No desperdicie ni un solo alimento

No desperdicie ni un solo alimento

En Colombia se desechan 1,4 millones de toneladas de comida al año.

16 de febrero 2016 , 04:39 p.m.

Dejar que los alimentos se venzan o se dañen, y arrojar a la basura la comida que sobra, son dos prácticas arraigadas entre los consumidores, que no dimensionan los efectos de este desperdicio.

De acuerdo con Ana Catalina Suárez, directora de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (Abaco), la responsabilidad no es solo de los productores y comercializadores de comida, también de la gente y de sus hogares.
Según un informe de la FAO (2015), cada año la humanidad arroja a la basura 1.300 millones de toneladas de alimentos, pese a que cerca de 800 millones de personas padecen hambre en el planeta. Colombia no se queda atrás: aunque los principales problemas de nutrición están ligados a la baja ingesta de frutas y verduras, se desechan 1,4 millones de toneladas de estos alimentos al año. Suárez dice que la clave para frenar este desperdicio empieza por la adopción de medidas individuales. Empiece ensayando esta semana:

Sea consciente y pruebe: dígase a sí mismo: “A partir de hoy voy a servir en mi plato lo que siento que puedo comer, y voy a comerme todo”. Luego traslade el ejercicio a toda la familia.

Divida las comidas: reemplace las tres grandes del día por cinco más pequeñas; eso impedirá, por ejemplo, que llegue hambriento al almuerzo y sirva montones de comida, que al final no alcanzará a comerse completa.

Con lista y sin hambre: Retome la costumbre de hacer una lista de cuáles y cuántos alimentos necesita; priorice los imprescindibles y deje al final lo menos necesario. Vaya a mercar después de almorzar o comer; cuando la gente tiene hambre, tiende a comprar en exceso.

Aprenda a almacenar: revise siempre su despensa, no solo para evitar comprar productos que ya tiene, sino para organizarlos: ponga al frente aquellos con fecha próxima de vencimiento, y los de mayor duración, atrás.

Fraccione y congele: si compra carnes, divídalas en porciones y guárdelas en bolsas o empaques individuales, y congele. Al preparar solo sacará lo que necesite y preservará el resto.

Frutas y verduras: compre las que sepa que, en efecto, consumirá. Hágalo en el menor tiempo posible.

En restaurantes: ellos también son una gran fuente de desperdicio. Cuando vaya, pregunte por el tamaño de las porciones y pida solo lo que se va a comer.

SALUD

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.