En operativo de rescate muere joven nariñense

En operativo de rescate muere joven nariñense

La víctima tenía 26 años y había sido secuestrada por hombres armados el pasado 31 de diciembre

18 de febrero 2016 , 08:41 p.m.

Todo hizo pensar a la Policía y a los familiares del empresario nariñense Carlos Julio Bravo Quiroz que los más de 40 días que permaneció secuestrado iban a llegar a su fin en la noche del pasado miércoles.

La Policía, de acuerdo con el comandante de esta institución en Nariño, coronel Juan Carlos Rodríguez, dijo que tras acciones de inteligencia y operativos de seguimiento a los secuestradores se había determinado donde estarían, en momentos en que el empresario Quiroz era movilizado por la carretera que comunica al municipio de Samaniego con Túquerres, en el occidente de este departamento.

Sin embargo, dijo el oficial, cuando la Policía cercó el vehículo que conducía uno de los secuestradores, estos habrían disparado.

El comandante anotó que se originó un cruce de disparos y que en esa zona rural de Samaniego, donde ocurrieron los hechos, el empresario quedó herido.

“Nuestros policías, luego de identificarse, ordenaron a los ocupantes del vehículo que pararan y allí se inició un intercambio de disparos”, afirmó el coronel Rodríguez al añadir que el secuestrado falleció, cuando era trasladado por los uniformados al hospital de la localidad de Túquerres.

El comandante de la Policía sostuvo, además, que dos de los presuntos secuestradores murieron.

Agregó que se están adelantando los respectivos trámites con el Instituto Nacional de Medicina Legal para lograr identificar a estas personas.

El coronel Rodríguez negó versiones en el sentido de que el empresario habría estado en poder de un grupo de la guerrilla y dijo que siempre fueron delincuentes comunes quienes exigían una alta suma de dinero a cambio de su liberación.

Versiones extraoficiales señalan que los secuestradores pretendían el pago de 2.000 millones de pesos y que luego, con los familiares se habría acordado el monto de 1.500 millones.

La víctima tenía 26 años y había sido secuestrada por hombres armados, a eso de las 3 de la tarde del pasado 31 de diciembre, cuando se movilizaba en su camioneta entre los municipios Ipiales y Pupiales, en la frontera colombo-ecuatoriana.

Él viajaba en una camioneta tipo estacas de la finca de propiedad de su padre en Pupiales con destino a Ipiales y en el sector conocido como La Arena, fue encerrado por dos carros.

“Uno lo cerró por atrás y otro por delante. Después descendieron hombres armados para amenazar a Carlos Julio y a las personas que lo acompañaban”, fue el testimonio que dieron allegados de la víctima a las autoridades en el momento del secuestro.

“En aquella oportunidad se llevaron al muchacho en la misma camioneta y a las dos personas que lo acompañaban las dejaron amarradas por el sector”, agregaron.

PASTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.