Suspenden contrato que dilataba recaudo electrónico en buses

Suspenden contrato que dilataba recaudo electrónico en buses

Transportadores cuestionaron papel de intermediario para cobro con Cívica en el transporte público.

notitle
17 de febrero 2016 , 09:33 a.m.

 El recaudo por medio de tarjeta Cívica en buses de servicio público ya es efectivo para 105 vehículos de la cuenca siete de transporte metropolitano (en la que están las rutas de Copacabana, Girardota y Barbosa).

Sin embargo, los acuerdos para el cobro electrónico del Transporte Público Colectivo de Medellín (TPM), con el que se busca integrar a este con el masivo, dar beneficios tarifarios a los usuarios y hasta conocer mejor las dinámicas de movilidad, sigue en veremos.

Según denunció desde el año pasado el gremio de transportadores de la ciudad, el proceso liderado por la Secretaría de Movilidad de Medellín era inequitativo respecto al que adelantó el Área Metropolitana para el resto de cuencas de municipios vecinos.

Para Juan Gonzalo Merino, presidente de la Asociación de Transporte Colectivo del Valle de Aburrá (Asotransvaa), bien hizo el Área en concertar durante más de seis meses con propietarios de las empresas del norte y del sur del valle sobre cómo se iba a renovar el cobro.

No obstante, el proceso de TPM fue “impuesto” en la anterior Administración y puso condiciones difíciles de cumplir. Entre ellas, que a los transportadores de Medellín se les exige un sistema de combustible a gas, y no hay cabida a otros combustibles limpios y más económicos.

Aunque más inquietante fue para el gremio que la anterior Secretaría de Movilidad pretendía que fueran los transportadores los que pagaran por los equipos para el cobro y que el cobro con Tarjeta Cívica en la capital antioqueña se gestionara a través de un intermediario (XM, filial de ISA), que obtendría el 12,88 por ciento del recaudo.

Mientras tanto, en el Área Metropolitana no se contemplaba esa figura, sino que en sus planes fue el Metro el encargado de la tarea. La empresa compraría e instalaría los equipos (torniquetes de fabricación brasilera y española, y validadores electrónicos, importados de España, con módulos de comunicación propios) y cumpliría las funciones obteniendo el 4 y 5 por ciento del recaudo, como pasa hoy para la cuenca 7.

El intermediario, según cálculos de los transportadores, generaría costos muy elevados, sobre todo para los usuarios: Con las condiciones actuales, el recaudo de buses en Medellín sumaría en 20 años alrededor de 12 billones de pesos, pero con los cambios que generaría este intermediario, a esa suma se añadirían 1,9 billones de pesos, costo que se recargaría a los usuarios e implicaría subidas de $300 en la tarifa.

De acuerdo con los transportadores, una familia no debe destinar más del 8 por ciento de sus ingresos al transporte público, pero la movilidad le está valiendo más del 12 por ciento de ese total a los habitantes del valle de Aburrá. Con eso, sumado a las consecuencias del intermediario, se corre el riesgo de movilizarse más en motocicleta o de acudir al transporte pirata, concluyeron miembros del gremio durante un debate ayer en el Concejo.

No obstante, luego de varios acercamientos entre la nueva Administración y los transportadores, durante este encuentro con los corporados, el secretario de Movilidad, Esteban Martínez, anunció que se suspendió el convenio con la empresa XM para una revisión del mismo. 

Hasta ahora ha habido buena respuesta a la propuesta de que las rutas de Medellín que no se integran con el Metro también sean adaptadas para el cobro con Cívica.

De hecho, según dijo Martínez, la próxima semana se reunirán con la gerencia del Metro para generar avances al respecto.

Al respecto, la gerente del Metro, Claudia Restrepo, afirmó que los acercamientos con los transportadores han sido positivos y que se plantea que las rutas integradas de Medellín se trabajarán con la misma lógica de la cuenca 7, en marcha desde el 26 de enero.

“Lo que estamos en dispuestos con la Secretaría de Movilidad para buscar alternativas, de tal manera que tenga los menores efectos financieros. Creemos que sin mucha intermediación y actores, sino aquellos estrictamente necesarios, eso va a tener menos impacto en la tarifa”, concluyó la gerente.

Los concejales celebraron la suspensión con XM y pidieron buscar la integración tarifaria del transporte público y masivo de la ciudad, a lo que tanto el Metro como la Secretaría de Movilidad respondieron que se requiere un estudio minucioso de lo financiero y técnico.

Entretanto, Bernardo Alejandro Guerra, del Partido Liberal, llamó la atención sobre una carta que envió la embajada de Corea en Colombia al alcalde, Federico Gutiérrez, en la que llamaban la atención sobre la vinculación de nuevos actores, sin su conocimiento, a un convenio que tenía Medellín con ese país para desarrollar una tecnología para el recaudo electrónico para el TPM. El hecho tuvo lugar al terminar la anterior Administración y dejó por fuera al asiático de la continuación del proyecto para extender el uso de Cívica al cobro en el transporte.

MEDELLÍN

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.