Santa Fe se estrelló contra un muro y empató 0-0 con Cerro Porteño

Santa Fe se estrelló contra un muro y empató 0-0 con Cerro Porteño

El portero visitante, Antony Silva, fue la gran figura.

notitle
16 de febrero 2016 , 10:51 p.m.

La última jugada del partido resume todo lo que fue el partido entre Santa Fe y Cerro Porteño: un pelotazo al área visitante encontró a Carlos Ibargüen listo para rematar. La pelota iba abajo, al ángulo, rumbo al arco, difícil de atajar.

Y el arquero de Cerro, Ántony Silva, llegó allá, con el último aliento, para sacar, una vez más, la mano salvadora que hizo que el juego se acabara sin goles. Pudo haber merecido más. Pero el equipo de Pelusso tuvo que conformarse con un 0-0 frente a su público, en el primer juego del grupo 8 de la Copa Libertadores.

Santa Fe debió haber sacado al menos un gol de ventaja en el primer tiempo. Varios factores lo impidieron. El primero, la falta de puntería: dos veces el balón se estrelló en los palos del arco norte de El Campín, uno, en un cabezazo de Tesillo, cuando apenas comenzaba el juego, y el otro, terminando la primera etapa, con un remate de Carlos Ibargüen luego de un brillante pase de Baldomero Perlaza. El segundo, el gran nivel del conocidísimo Ántony Silva, que actuó como en sus mejores días con el Deportes Tolima.

La buena noche de los volantes de recuperación hizo que Santa Fe tuviera buen juego, encontrara socios para Jonathan Gómez (más Perlaza que Yeison Gordillo) y llegara con facilidad para hacer mal a Cerro Porteño. Además, los rojos fueron muy fuertes por las bandas, especialmente por el lado de Sergio Otálvaro, que cada vez que se proyectó por la zona derecha puso a sufrir a Leonardo Cáceres y Junior Alonso.

Perlaza estuvo a punto de marcar a los diez minutos, con un remate que se fue por un lado del arco. Gómez hizo volar a Silva con un tiro desde afuera del área, y luego, otro remate de Juan Daniel Roa, también de larga distancia, pasó cerca del palo izquierdo de la portería de Silva.

En la segunda etapa, Santa Fe siguió dominando el partido a su antojo, aunque la desesperación por no conseguir rápidamente un gol comenzó a notarse. Sobre todo en el banco: el DT Gerardo Pelusso sacó del partido a Perlaza, el mejor de la primera etapa, y metió al juvenil Ánthony Otero, el autor del tercer gol la semana pasada frente a Oriente Petrolero. Y ahí, Santa Fe perdió algo de sorpresa. Los otros dos cambios fueron posición por posición: Yulián Anchico por Roa y Omar Pérez por Gómez.

Ya los rojos no llegaban tan fácil, porque Cerro Porteño decidió que, como no podía llegar al arco rival, pues se olvidó de la existencia de Róbinson Zapata y así, se dedicó a cuidar el 0-0. Y cuando todo el esquema defensivo que mostró comenzó a agrietarse, otra vez el portero Silva estuvo listo para evitar la derrota. Santa Fe lo hizo todo para ganar. Silva lo evitó.

José Orlando Ascencio
Subeditor de deportes

 

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.