Año bisiesto

Año bisiesto

En los 50 días de existencia que lleva el 2016, a Colombia le han llovido problemas todos los días.

notitle
19 de febrero 2016 , 06:59 p.m.

Dicen los agoreros que el año bisiesto es año de mil problemas. Y razón no les falta. En los 50 días de existencia que cumplió este viernes el 2016, a Colombia le han llovido problemas todos los días. Además de que la corrupción, la violencia, el feminicidio, el narcotráfico, el hambre, la desnutrición, la pornografía siguen creciendo, no hay pronta respuesta de la justicia ni del Gobierno al clamor de los miles de víctimas. Encima de todo, como observan expertos, la situación económica del país pasa por un mal momento. El precio del petróleo, la gallina de oro de todos los gobiernos, está por el piso, lo cual significa que la plata no alcanzará para hacer todas las obras que estaban programadas.

A esa cantidad de problemas se debe agregar el desagrado general, el repudio social por los escándalos protagonizados por miembros de la Policía y del Congreso Nacional. Que existieran en la Policía Nacional anillos de prostitución masculina, no solo para calmar urgencias sexuales, sino para intercambiar otra clase de favores entre cándidos agentes de policía y astutos senadores, es aberrante. Y peor aún si resulta que este es un cuento viejo, sabido, tanto por directores de la Policía Nacional como por conocidos y correctos senadores. Pero como nadie hizo nada para encender las alarmas y, entonces, promover una seria investigación contra semejante anormalidad, el hacerse los de la vista gorda contribuyó a que los escandalosos anillos de prostitución masculina se perpetuaran.

Al parecer, fueron las investigaciones de Vicky Dávila y de su equipo de periodistas las que sacaron a flote el escandaloso comportamiento de algunos policías y algunos congresistas. Por ese trabajo recibieron un premio del CPB. Pero, a mi parecer, sobrados de lote, cometieron el error de publicar un escandaloso video que nada aportaba a la investigación del escándalo, pero que sí lesionó la intimidad de un viceministro que se vio obligado a renunciar. Y tuvo que renunciar el director de la Policía, general Palomino, respaldado hasta última hora por el presidente Santos y por el Ministro de Defensa, pero acusado de conocer el ‘pornoanillo’ y de comprar a bajo precio una costosa propiedad. El General se ha declarado inocente. En el caso de que haya justicia, se sabrá la verdad.

Para colmo de males, y cuando la única noticia buena es la posibilidad de que en marzo pueda firmarse la paz con las Farc, los negociadores de la guerrilla ‘Iván Márquez’ y ‘Jesús Santrich’, de permiso en La Guajira, asistieron a un evento público rodeados de tipos armados. Y ahí fue Troya. Porque, por violar las reglas del juego, el Gobierno suspendió las jornadas de paz acordadas. Las Farc, siempre nadando contra la corriente, siguen alimentando la rabia y la desconfianza que sienten los colombianos contra ellos.

Mientras se calma la tormenta y al doctor De la Calle y a su equipo de negociadores les toca seguir resolviendo los nuevos problemas creados por las Farc, en Bogotá no podemos desatender las dificultades que quiere crearle el exalcalde Gustavo Petro a la administración Peñalosa, las cuales comenzaron por tratar de destruir el sistema TM, como intentó hacerlo una partida de vándalos azuzados por trinos de Petro y también del concejal Hollman Morris, quien dejó de hacer periodismo, que es lo que sabe, para ponerse a secundar la pretensiones políticas del exalcalde.

Paciencia y prudencia es lo que necesita el alcalde Peñalosa para afrontar los obstáculos que intenta ponerle un hábil agitador profesional que está en campaña presidencial. En otro terreno, creo que a Peñalosa no le conviene enemistarse con notables ambientalistas sobre la reserva Van der Hammen. A las buenas, intercambiando razones, todo puede arreglarse para el bien de todos. El tradicional mal agüero del año bisiesto debemos quebrarlo.


Lucy Nieto de Samper
lucynieto@gmail.com

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.