La universidad digital que alista Antioquia

La universidad digital que alista Antioquia

Si bien aún es propuesta, el Banco Mundial, Harvard y el MIT la asesoran.

notitle
14 de febrero 2016 , 11:43 a.m.

La propuesta de una universidad digital de alta tecnología para 100.000 o 200.000 jóvenes, que llegue a los rincones más apartados de Antioquia, e incluso a las cárceles y juntas de acción comunal, dejó de ser una idea de Antioquia y llamó la atención de entes nacionales e internacionales.

La ministra de Educación, Gina Parody, anunció el viernes que mediante un convenio firmado, el proyecto del gobernador, Luis Pérez Gutiérrez, quedó institucionalizado desde el Ministerio, y ya hay “voluntad política, recursos y apoyo del Banco Mundial”.

Según Parody, a mediados de marzo, cuando se cumplan los 100 días de posesión de Pérez, el proyecto estará más estructurado. Por ahora, continuó “es una propuesta que queremos desarrollar con la Gobernación, con los recursos que tienen ustedes por ciencia y tecnología, y que nos pone un reto gigantesco como país”.

La universidad digital ya fue presentada a Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, durante su visita a Colombia en enero. Sus detalles, hasta la fecha anunciada por la Ministra, están todavía en desarrollo. No obstante, ya hay claridad en el modelo.

De acuerdo con Juan Pablo Durán, gerente de Proyectos Especiales de la Gobernación, y delegado para ejecutar la idea, la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), con los que ya hay diálogos formales, son los aliados estratégicos.

El Media Lab, un laboratorio del MIT dedicado a proyectos de investigación en la convergencia del diseño, la multimedia y la tecnología, asesorará para el tema de conectividad. “Partimos de que esas tecnologías deben ser masivas, de bajo costo y de alta calidad”, anotó Durán.

Sobre el montaje del proyecto, el gerente reveló que hay contactos con una plataforma de código abierto, experta en cursos en línea masivos y abiertos, llamada Edx, y en la que participan prestigiosas universidades, como Harvard y Georgetown. “Ellos han gastado millones de dólares estudiando cómo la gente aprende mejor y a través de qué herramientas. Por eso los buscamos y ya hay acercamientos e interés”, detalló el gerente.

Entretanto, los dispositivos para llegar a las zonas apartadas, según Durán, necesitarán características que los hagan más incluyentes para las condiciones geográficas y la diversidad poblacional de Antioquia. “Existen proyectos impulsados por el Media Lab en los que hay dispositivos que no necesitan energía eléctrica, se pueden cargar con energía solar y permiten aprender jugando, por ejemplo”, expresó el gerente, y agregó que todo esto apunta al público objetivo del proyecto: los campesinos.

La propuesta de una universidad digital ya despertó posiciones entre los expertos. Oscar Aguer, vicepresidente senior de Asuntos Académicos de Ilumno (Red de Instituciones Educativas de América Latina) estuvo en Medellín para el Primer Encuentro Nacional de Educación Superior Virtual, modalidad que ya han cursado 60.000 colombianos.

Para Aguer, si bien Antioquia tiene claridad y sensibilidad por este tipo de educación, crear una universidad virtual requiere mucho más que tener un edificio, aulas, sillas, profesores, y estudiantes, como es tradicional: “La virtualidad es muy compleja. Primero, se requieren unas inversiones muy grandes para una tecnología fuerte que lo soporte y para garantizar su sostenibilidad. Luego, un modelo educativo y procesos sólidos de innovación, tecnología y academia”, afirmó el experto.

Además, apuntó, se requiere un personal especializado, docentes que tengan una formación distinta a la presencial y con competencias en usos de la tecnología.

Lo otro, continuó, son los contenidos. “No se trata de hacer un libro y colgarlo en la web, sino de pensar cómo diseñarlo para que gradualmente pueda aportar desde la interacción, el conocimiento y la práctica”, dijo, y rescató que los egresados de esta modalidad son particularmente apetecidos por las empresas, ya que tienen un conocimiento mucho más profundo en usos de la tecnología.

Para Gina Montes, líder en Antioquia de la alianza Todos por la Educación, es plausible la voluntad del Estado de querer tener una herramienta que dé mayor acceso a zonas rurales, pero inquieta que haya más preocupación por este tema que por la calidad, razón por la que recomienda revisar muy bien otras experiencias, como Sena Virtual o la educación a distancia de la Universidad Nacional o de la de Antioquia, de las que queda por validar y analizar su impacto en términos de calidad.

Montes aclaró que, a la final, la educación, presencial o virtual, ayuda al cierre de brechas y contribuye a un país más equitativo. Ahí, dijo, está la clave de ese proyecto, sin descuidar que recursos para innovar no son siempre garantía de igualdad.

Aunque en 2014 Medellín tuvo un récord en recursos para inversión en educación (1,2 billones de pesos), lo que ubicó a la ciudad como la de mayor inversión per cápita en educación de su población, eso no se reflejó en el cierre de brechas. Medellín y el área metropolitana tienen la distribución del ingreso menos equitativa del país.

Sobre esto, Juan Pablo Durán es claro en que “la inversión en tecnología educativa es ventana y puente para la democracia, no solo política, sino económica”.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.