Bloqueo a Cuba haría que aviones cubanos no puedan llegar a EE. UU.

Bloqueo a Cuba haría que aviones cubanos no puedan llegar a EE. UU.

Tras cinco décadas, La Habana y Washington acordaron restablecer los vuelos comerciales regulares.

notitle
16 de febrero 2016 , 11:31 a.m.

Tras cinco décadas de conexiones aéreas limitadas a vuelos chárter, los gobiernos de Cuba y Estados Unidos firmaron el martes el restablecimiento de vuelos comerciales regulares entre ambos países que comenzarían a operar después del verano (entre mayo y junio), una vez completado el proceso de licitaciones y adjudicaciones de rutas.

Para rubricarlo se desplazaron hasta La Habana el secretario de Transporte de EE. UU., Anthony Foxx, y el vicesecretario del Departamento de Estado para Economía y Comercio, Charles Rivkin, y una amplia delegación de la cancillería estadounidense.

Por la parte cubana firmaron el ministro del Transporte, Adel Yzquierdo Rodríguez, y el presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, coronel Alfredo Cordero Puig.

En sus intervenciones, ambas partes coincidieron en destacar que se trataba de “un día histórico” en sus relaciones bilaterales así como los “beneficios” de los vuelos regulares para los usuarios.

Las aerolíneas interesadas, entre ellas American Airlines, United, Jet­Blue, Southwest y Delta, tienen quince días para enviar sus propuestas sobre trayectos y frecuencias al Departamento de Transporte estadounidense, que en nota de prensa afirmó que “la respuesta se conocerá el próximo 21 de marzo”.

Las bases del acuerdo fueron delineadas el 16 de diciembre pasado tras varios meses de negociaciones. El memorándum estipula que las compañías aéreas podrán operar diariamente hasta 110 vuelos de ida y vuelta: 20 hacia y desde La Habana y diez a otras nueve ciudades cubanas.

Sin duda, la competencia será dura para quedarse con los mejores trayectos de un destino vedado durante 50 años aunque, como señaló el secretario Foxx, ha experimentado “un aumento del 54 por ciento” desde que el presidente Barack Obama suavizó las regulaciones y permitió que doce categorías de estadounidenses puedan viajar a Cuba directamente.

“Estamos seguros de que con este acuerdo van a llegar muchos más viajeros”, indicó Foxx.

El ministro Izquierdo destacó “el compromiso de ambos países en proteger a la aviación civil contra actos de interferencia ilícita” y la voluntad de actuar conforme a los convenios internacionales.

El memorándum permitirá concertar acuerdos de cooperación comercial, tales como códigos compartidos y contratos de arrendamiento de aeronaves o con empresas de terceros países.

Además, se espera que se abaraten los costos de los pasajes y se alejen de los más de 500 dólares que cómo mínimo pagaban los pasajeros por cubrir los 180 kilómetros de distancia entre Miami y La Habana.

Las más perjudicadas podrían ser las empresas que fletan los vuelos chárter que, sin embargo, podrán seguir volando como hasta ahora.

El acuerdo beneficiará a las empresas que presten servicios de viajes, o de transporte y servicios de remesas, entre otras.

Sobre el papel, y pensando a largo plazo, permitiría también que los aviones de Cubana de Aviación vuelen a Estados Unidos. Sin embargo, esta posibilidad no parece muy probable todavía.

Por una parte, la línea de bandera cubana, fundada en 1929, no tiene una flota tan grande. Por otra, al estar totalmente vigente el bloqueo o embargo aplicado unilateralmente desde hace 54 años, los aviones podrían llegar a ser confiscados, lo que crearía nuevos problemas.

Justamente este y otros aspectos comerciales son los que esta semana revisa en Washington el ministro cubano de Comercio y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

El alto funcionario, acompañado de una amplia delegación de dirigentes y empresarios, es el segundo en viajar oficialmente hasta la nación que desde los años 60 fue oficialmente enemiga. El primero fue el canciller Bruno Rodríguez para inaugurar la embajada el 20 de junio del año pasado.

La misión de Malmierca es conseguir de los estadounidenses que entiendan que el gobierno de Raúl Castro, además de exigir la eliminación del bloqueo para normalizar las relaciones, espera que el intercambio, también comercial, sea de doble vía y Cuba pueda negociar, comprar, pero también vender en EE. UU., pagando con créditos internacionales y utilizando el dólar como moneda sin tener que recurrir a terceras divisas.

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO
Corresponsal de EL TIEMPO

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.