Energía solar, una forma de enfrentar la sequía que vive La Guajira

Energía solar, una forma de enfrentar la sequía que vive La Guajira

Con paneles solares, algunas poblaciones reciben por primera vez agua potable.

notitle
16 de febrero 2016 , 10:20 p. m.

Por los desérticos caminos llenos de pencos y cactus, las mujeres wayú, acompañadas de sus hijos y sus burros, recorren por horas las trochas de Punta Espada, corregimiento de Uribía en la Alta Guajira, en busca de agua para calmar la sed que sofoca a las rancherías.

Tatiana Uriana, una wayú de unos 30 años, recuerda los pesados días por las largas caminatas bajo una temperatura de 30 grados antes de que una “bendición”, según ella, los beneficiara.

“Antes teníamos que caminar más de cinco kilómetros, tirar el balde a 18 metros de profundidad en viejos pozos y halar la cuerda con nuestras manos. Ahora solo es abrir la llave”, cuenta Tatiana, una de las mujeres a quien uno de los pozos construidos por el Ministerio de Vivienda, en colaboración con la ONG OXFAM, le cambió la vida, debido a que en su cultura son las que se encargan de emprender los viajes en busca del líquido.

Esta comunidad, que desde hace cuatro años no conoce lo que es la lluvia, es una a las que les llegó las soluciones de agua que adelanta MinVivienda. Para lograrlo, la primera tarea que realiza la entidad es buscar los puntos donde las intervenciones sean efectivas.

Darwin Ibarra, Oficial de Agua y Saneamiento de OXFAM, explica que una vez identificado el pozo se socializa el tema y se verifica con las comunidades para conocer si están de acuerdo con implementar la solución acorde a las necesidades que tienen.

En Punta Espada, donde la población indígena está completamente dispersa, Luis Felipe Henao, ministro de Vivienda, señala que en este tipo de zonas “se necesitan soluciones fáciles para la comunidad y si hay algún problema se pueda corregir de manera rápida y la comunidad no se quede varada”.

Infografía EL TIEMPO

Optimizar recursos

Para estas rancherías, en total 35 familias, se construyeron dos pozos de 21 metros de profundidad que se intervinieron durante dos meses y funcionan con paneles solares, cuya función es transmitir 500W de energía (suficiente para iluminar una vivienda con cinco bombillos) a las bombas que distribuyen el agua y reemplazan al combustible de ACPM, que es el mecanismo como funcionan muchos de los pozos de La Guajira.

Ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, entregó dos pozos con este sistema en Punta Espada.

La particularidad de estos paneles solares, de acuerdo con Darwin Ibarra, Oficial de Agua y Saneamiento de Oxfam, es que captan la luz del sol y se conectan a un regulador que protege el sistema eléctrico de la bomba, lo que evita el uso de una batería. Los mecanismos fotovoltaicos que sí requieren baterías se desgastan rápidamente, aumentado los costos de mantenimiento del sistema, para estas poblaciones.

Tras bombear el agua, el líquido es conducido por una tubería hacia tres tanques, cada uno con capacidad de almacenar 2.000 litros, a donde los wayús llegan con recipientes para abrir la llave del agua, captar la que necesiten y subirla, en baldes, a sus burros.

Pero estos pozos no se quedan en estos suministros. Los animales también se ven beneficiados, pues uno de estos tanques es exclusivo para bebederos a los que llegan burros, chivos y cerdos, que posteriormente emprenden su camino de vuelta a las rancherías. De esta manera se busca proteger a los rebaños que por la sequía han desfallecido en un gran porcentaje.

Técnica para potabilizar el agua

Los que esperan por el agua son los hombres, como Ilardo González, líder de la comunidad Punta Espada 1, quien señala que el agua los ha beneficiado tanto que ya hay menos enfermedades por infecciones estomacales en los niños y mitiga los problemas de desnutrición.

Aunque el agua que se saca de los pozos no es potable, las entidades crearon un sistema de tratamiento domiciliar de microfiltración a través de arcilla y plata coloidal, que almacena el agua en tanques de 500 litros en cada casa y la purifica, eliminando la turbiedad y controlando el tema de microorganismos patógenos, para que el agua permanezca fresca.

Además de este proyecto, MinVivienda avanza en su cruzada por llevar agua a las poblaciones dispersas de este departamento, por eso ha identificado 222 puntos de intervención para beneficiar a 33.000 personas de la etnia wayú.

Cristian Ávila Jiménez
Enviado especial de EL TIEMPO

Punta Espada (La Guajira)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.