Meluk le cuenta... (Los genios están sobrados)

Meluk le cuenta... (Los genios están sobrados)

El fútbol es sorpresa hecha talento. Estrategia y maravilla. El Barça hace lo que se le da la gana.

notitle
14 de febrero 2016 , 10:08 p.m.

Lo primero que pensé fue que Messi y Suárez, y el Barcelona en general, le faltaron el respeto al pobre Celta. Un acto de sobradez (que significa petulancia) de los hoy considerados los mejores futbolistas del mundo, del mejor equipo del mundo y en la mejor liga del mundo. Messi, Suárez, Neymar y Barcelona pusieron a rebotar el corazón del fútbol a mil pulsaciones. Hacen lo que se les da la gana. ¡Pa’ qué!

Esta vez reinventaron un penalti con sorpresa. Messi, en lugar de rematar directo al arco para convertir su gol 300, movió el balón suavecito adelante y a la derecha: un pase a Suárez, que corrió desde atrás y convirtió su gol 23 en la Liga.

“¡Eso es compañerismo!”, gritó alguien de la redacción. Pero no. Compañerismo no fue. Si querían que Suárez aumentara su cuenta como líder de goleadores, patea el penalti y ya.

Luego se creyó que la jugada y su gol eran un homenaje a Johan Cruyff, legendario supercrack, gran DT holandés y del Barcelona, y quien a sus ya casi 69 años lucha contra un cáncer de pulmón. Los encabezados en las páginas web de los diarios Sport y as inmediatos al gol así lo afirmaron. Cruyff hizo una jugada parecida hace ya 33 años, cuando era el amo y señor del Ajax: como Messi, en lugar de rematar el penalti directo al arco, hizo un pase, pero le devolvieron la bola y ahí sí anotó. Un gol que aparece en todas las antologías del balompié.

Esa interpretación del ‘homenaje’ me hizo feliz. Era poética. Era romántica. Engrandecía a los héroes y a este descomunal super-Barcelona. Pero no. Tampoco fue así.

Luis Enrique, el entrenador, y Neymar, uno de los genios, desvirtuaron con sus declaraciones. Incluso, Neymar dijo que la jugada la practicaron para que él anotara y no Suárez. Y repitiendo el video sí se ve que Neymar iba por la bola, pero llegó primero el otro.

En las redes sociales explotó el debate: que fue humillante o espectacular, ruin o genial, desleal o brillante. Pero, ¿cómo puede ser ruin, sucio o desleal un cobro que se ajusta al reglamento? Es válido, aunque inusual, que es muy distinto. ‘Coquito juega fútbol’.

Si tanto se pide espectáculo, jugadas lindas y picardía hecha gambetas, ‘estrategias laboratorios’, fantasía y goles, pues no hay nada más que aplaudir y ver y volver a ver y gozar y volver a gozar el penalti en dos tiempos de Messi y Suárez.

El fútbol es sorpresa hecha talento. Es estrategia, inventiva y maravilla. El fútbol tiene tanto de inexplicable como de impredecible, mágico y misterioso. Messi, Suárez y el Barcelona entero hacen lo que se les da la gana. Golean cuando quieren, como quieren y a quien quieren.

Sí, no hay duda: los genios están sobrados.

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.