Ataúdes en Sagada están amenazados por exceso de turismo

Ataúdes en Sagada están amenazados por exceso de turismo

El número de visitantes a este atractivo filipino pasó de 36.500 en el 2013 a 138.000 en el 2015.

notitle
17 de febrero 2016 , 03:07 p.m.

Sagada es una pequeña población en las montañas de Filipinas cuyo atractivo turístico, ataúdes colgantes en los que antiguos nativos sepultaban a sus muertos, se ha deteriorado debido al aumento de visitantes en los ultimos años.

"Hacemos lo que podemos para tratar de proteger toda nuestra herencia cultural y la naturaleza que nos rodea, pero a veces el número de turistas que llega es tanto que se vuelve imposible", dijo April Castro, delegado de la Oficina de Turismo.

Los ataúdes colgantes han hecho de esta población un destino turístico y atractivo, pues allí los aborígenes daban sepultura a sus muertos los cuales se conservan hasta el dia de hoy. Historiadores mencionan que estas singulares tumbas representaban la liberación del alma de la persona para ir al cielo.

Lo que hace poco era un lugar de respeto por la cultura y las tradiciones ancestrales se ha convertido en un espacio saturado de visitantes, "Hasta hace dos o tres años, uno venía aquí a ver los ataúdes colgantes y se encontraba algunas personas. Ahora esto se ha convertido en algo incontrolable", dijo la guía turística Limay Quiore.

Según la oficina de turismo de esta población, el número de visitantes se ha elevado en los últimos dos años: pasó de 36.500, en el 2013, a 138.000, en el último informe del 2015.

Las autoridades en conjunto con la Oficina de Turismo de Sagada han optado por hacer las visitas a estos lugres sagrados en compañía de un guía, quien debe asegurarse del comportamiento de las personas que recorren los recintos ancestrales, pues se han perdido objetos valiosos, han ocurrido accidentes y ha habido pérdida de personas en la zona.

Durante los últimos días se han presentado inconvenientes en restaurantes y hoteles debido a la poca capacidad para la atención de viajeros. "Hay gente que está contenta, por supuesto, porque los turistas están dejando mucho dinero en el pueblo, pero hay mucha más gente que tiene miedo de que al final nos quedemos sin nada", dijo Castro. 

Además -añadió- no están preparados para el turismo masivo, pero de momento parece que es más importante el dinero que preservar nuestra naturaleza y la historia.

EFE

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.