los europeos orientales peleaban para que la reducción de ayudas sociales que Londres quiere quitar a los ciudadanos de la UE residentes en el Reino Unido –una discriminación con respecto a sus nacionales que va contra los usos y las normas de la UE– sea la menor posible.

Otro de los puntos puestos a consideración por Londres en Bruselas es que pueda usar un “freno de emergencia” para suspender esas ayudas a los europeos que hayan cotizado menos de cuatro años al fisco británico. Cameron quería que esa suspensión sea de hasta trece años, y las capitales del Este exigían que no pasara de cinco.

También parece aceptado que la legislación europea deba ser revisada si lo piden el 55 por ciento de los parlamentos nacionales. Francia y Bélgica presionaban para que en el acuerdo quede claro que Londres no organizará dos referendos. Ambos quieren que los británicos tengan claro que no habrá más concesiones para que se queden en la UE si votan por salir de ella.

IDAFE MARTÍN PÉREZ*
Para EL TIEMPO
* Con AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.