Consejero de cultura del Meta pide apoyo para artistas de la calle

Consejero de cultura del Meta pide apoyo para artistas de la calle

Eduardo Alzate, consejero de música, dice que caldo parado debe ser un lugar digno para el artista.

notitle
15 de febrero 2016 , 09:02 a.m.

Eduardo Antonio Alzate Herrera, presidente de la Corporación Cantellano, una asociación que reúne a cerca de 70 folcloristas, la mayoría de calle y de estaderos, es el nuevo representante del área de música ante el Consejo Departamental de Cultura del Meta.

Por eso, defiende el sector conocido como caldo parado, lugar de rebusque para los artistas en Villavicencio y que, paradójicamente, está ubicado a unos metros del Instituto de Cultura del Meta. “Ni siquiera es un sitio digno para trabajar, no hay un baño, es dignificar un poco la profesión del artista. La solución no es acabarlo sino ponerlo bonito, porque es casi un patrimonio de Villavicencio”.

Explica, además, que debe existir una política público-privada para que a los artistas de los asaderos no les paguen con un almuerzo y que no solo vivan de lo que el cliente les quiera dar, sino que, entre el gobierno y el negocio, les den la oportunidad de vivir de su arte.

Entre sus propuestas también está la de gestionar un subsidio para los artistas de la tercera edad. “Si Corcumvi, con menos dinero, le entrega medio salario mínimo a 22 adultos mayores, por qué el Instituto no hace lo mismo”, cuestiona. Reconoce también la importancia de entregarles a los artistas un seguro funerario: “Siempre nos toca a nosotros, a los mismos artistas, enterrarlos. Hay muchos grandes, pero que les importa cinco lo que le pase a los demás”, agrega.

El consejero pide también espacios para músicos de otros géneros y asegura que están armando una base de datos con las nuevas propuestas urbanas para conocer quiénes son, cuántos son, dónde hacen música y qué puede hacer el gobierno por ellos. “A veces decimos que solo llanero, pero eso es discriminatorio”.

Uno de los ‘vicios’ que no debe repetir el nuevo gobierno, según Alzate, es el de tener en cuenta siempre a los mismos y que los presupuestos para la cultura no sean irrisorios.

Otro de los errores, agrega, es que “en el primer periodo del gobierno pasado nos dimos cuenta de que contrataron por cantantes hasta emboladores, panaderos, modistas, que por cumplirles un sueño, esos sueños no se pueden cumplir con la plata pública, cuántos viven en realidad de la música, no cuántos se saben tres o cuatro canciones”.

Por eso, pide que haya un censo y que no pase como con literatura. “Se hizo algo que se llamaba promoción de lectura, que nos parece genial, pero que yo en lo personal no vi resultados, promoción de lectura que se entregó a periodistas y yo no vi en qué barrios estaban haciendo lectura (...) Si hay talleres que se hagan con personas idóneas”.

Cree que en el Instituto ha existido mucha burocracia, que incluso hubo demoras en entregas de pagos y algunas veces poca cordialidad para con los artistas.

Aunque Eduardo Alzate es el representante de música ante el Consejo Departamental de Cultura, también fueron elegidos representantes por cada práctica musical: Músicas tradicionales (Eduardo Alzate Herrera), bandas (Grettel Stoehr), orquestas sinfónicas (Óscar Eduardo Suárez), coros (Fabiana Bravo) y urbana (Javier Alonso Ballesteros).

ANDRÉS MOLANO TÉLLEZ
@AMpuntonet
LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.