Prohibición del porte de armas ha reducido las muertes violentas

Prohibición del porte de armas ha reducido las muertes violentas

En mes y medio, los asesinatos bajaron en un 9,9 por ciento. La medida va hasta el 31 de diciembre.

notitle
14 de febrero 2016 , 10:23 p.m.

Un mes después de que el presidente Juan Manuel Santos anunció la extensión de la prohibición del porte de armas durante todo el 2016 y en todo el territorio nacional, los resultados, según la Policía, evidencian una disminución de las muertes violentas, objetivo fundamental de la medida.

Entre el 23 de diciembre del 2015 y el 7 de febrero del 2016 se registraron 1.679 homicidios en el país. Un año antes, en ese mismo periodo de tiempo, y cuando solo algunas ciudades tenían vigente por decisión del gobernante local la restricción del porte de armas, hubo 1.798 muertes violentas. Lo que significa una disminución del 9,9 por ciento, 170 casos en total.

El primero de febrero, el decreto firmado por el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, ratificó lo dicho por el Presidente, y con “el propósito de mantener y preservar la seguridad y la tranquilidad” se suspendieron hasta el 31 de diciembre del 2016 los permisos de porte de armas de defensa personal establecidos por la ley. Esta decisión estuvo amparada en que, según la Policía, el 40 por ciento de las muertes violentas en Colombia se producen por intolerancia.

Las autoridades reconocen que una restricción de las armas legales no tiene un impacto significativo sobre delincuentes y en delitos como hurtos; sin embargo, sí resta números a los registros de homicidios que suceden frecuentemente como resultado de riñas.

Jeremy McDermott, director de Insight Crime, un centro de investigaciones sobre crimen organizado en América Latina con sede en Medellín, explica que, frente al tema, tiene dos posiciones, una como director de esa organización y otra como europeo.

“En Europa, el número de homicidios por armas de fuego es de 1 por cada 100.000 habitantes; no sé muy bien cómo van los datos recientes de Colombia. Pero si uno compara los de Europa con los de Estados Unidos, es evidente que hay un vínculo entre las armas legales y los homicidios”, dice McDermott.

Su posición como director de Insight Crime es que los índices de violencia de América Latina tienen una respuesta en el manejo que se les ha dado a las armas. “No es casualidad que América Latina sea la región más violenta del mundo y que en las ciudades que lideran esa lista: San Pedro Sula, en Honduras; Caracas, en Venezuela, y San Salvador, en el Salvador, el Estado no tiene el monopolio sobre el manejo de armas. En Caracas, durante el gobierno de Hugo Chávez se les entregaron armas a personas no vinculadas al Ministerio de Defensa, y ahora se están viendo los resultados”.

Esta medida tiene algunas excepciones, entre las que se sitúan las armas en manos de empresas de seguridad, las de funcionarios públicos, como congresistas, ministros, magistrados, entre otros, y las que se usan para prácticas deportivas.

Armas incautadas

Desde el 23 de diciembre pasado hasta el 7 de febrero del 2016 se incautaron 1.073 armas, 33 por ciento más que en el mismo periodo comprendido entre el 2014 y el 2015, cuando solo algunas ciudades como Bogotá, Medellín y Cali tenían vigente la restricción. Con respecto a las armas ilegales, el número de incautaciones en lo corrido del 2016 va en 2.226.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.