Deportista indignada porque le negaron la comunión en Neiva

Deportista indignada porque le negaron la comunión en Neiva

Sacerdote anunció que pediría perdón a Andrea Olaya, que irá los Juegos Olímpicos de Río

notitle
16 de febrero 2016 , 12:41 a.m.

Andrea Carolina Olaya, luchadora del Huila que representará a Colombia en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (Brasil), denunció que el sacerdote de la iglesia del Espíritu Santo, en el barrio Chicalá, en Neiva, le negó la comunión. El incidente se presentó el domingo anterior en la misa de las 10 de la mañana a la que la deportista asistió en compañía de su esposo, Marlio Guzmán.

“El padre Ángel Alberto Pardo me dijo que mi apariencia era desastrosa y que, por mi presentación personal, no debía tomar la hostia”, afirmó la luchadora de 21 años, y aclaró que su vestimenta era normal pues “llevaba pantalón arriba de la rodilla, no tan alto, y blusa blanca a un hombro”.

Todo inició en la homilía o plática de la celebración religiosa, cuando el sacerdote Ángel Alberto Pardo, hizo evidente ante los feligreses su desacuerdo con los tatuajes en el cuerpo.

“Fue un sermón muy fuerte, pues afirmó que los tatuajes son cosas de Satanás, y quienes los llevan son un mal ejemplo para la sociedad”, señaló la deportista, y dijo que “también se refirió a James Rodríguez por llevar tatuajes”.

En ese momento, ella se sintió molesta toda vez que tiene tatuados los anillos de los Juegos Olímpicos en un hombro, así como un búho en el tobillo y un símbolo indígena en el cuello.

“Fue un sermón ofensivo, me siento dolida, triste, pues como buena católica a menudo asisto a las celebraciones religiosas en mi barrio Chicalá”, señaló, y agregó que “me parece increíble que una homilía, parte tan importante de la eucaristía, sea tomada para atacar a otras personas por el solo hecho de llevar tatuajes”.

Cree que el sacerdote debió buscar otro momento para “hablarme del vestido y la manera como debo ir a la iglesia”.

Cuando Andrea Carolina hizo fila para tomar la comunión, el sacerdote se la negó. “Me dijo que mi apariencia era desastrosa y que, por mi presentación personal, no debía recibir la hostia”, aseguró la joven, quien al instante le respondió “que él como sacerdote no estaba autorizado para juzgarme”.

“Debe cambiar su manera de predicar la palabra de Dios”, dijo la deportista.

Ángel Alberto Pardo, oriundo de Sesquilé (Cundinamarca) ordenado sacerdote hace 33 años, aclaró que a diario alude a las maneras de vestir en una eucaristía. “Recuerdo que a la niña le hablé al oído y le dije: haga un sacrificio, no tome hoy a Jesús de manera sacramental, puede recibirlo espiritualmente”, afirmó, y aclaró que lo hizo con “caridad y respeto”.

“No le negué la santa comunión, pero si hubo una falta de respeto, tengo que pedirle perdón, y lo haré de manera pública, delante de la comunidad”, aseguró el sacerdote Ángel Alberto Pardo.

 NEIVA

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.