Las disculpas del hombre que atacó a piedra un bus de TransMilenio

Las disculpas del hombre que atacó a piedra un bus de TransMilenio

Tras pedir perdón, dijo que reaccionó así por rabia. Aseguró que es honrado y trabajador.

notitle
16 de febrero 2016 , 08:54 p.m.

Julián Mulato Escobar, identificado como el hombre que aparece en un video lanzando una roca contra un bus de TransMilenio (TM), ofreció excusas públicas al sistema y a sus usuarios. (Lea: Mulato pagaría hasta ocho años de prisión)

Mulato, quien se entregó a las autoridades el viernes pasado tras aparecer en múltiples medios de comunicación, fue presentado al público en inmediaciones de la estación El Tintal, lugar en que ocurrieron disturbios contra TM el miércoles de la semana anterior. En los incidentes resultaron detenidas 70 personas.

Asegurado con esposas y custodiado por agentes de la Sijín, el implicado comentó que daba sus declaraciones por voluntad propia y sin presiones.

Sobre los hechos que hoy lo tienen afrontando un proceso judicial, recordó: “La gente estaba haciendo una protesta pacífica y llegó el Esmad (Escuadrón móvil antidisturbios) a tirar gas lacrimógeno, que también me cayó. Con eso –protesta y enfrentamientos con el Esmad– no podía pasar el transporte urbano, todo estaba parado. Entonces a mí me dio rabia y por eso reaccioné de esa manera”.

Su oficio, hasta el día de los disturbios, era el de calibrador y anotador, es decir, les llevaba el tiempo de recorrido a vehículos de transporte urbano, en una empresa privada.

“Quiero pedirles disculpas a TransMilenio, a todos los que trabajan allá”, indicó el hombre, sin poder secarse las lágrimas que se le escurrían, pues tenía las manos atrás, aseguradas. “Quisiera que no me llevaran para la cárcel porque siempre he sido una persona honrada y trabajadora”, agregó.

De Mulato trascendió que vive en una pensión del barrio Santa Fe, centro de la ciudad, adonde no ha vuelto desde la semana pasada, pues fue aprehendido una vez acudió a la Policía. Un juez de control de garantías le dictó medida de aseguramiento.

A propósito del video, que ha circulado como una de las más contundentes pruebas en su contra, opinó: “Me habían dado mucha televisión y por eso decidí presentarme a la Policía. Pero de todos modos parece como si yo hubiera matado a una persona o le hubiera hecho algo muy malo a alguien”.

El comandante de la Policía Metropolitana, Hoover Penilla, advirtió que el sujeto enfrentará un juicio por perturbación al servicio público, el cual le podría dar una pena de entre cuatro y ocho años de prisión, más el pago de una multa de hasta 75 salarios mínimos mensuales vigentes, casi 52 millones de pesos.

A pesar de que el video servirá de evidencia, Mulato no aceptó los cargos que le imputó el juez, pero fue enviado a la cárcel Modelo de Bogotá.

“A uno, como ser humano, le da rabia, y cuando uno tiene ira cambia su verdadera forma de ser. Por eso, pido perdón”, finalizó el indiciado.

La Policía Metropolitana y la Fiscalía disponen de al menos dos videos más en los que quedaron registradas los rostros de otros agresores que atacaron el sistema de transporte con piedras y palos. Las investigaciones para dar con su captura continúan.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.