Muerte de bebé revive polémica por desnutrición infantil en Bogotá

Muerte de bebé revive polémica por desnutrición infantil en Bogotá

ICBF dijo que pasada Administración nunca reportó muerte por esta causa. Anterior gobierno responde.

notitle
17 de febrero 2016 , 08:09 p.m.

Muchos piensan que por ser la capital, fenómenos de desnutrición como los registrados en La Guajira o Chocó no se repiten en Bogotá. Pero la realidad es otra.

Lo evidencia el caso de un bebé de 7 meses que llegó, en la noche del martes, al hospital de Vista Hermosa sin signos vitales y con evidencias físicas de bajo peso y descuido. Eran las 9 p. m. cuando una mujer de 34 años arribó al CAI del barrio El Paraíso, Ciudad Bolívar. Pedía ayuda porque necesitaba llevar al niño a un hospital.

A pesar del esfuerzo de los uniformados para llegar con premura al centro de salud más cercano, Yei Alexei Prada Poloche estaba sin signos vitales. Desde que lo vieron su apariencia física no era la mejor. Según el comandante de la estación de Ciudad Bolívar, coronel Diego Vásquez, el niño se veía muy delgado, con dermatitis, pañalitis y pesaba muy poco para la edad que tenía.

De la familia se sabe poco, solo que habita desde hace al menos un año en un sector conocido como Marraneras, en la parte alta de El Paraíso y que dijeron ser víctimas del desplazamiento forzado en Coyaima (Tolima). Mientras que las madre se dedica a las labores del hogar, el padre aseguró ser mensajero en el barrio Siete de Agosto.

No es el único

Una de las polémicas que desató este trágico episodio es que no es el único caso de muerte por desnutrición que se ha presentado en Bogotá en años recientes.

Según el secretario de salud, Luis Gonzalo Morales, el año pasado, el Distrito fue notificado de nueve casos sospechosos de mortalidad por y asociada a la desnutrición. “No me explico por qué esta situación se le ocultó por tanto tiempo a la ciudadanía, que aquí se están muriendo niños por desnutrición”.

El funcionario agregó que la confirmación de que de los nueve reportes, cuatro fueron confirmados, cuatro se descartaron y uno más está en análisis de Medicina Legal, obliga a la Secretaría de Salud a replantear programas como Territorios Saludables. “Si esta estrategia no pudo detectar algo tan sencillo como la desnutrición de un niño, en un sector eje de este programa, entonces tendremos que revisar cómo es que está funcionando”.

En años recientes, otros estudios habían alertado sobre los riesgos que enfrentan los niños de Bogotá por la falta de cuidado de sus padres y por falencias en su alimentación. Según la Encuesta Longitudinal Colombiana de la Universidad de los Andes, ‘Situación de niñas y niños Colombianos menores de cinco años (2010-2013)’, que siguió a cerca de 10.000 hogares colombianos de los cuales 6.000 se encuentran en zona urbana y 4.000, en zona rural, los resultados no son los mejores.

En el caso de Bogotá hubo un 23,6 por ciento de niños con bajo peso al nacer y la prevalencia de desnutrición fueron: crónica 8,5; global 1,8, y aguda 0,7 por ciento. Además, el promedio de hijos nacidos vivos en el 2013 fue de 2,3 y solo el 15 por ciento de las mujeres asistió a una consulta médica previa al embarazo, aunque el 89,1 por ciento asistió cuatro veces o más a cuidados prenatales.

Los problemas que desencadenan en desnutrición comienzan desde la gestación. En esos cinco años, la duración de la lactancia materna fue de 4,1 meses, es decir, inferior a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de 6 meses, y la mitad dejó de lactar antes del primer año.

La encuesta también concluye que, entre 2010 y 2013, hubo una disminución de los programas de participación en los programas de educación inicial, pasando de 51,5 a 45,3 por ciento.

A todo esto se le suma que el 21,3 por ciento de los padres reportó utilizar castigos físicos y verbales con sus hijos y que el 17 por ciento presentó riesgo socioemocional.

La Secretaría de Salud anunció que replanteará los mecanismos de atención a esta población, en tanto que la Secretaría de Integración Social le confirmó a EL TIEMPO que la familia de Yei Alexei no figuraba en los programas de asistencia social que la entidad maneja para la primera infancia en Bogotá.

¿Hubo o no reportes de otros casos?

A la polémica se sumaron las declaraciones de la directora regional del ICBF, Diana Arboleda Ramírez: “No tenemos reporte de niños muertos por desnutrición en Bogotá. El gobierno saliente nunca nos los hizo llegar”. No obstante, en su balance el exalcalde Gustavo Petro dijo que no hubo muertes en el 2013 y 2014, pero que sí se reportó una el año pasado.

La familia Prada espera el dictamen de Medicina Legal. Las otras niñas de la pareja, de 5 y 10 años, reciben apoyo psicosocial al igual que sus padres, mientras se establece si tendrían responsabilidad penal.

¿Qué pasa en El Paraíso?

Al barrio El Paraíso en Ciudad Bolívar se llega luego de subir una de las peñas más altas de esa localidad. Sus orígenes fueron subnormales y su crecimiento fue desordenado debido a que allí llegaron y siguen llegando desde la década del 50 familias desplazadas, sobre todo en la parte más alta.

El alcalde Enrique Peñalosa, estuvo allí en campaña y comprobó las condiciones en las que vive gran parte de su población. Aunque se ha ido mejorando el acceso de este barrio a servicios públicos, aún hay carencias. No hay infraestructura del ICBF ni casas de justicia y solo hay una Unidad Primaria de Atención (UPA), además, el hospital más cercano es el Meissen. Cuenta con un CAI, dos colegios públicos y uno privado, dos jardines infantiles, pero solo dos comedores comunitarios, uno de sacerdotes y otro de una fundación.

Igualmente, es uno de los sectores en donde más se presentan problemas de orden público como riñas y bandas delincuenciales y de microtráfico.

Ciudad Bolívar es la localidad más extensa, la tercera con mayor superficie rural y la quinta con mayor área urbana.
El ICBF pudo comprobar ayer la situación de vulnerabilidad en la que vive la familia de Yei Alexei Prada Poloche, pero serán las autoridades quienes determinarán si las condiciones de salud del niño se debieron a la falta de cuidado de sus padres o a la situación de extrema pobreza en las que viven.

CAROL MALAVER
Escríbanos a carmal@eltiempo.com o en Twitter a @CarolMalaver

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.