Editorial: Una actitud plausible

Editorial: Una actitud plausible

Germán Vargas Lleras le ha dado un manejo ejemplar a su enfermedad ante el país.

14 de febrero 2016 , 09:47 p.m.

Una mezcla de admiración y solidaridad es lo que la inmensa mayoría de los colombianos experimentan ante la situación actual de salud del vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras. Admiración por la manera digna y valiente con la que ha afrontado su enfermedad. Y solidaridad no solo porque se trata de un ser humano, sino por ser quien es. En justicia, la ciudadanía, más allá de simpatías políticas, reconoce en el alto funcionario a uno de los hombres fundamentales de este gobierno.

Nadie puede desconocer –así su estilo ‘frentero’, a veces con voz de mando en tono de milicia, no le granjee todas las simpatías– que es un funcionario dedicado a trabajar arduamente, a cumplir su responsabilidad durante extenuantes jornadas, en esta ocasión al frente de uno de los compromisos pilares del Gobierno, como es la infraestructura.

Pero no pretendemos hacer un balance de gestión, sino hablar de la salud de un hombre público, nada menos que el segundo a bordo en la Jefatura del Estado, que, coincidencialmente, como su antecesor, Angelino Garzón, acaba de enfrentar una operación en la cabeza.

Como se sabe, el pasado 20 de enero, en la Clínica Santa Fe, le fue practicada la resección de un meningioma; y aunque los resultados de la patología muestran, afortunadamente, que el tumor no era maligno, él y sus médicos han decidido que se deben aplicar algunas radioterapias para prevenir el riesgo de reaparición del tumor. Además, se ha sometido a rehabilitación de la pierna derecha para recuperar su completa movilidad.

Si estamos escribiendo como si fuéramos médicos, es porque el Vicepresidente le ha dado un manejo ejemplar a su enfermedad, casi que con la historia clínica expuesta ante el país. Y esto es plausible, pues los hombres de Estado, de algún modo, hacen parte de la vida nacional y los ciudadanos deben estar enterados de su estado de salud. Esa debe ser la norma, en cualquier nivel de gobierno.

De esta manera los gobernados no solo están al tanto de sus gobernantes, sino que pueden hacer votos por su plena mejoría, como los hacemos en este espacio por la de Germán Vargas Lleras.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.