¿Cómo se elige al presidente de Estados Unidos?

¿Cómo se elige al presidente de Estados Unidos?

Aquí les presentamos un abecé del largo proceso que irá hasta noviembre de este año.

notitle
16 de febrero 2016 , 07:40 p.m.

Desde febrero hasta noviembre, los estadounidenses estarán comprometidos en una larga carrera en la que se decidirá el reemplazo de Barack Obama en la Casa Blanca. Los que aspiren a sucederlo, tendrán que pasar por un intrincado sistema que comprende combinaciones de sufragios directos e indirectos, convenciones, debates y, por último, las elecciones del 8 de noviembre.

A diferencia de Colombia, país en el que las elecciones presidenciales se hacen de manera directa, los candidatos republicanos y demócratas se someten a los escrutinios en los 50 estados de la Unión para ganar unos delegados del Colegio Electoral que les permitan obtener la nominación de su partido para la elección final.
Los caucus y las primarias son las fórmulas que emplean ambos partidos, según sus cálculos estratégicos, para cada estado.

¿Qué son los caucus?

Los caucus (asambleas partidarias) son reuniones convocadas en todos los distritos de un estado para decidir a quién se le entregarán la mayor cantidad de delegados de cara a la convención. En los caucus, la votación se restringe a los miembros certificados de cada partido y los delegados se le suman al candidato que más votos tenga a su favor, tras horas de debates y discursos. Iowa, Nevada, Idaho, Alaska, Washington, Hawai, Kansas, Luisiana, Kentucky, Maine y Nebraska son los estados en los que se implementará este sistema.

¿Qué son primarias?

Las primarias son votaciones en las que ambos partidos someten a los candidatos al escrutinio popular y el ganador suma a su cuenta la mayor cantidad de delegados, según su reglamentación. Esta clase de elecciones es de carácter abierto, en contraposición a los caucus. Es decir, un republicano puede votar por un demócrata y viceversa. La primera primaria que se llevó a cabo este año fue la de Nuevo Hampshire, en la que ganaron Bernie Sanders, por el lado demócrata, y Donald Trump, en el republicano.

¿Qué son y cómo se calculan los delegados?

En este sistema de elección indirecta, cada partido asigna a cada estado un número de delegados electorales según el censo poblacional y la división de los distritos. En el lado demócrata, se tendrán que obtener 2.383 delegados para competir el 8 de noviembre, mientras que para los republicanos serán necesarios 1.237. En ambos casos se necesita el 50 por ciento más uno de los votos de ambas convenciones.

¿Cómo se obtienen los delegados?

Para los demócratas, el ganador de los caucus o primarias se lleva el 50 por ciento de los delegados en juego en cada estado y el otro porcentaje se reparte entre los restantes. Los candidatos que obtengan menos del quince por ciento de la votación no se verán beneficiados con delegados. Los republicanos emplean una combinación de criterios. En determinados estados emplean el estándar demócrata, con una base del 20 por ciento de los votos, y en otros el ganador se lleva todo el botín.

¿Para qué sirven las convenciones?

En julio, tras terminar todo el proceso de caucus y primarias, ambos partidos realizarán las respectivas convenciones en las que se elegirá a los candidatos finales para las elecciones del 8 de noviembre. En las convenciones existe la figura del superdelegado, que no responde a las votaciones de los caucus o primarias y, generalmente, endosa su voto al candidato que tenga la mayoría de delegados a su favor. Es muy rara la ocasión en que un candidato con amplia votación anterior sea derrotado por los superdelegados.

En los demócratas tienen esta condición los miembros del Congreso, gobernadores y otros funcionarios electos, miembros del Comité Nacional Demócrata, así como todos los expresidentes, los ex vicepresidentes, los exlíderes de la mayoría o minoría del Senado y el Congreso y los expresidentes del Comité Nacional Demócrata.

Para los republicanos sólo tienen esta distinción los miembros del Comité Nacional del partido.

¿Quiénes organizan los debates?

Los debates que se llevarán a cabo después de las convenciones partidarias serán organizados por la Comisión de Debates Presidenciales (CPD, por sus siglas en inglés). Hasta el momento sólo está programado uno, que se llevará a cabo el 26 de septiembre en la Universidad de Wright State, en Dayton, Ohio. Los debates anteriores han corrido por cuenta de canales y plataformas privadas.

¿Cómo funciona el voto en ausencia o por correo?

Desde septiembre, se puede optar por pedir un certificado de voto ausente para enviar el sufragio vía correo físico a las dependencias que cada estado estime. Washington, DC y otros 27 estados (Alaska, Arizona, California, Colorado, Florida, Georgia, Hawai, Idaho, Illinois, Iowa, Kansas, Maine, Maryland, Montana, Nebraska, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Dakota del Sur, Utah, Vermont, Wisconsin y Wyoming) admiten el voto ausente “sin excusas”, mientras que en 21 (Alabama, Arkansas, Connecticut, Delaware, Indiana, Kentucky, Luisiana, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Mississippi, Missouri, Nuevo Hampshire, Nueva York, Pensilvania, Rhode Island, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Virginia y Virginia Occidental) se tiene que presentar una excusa válida para solicitar el voto en ausencia. En Oregon y Washington, todas las elecciones se llevan a cabo por correo.

Generalmente, la excusa más empleada es la del servicio militar en el exterior. Las boletas marcadas con los votos sólo se podrán contar el 8 de noviembre y se considerarán inválidas las que lleguen después de ese día. En las polémicas elecciones del año 2000, los votos en ausencia tuvieron protagonismo, ya que el equipo del candidato demócrata, el vicepresidente Albert Gore, consideró que muchos de ellos, y a favor de George W. Bush, fueron validados tras la fecha de la elección.

¿Se puede votar antes de la fecha de elección?

Sí. De hecho, muchos votantes emplean esta opción para evitar aglomeraciones el 8 de noviembre. Estos son los primeros resultados que se dan a conocer y permiten hacer pronósticos para el resto de la jornada electoral.

¿Se pueden repetir las elecciones presidenciales?

No. La constitución estadounidense establece que, en todo el país y en un solo día, se debe llevar a cabo simultáneamente la elección del presidente y vicepresidente, que se decidirá por el número de votos obtenidos del Colegio Electoral en cada estado. En estas elecciones del 2016, el candidato que llegue a los 270 votos electorales se hará con la presidencia. El Colegio Electoral le asigna a cada estado un número de votos, según su densidad poblacional. California es el estado que más tiene con 55. Texas y Florida, claves para la votación de origen latino, tienen 38 y 29, mismo número este último que el del estado de Nueva York.

¿Sirve de algo la votación popular?

Sí. El voto popular empuja al voto electoral. Por ejemplo, si el candidato X gana el voto popular en California, se llevará para su cuenta los 55 votos electorales y se acercará a los 270. Pero si el candidato Y gana con voto popular más estados y obtiene más votos electorales, probablemente sea el ganador. No obstante, el tener un mayor voto popular no garantiza nada, ya que los 270 votos electorales se pueden obtener ganando estados claves por mínimas diferencias con respecto al rival. En el año 2000, Albert Gore ganó por más de un millón de votos la elección popular, pero perdió con George W. Bush en el Colegio Electoral por los 29 votos del estado de Florida.

LUIS ALEJANDRO AMAYA E.

SUBEDITOR INTERNACIONAL

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.