Echar a andar el nuevo modelo de salud no da más espera

Echar a andar el nuevo modelo de salud no da más espera

La política reta a los integrantes del sector a ponerse de acuerdo frente al bienestar de afiliados.

16 de febrero 2016 , 10:21 p.m.

Hace un año los colombianos celebraron la sanción, por parte del presidente Juan Manuel Santos, de la Ley Estatutaria de Salud, que consagró la salud como un derecho humano fundamental. La gente, y sobre todo los usuarios del sistema, esperaban que esto introdujera cambios de fondo, que empezaban por establecer que la salud de la gente es responsabilidad del Estado, y no solo de un sector.

Sin embargo, la sensación ahora es que pese a ser una norma trascendental, sus postulados han quedado sepultados bajo la gran cantidad de problemas que el sistema arrastra desde su creación, como los financieros, las deudas, la falta de orden y el peso de intereses particulares, que siempre han primado sobre los afiliados.

Con la nueva Política de Atención Integral en Salud se busca, en desarrollo de la Ley Estatutaria, empezar a poner orden, particularmente en lo relacionado con los problemas de atención, que afectan a la gente.

Conceptualmente es, hay que decirlo, un buen aporte con el que se busca llenar un viejo vacío del sistema, que lleva a que la atención de los pacientes dependa de la visión y el interés de cada actor por separado, y no de sus necesidades.

Preocupa, sin embargo, que tal y como ocurre con muchas normas e iniciativas, esta también se quede en el papel, por falta de voluntad política, de fortaleza en la regulación del Estado, de vigilancia de los entes de control, y esencialmente por el influjo de intereses indebidos de algunos actores del sistema.

El nuevo modelo es un viejo anhelo, que reta a todos los integrantes del sector a ponerse de acuerdo en torno a un único objetivo: el bienestar de los afiliados, una consigna que cada cual lanza de dientes para afuera, pero que pocos llevan a la práctica.

No es una propuesta perfecta, pero sí es un paso en el camino correcto. Antes de entrar a criticarla y descalificarla sin conocerla en profundidad, hay que tratar, al menos, de llevarla poco a poco a la práctica.

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ

Asesor médico EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.