Máyer Candelo, un veterano de 703 batallas

Máyer Candelo, un veterano de 703 batallas

El volante caleño este año completó sus 20 años como futbolista profesional.

notitle
18 de febrero 2016 , 09:55 p.m.

Su zurda es como un poema que quedó impreso en la mente de los hinchas del fútbol, en especial por los equipos en los que jugó.

Ese número 17 con el que comenzó su carrera fue un despiste, como las maromas que hace con el balón, pero luego ese 10 en su espalda ya dieron la connotación de lo que es Máyer Andrés Candelo García, que el pasado 30 de enero cumplió 700 partidos como profesional y nada más que frente el equipo de sus amores, Deportivo Cali, en la victoria 4-1 de Cortuluá.

Lo hizo un par de semanas antes de cumplir 20 años de su debut como profesional, el cual fue el 14 de febrero de 1996, contra Quindío, en Armenia.

Uno de los que más conocen al volante es el dirigente deportivo Ignacio Martán, que inclusive estuvo cerca de que el jugador debutara profesionalmente en Cortuluá: “Con Cali hicimos un cinco por uno, nos dieron 100 millones de pesos y cinco jugadores. Yo pedí a un muchacho que me habían referenciado, a un Máyer Candelo, de 17 años, y un directivo del Cali me dijo que si era un boxeador y luego supieron quién era y obviamente no se hizo la negociación porque era un crack”, comentó el director técnico de Desarrollo Deportivo de Cortuluá sobre el jugador que mañana cumplirá 39 años.

Un entrenador que fue vital para el proceso de Candelo es Félix Valverde Quiñones, pues el creador antes también tenía otra posición: “Lo primero que recuerdo es que llegó cuando recién venía de Alianza Llanos y nos manifestó que era volante o lateral izquierdo. Nosotros, al verle las condiciones, dijimos que mejor lo ubicaríamos en otra posición en la que se destacara y a partir de ahí hizo toda su carrera en la Selección Valle y la Selección Colombia”, cuenta el entrenador, con largo recorrido en la Primera B y que lo dirigió en selecciones Valle.

Y el director técnico detalló por qué en su equipo no fue lateral: “En los entrenamientos lo probamos como lateral, pero a él, con esa capacidad técnica, no tanto de desplazamiento, había que ubicarlo de volante. A Máyer siempre le gustó tener libertad para mostrar su capacidad y en un rincón de la cancha no podía expresar bien su fútbol”, dijo el técnico, que tiene una escuela de fútbol en Cali.

Eran mucha la calidad y la esperanza que había en Máyer, que el profesor Valverde, junto a su asistente, Jorge Cruz, les hacían rondas a los jugadores, pero Máyer era el preferido.

“Lo visitamos siempre en el barrio Bretaña, en el sitio conocido como ‘Pueblo de lata’; por la noche íbamos a hacer ronda para estar pendientes que no se fuera a perder un muchacho con esa capacidad. Siempre que fuimos estaba en casa; y si no, en La Luna, donde vivía otro familiar”, recuerda el estratega sobre dos barrios populares en la zona céntrica de Cali, en los que creció el mediocampista, entre la casa de su abuela paterna y la de su mamá.

En esa época de juvenil, el estratega Eduardo Lara, mientras entrenaba a sus pupilos, veía a Candelo a lo lejos en el estadio Panamericano: “Desde pequeño se le vio la magia. Es una excelente persona, muy buen amigo y buen líder. Es un gran profesional, por eso tiene tantos partidos encima; eso dice mucho de la persona, donde ha ido siempre ha sido campeón, siempre ha tenido esa estrella”, recordó el actual director de selecciones menores en El Salvador sobre los seis títulos con cuatro equipos: Cali, América, Universitario de Perú y Millonarios.

Darío ‘Chusco’ Sierra es uno de los amigos que le ha dejado el fútbol a Máyer, quien es padre de dos niñas, Valentina, de 16 años, e Isabella, de 2 años.

“Es un ser humano maravilloso, generoso, ama a su familia y piensa más en los demás antes que en él”, dijo el director técnico de Chicó, quien afianzó su amistad con el ‘10’ cuando coincidieron en Millonarios, en el que ‘Chusco’ era el asistente de Hernán Torres.

Sierra fue testigo de uno de los momentos más felices que ha tenido Candelo como profesional.

“Fue haber jugado en el Bernabéu. Se acostó en el gramado y abrió los brazos. Para él fue un honor enfrentar a esas máquinas, como las llama”, dijo el entrenador en referencia a aquel 8-0 del Real Madrid el 26 de septiembre del 2012.

En Cortuluá lo quieren tener mucho tiempo y él es agradecido con esa institución, porque le abrió las puertas en el 2002 luego de que tuvo un 2001 complicado por un comentario que hizo cuando estaba en América: recordó que era hincha del Cali.

Máyer Candelo, el ‘irreverente’, como le dice su amigo ‘Chusco’, es de los pocos jugadores que es ídolo de dos grandes instituciones de Colombia: Millonarios y Cali, además de Universitario. Y eso que ha creado polémica, como cuando tiró la camiseta albiazul, pero su entrega y talento han hecho que la hinchada olvide esos momentos de efervescencia.

Al retirarse, quiere ser entrenador, para la cual ya hizo el curso en la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (Atfa) y solo le falta la parte presencial para graduarse.

ANDRÉS FELIPE VIVEROS B.
Redactor de EL TIEMPO
@afviveros

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.