Las historias de las víctimas del asesino de los cerros de Bogotá

Las historias de las víctimas del asesino de los cerros de Bogotá

Ya están identificadas seis de las once mujeres asesinadas por Freddy Armando Valencia.

notitle
13 de febrero 2016 , 06:46 p.m.

Sandra Lucía Acosta Ramírez salió por última vez de su casa el 14 de septiembre del 2012. Ese día dijo que iba a verse con un amigo. Sin embargo, su familia no volvió a saber de ella.

En su hogar, en el barrio La Victoria, suroriente de Bogotá, dejó a su hijo de 3 años, que sigue esperándola. Sus familiares la buscaron en hospitales, comandos de Policía y hasta en la morgue, pero nadie daba razón de su suerte.

Cuatro años después, por una prueba de ADN que en Medicina Legal le tomaron a su madre, recibieron la noticia de que Sandra Lucía había sido una de las víctimas de Freddy Armando Valencia, el asesino en serie de los cerros del oriente de Bogotá.

La muerte ocurrió el año pasado, según las pruebas científicas. Ella, al igual que otras diez mujeres más, cayó en la trampa de Valencia. Lo conoció en la zona del ‘Bronx’, también conocida como la ‘L’. Accedió a ir, supuestamente a cambio de comida y droga, hasta el cambuche que tenía Valencia en zona boscosa al pie del cerro de Monserrate, y terminó asesinada.

Valencia la asfixió y después la enterró muy cerca de donde había sepultado a otras de sus víctimas. Las fosas estaban en un área de 20 metros cuadrados que, desde el 28 de noviembre pasado, cuando se descubrió al asesino en serie gracias a las denuncias de algunos que, como él, vivían en la indigencia en esa zona, han sido barridos por la Fiscalía y la Policía.

María del Pilar Rincón Muñoz, otra de las víctimas, se fue de su casa hace más de una década, cuando tenía apenas 13 años. Una posible historia de maltrato y abuso, según la Policía, habría forzado su decisión.

Tiempo después apareció con un hijo, que hoy tiene 10 años. María del Pilar le dejó el niño a su abuela y volvió a marcharse. Murió el año pasado, a manos de Valencia.

Adriana Patricia Porras Saavedra fue reportada como desaparecida el 11 de mayo del 2011. Fue asesinada a los 28 años, en el 2013, y, según la investigación, fue una de las primeras víctimas de este hombre. Cuando conocieron la tenebrosa historia, sus familiares acudieron a Medicina Legal para que les hicieran pruebas genéticas. La mala noticia de su asesinato terminó con casi cinco años de incertidumbre.

A Sonia Jineth Martínez Uribe su madre la buscó sin descanso hasta el día en que se la entregaron muerta. Incluso se ingenió una manera de acercarse al ‘Bronx’ para averiguar por su hija. Doña Nubia Uribe preparaba alimentos para los habitantes de la zona. Entre plato y plato, preguntaba por Sonia Jineth, pero nadie le daba razón.

Otra de las estaciones obligadas de la señora era el Instituto de Medicina Legal. A ella la llamaron esta semana para informarle que una de las pruebas de ADN realizadas a los cuerpos recuperados en los cerros correspondía al de su hija.

Ludy Johana Lara Muñoz, de 32 años, fue reportada como desaparecida desde el 18 de julio del 2011. Su búsqueda estuvo a cargo de la Sijín. Esa investigación determinó que la mujer había sido vista en la temida calle del ‘Bronx’. El Banco de Datos de ADN de familiares de personas reportadas como desaparecidas dio la clave de su suerte.

El mismo día fue identificada Jesica Lorena Urrego. Según sus familiares, tenía 32 años. Hace seis no tenían contacto con ella, pero nunca perdieron la esperanza de hallarla con vida.

En los depósitos de Medicina Legal en Bogotá permanecen otros cinco cuerpos de mujeres, a la espera de recuperar su identidad. Mientras tanto, a Valencia le espera un juicio que podría terminar en una condena superior a los 40 años de prisión.

Faltan cinco por identificar

En la primera semana del primer hallazgo se identificaron tres cuerpos, según Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal, quien explicó que para ello se empleó una técnica de recuperación de pulpejos de los dedos, que fueron reconstruidos por el estado en que estaban los cadáveres. Las otras tres mujeres fueron identificadas por estudio del ADN.

JUSTICIA

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.