Robo de empleados, entre los factores de quiebra de nuevos negocios

Robo de empleados, entre los factores de quiebra de nuevos negocios

Falta de recursos, mala administración y conflictos entre los socios, otras causantes del fracaso.

notitle
16 de febrero 2016 , 11:16 a.m.

Las cifras muestran que en el país existe un alto número de emprendimientos y desarrollo de negocios desde la idea inicial hasta convertirla en una empresa rentable.

El año anterior se crearon 63.029 empresas, una cifra aunque inferior al 12,5 por ciento a la del 2014 cuando se gestaron 72.069 –según el gremio Confecámaras–, fue la tercera más alta en los últimos siete años.

Y a pesar de que el número de las compañías que mueren cada año es significativo, las grandes duran 18 años y las pymes 12, dichos niveles son similares a los de un buen número de países.

Sin embargo, analistas, centros de estudios y cámaras de comercio consideran que es necesario trabajar más para aumentar la perdurabilidad de los emprendedores y sus ideas.

Un estudio realizado por la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), en el 2013, encontró que, pasado el primer año después de la creación, solo sobrevivió el 55 por ciento de las firmas constituidas; para el segundo, el 41 por ciento; al tercer año, el 31 por ciento, y llegado el cuarto año quedó en el 23 por ciento.

“Esto evidencia que en las últimas décadas el comportamiento de la generación y el fracaso empresarial se han mantenido”, agrega el informe.

Los resultados de las estadísticas son similares a los que presenta un estudio realizado por la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos, que concluyó que alrededor del 66 por ciento de estos sobrevive dos años o más, el 50 por ciento al menos cuatro y 40 por ciento seis o más.

Entre tanto, un estudio reciente de la Fundación Bavaria, Failure Institute, el Grupo Sura y Universidad del Rosario concluye que el fomento al emprendimiento es fundamental para promover la creación de nuevos negocios, pues genera empleo, desarrollo, crecimiento económico y ventajas competitivas, especialmente en las economías emergentes.

Por lo tanto, según sus analistas, el gran reto está en acompañar la creación, de tal forma que superen el temor al riesgo y mejoren las condiciones básicas que permitan disminuir las altas tasas de noveles negocios que terminan bajo el signo del fracaso.

Ello, según el estudio, debido a que factores como la inversión en innovación, las alternativas de negocios flexibles y las formas de organización que disminuyen incertidumbres posibilitan su éxito y ayudan a sortear muchos factores internos y externos del mercado.

La encuesta se realizó entre 324 emprendedores y entre las causas para entrar al llamado 'valle de la muerte', cuando se quedan sin recursos de financiación para continuar con el negocio, se cuentan la falta de generación de ingresos, recursos de capital, problemas en la ejecución y control e inestabilidad económica y jurídica.

Sin embargo, los creadores de firmas en Colombia tienen como ventaja la disponibilidad al cambio, la apertura a nuevos tipos de operaciones, la orientación de servicio al cliente, el trato amable y cortés, el autocontrol y la planeación.

Aunque según el Banco Mundial, en facilidad para realizar negocios el país ocupa el puesto 34 entre 189, y en el lapso 2014-2015 mejoró 19 lugares, se piden más avances.

Con respecto a los indicadores específicos para medir aspectos en el proceso de comenzar un negocio, el trámite para iniciarlo dura en promedio 11 días, pero como en otros es más rápido, la Nación solo ocupa el puesto 84 a nivel mundial.

Y para los procesos de cierre se sitúa en el puesto 30, y sus firmas se tardan en el trámite aproximadamente 1,7 años (19 meses).

Sin embargo, en cuanto a impuestos, el país ocupa el puesto 146 y se requieren alrededor de 11 pagos por año, es decir, 239 horas de procesamiento.

Grandes causas

En el estudio de la Fundación Bavaria y otros se evidencia que el fracaso de un emprendimiento tiene múltiples causas y pueden ser externas, que son las relacionadas con el entorno y que frecuentemente son impredecibles, o internas, y se originan en características propias del mismo y que en muchos casos pueden ser previstas con antelación.

Por tanto, el fracaso depende de una mezcla de causas y es raro encontrar una sola. No obstante, el primer factor de fracaso tiene que ver con el tema financiero y los encuestados consideran que el país no cuenta con estrategias por parte del Gobierno y las entidades financieras para acceder a créditos semilla. Es así como el 67 por ciento surge con recursos propios.

El segundo motivo de muerte está relacionado con la forma como los emprendedores asumen la organización y administración del emprendimiento, y en un 31,8 por ciento sus proyectos mueren por ejecución y planeación deficiente.

Aunque no falta la ausencia de indicadores de gestión, con 14,5, y los conflictos entre socios, con 12,6 por ciento.

El mercadeo es fundamental en cualquier tipo de emprendimiento porque da a conocer el producto, consolida las transacciones del mismo o el servicio y genera los recursos que garantizan la subsistencia del negocio.

Empero, la mitad de los sondeados fracasaron porque la promoción, el punto de venta o el estudio de mercado eran muy débiles. También se equivocaron, en un 13 por ciento, en escoger el público meta (objetivo).

La cuarta causa del deceso fue el recurso humano, que es fundamental porque deber estar comprometido y motivado con el negocio.

Por ello, en un 26,2 por ciento los emprendedores adujeron problemas para desarrollar adecuadamente las capacidades del personal y líos con las compensaciones. También fallaron, con 18,5 por ciento, en la selección del personal, y el 18 por ciento adujo su mal en ese frente a los robos de los colaboradores.

En la quinta gran causa, los emprendedores criollos seleccionaron como principales motivos de deceso de sus emprendimientos a crisis económicas o políticas, con 21,1 por ciento; los problemas con proveedores y contratistas, con 16 por ciento, y la entrada de un competidor, en un 12,6 por ciento.

Los procesos y las materias primas igualmente fueron importantes para sellar la suerte de los emprendimientos y en esta causa se destacaron los problemas por tamaño, capacidad instalada, requerimientos técnicos y materias primas.

Los comentarios de los que se inician en la vida empresarial al respecto dicen que en un 47 por ciento sus problemas se originaron en el tamaño o capacidad instalada y los requerimientos técnicos con el fin de responder al mercado, y en un 33 por ciento al inadecuado suministro de materias primas.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.