Cuatro razones de la salida del general Palomino de la Policía

Cuatro razones de la salida del general Palomino de la Policía

Tras 38 años en la institución, pidió el retiro luego de que la Procuraduría abriera investigación.

notitle
17 de febrero 2016 , 11:17 a.m.

El general Rodolfo Palomino dejó de ser este miércoles el director de la Policía, justo un día después de que la Procuraduría anunciara la apertura de una investigación formal por los escándalos recientes que han sacudido a la institución: supuestos seguimientos ilegales a periodistas y una presunta red de prostitución homosexual.

En su lugar fue nombrado el general Jorge Hernando Nieto por el presidente Juan Manuel Santos, quien defendió la presunción de inocencia de Palomino hasta último instante, pero que al final tuvo que aceptar su dimisión.

¿Por qué se va el general Palomino?

1. Los señalamientos en su contra estaban afectando a la institución. En su discurso de renuncia, el general Palomino pronunció una frase clave: "Nunca los hombres por encima de las instituciones". A pesar de que el Gobierno le mantenía su respaldo (el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, dijo que el Ejecutivo aceptaba la renuncia "contra su preferencia"), el general opta por dar un paso al costado, consciente de que la cascada de escándalos, todos aún sin comprobación judicial, estaban golpeando la imagen de la Policía en un momento clave para el país.

2. Su liderazgo en la Policía estaba afectado. Los resultados operacionales de la Policía en los dos años largos de la Dirección del general Rodolfo Palomino son de los mejores en la historia reciente de esa institución. De la misma manera, la imagen pública del general está entre las más altas entre los personajes públicos de la vida colombiana. Sin embargo, a nivel interno se estaba fortaleciendo el sector que pugnaba, con métodos no siempre legítimos, por su salida. El efecto de esa pugna no se estaba reflejando en los resultados operacionales, pero sí se sentía en las filas.

1

General Rodolfo Palomino y el nuevo Director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto. Foto: Rodrigo Sepúlveda

3. La renuncia le da margen de maniobra para su defensa ante la opinión pública. Frente a los graves cuestionamientos, la renuncia es una garantía de que las investigaciones no se verán afectadas por la persona que ostenta un cargo público que, como el de Director General de la Policía, es de los más importantes en el Estado. La dimisión le da al general, además, la posibilidad de responder con más libertad a los sectores que promovían su salida de la Policía, pues se quita de encima las cortapisas políticas que sí le pesan a un servidor público.

4. Le quita al Gobierno un frente de ataques políticos. Las declaraciones tanto del presidente Juan Manuel Santos como del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, demuestran el respaldo que tenía el general Palomino para seguir al frente de la Policía. Pero también era un hecho que cada nuevo escándalo, fundado o no, se estaba convirtiendo en un problema que afectaba la gobernabilidad en la institución y les daba arsenal a los contradictores políticos del Ejecutivo.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.