Secciones
Síguenos en:
Localismo y globalización

Localismo y globalización

Migración y ausencia de lugar. Obras de la Colección Thyssen-Bornemisza Art Contemporary en Bogotá.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de febrero 2016 , 04:59 p. m.

 El arte contemporáneo es, literalmente, todo el arte que corresponde a su tiempo. En este sentido, toda la producción que se da hoy, desde el arte ‘country’ hasta los ‘performances’ efímeros, son contemporáneos. Esa es la definición corta, porque el arte contemporáneo también es aquel que tiene la capacidad de perdurar en el tiempo, de hacer que el público se cuestione, el arte que dialoga con sus espectadores sin importar el año en que se produjo.

Si bien en Colombia tenemos grandes artistas contemporáneos, el enfoque de las galerías e instituciones está volcado hacia una producción muy local. El problema con esto es que niega la posibilidad de interactuar con obras que son referentes internacionales obligatorios para entender una época.

El Museo de Arte Moderno de Bogotá MAMBO inicia el 2016 con una exhibición sin precedentes en Colombia: Atopia: migración, legado y ausencia de lugar. Obras de la Colección Thyssen-Bornemisza Art Contemporary, una selección de obras de arte contemporáneo de primer nivel. La exposición, curada por la austriaca Daniela Zyman y adaptada a Colombia por Valentina Gutiérrez, ofrece obras de artistas de todo el mundo que exploran los conceptos de lugar de origen, pasado, legado y ambigüedad cultural, llegando a una conclusión común: el origen y lo local no son un punto de referencia neutral.
Atopía es la ausencia de lugar, inclasificable y original. Es también una categoría de otredad, expulsión y exclusión, y una referencia a lo inefable, prístino y absoluto. La definición de esta palabra conduce a una exploración de los lugares, la geografía, la migración y el cruce de fronteras nacionales, sociales y culturales. Lo atópico no tiene una localización precisa, es una actitud que se relaciona a una cultura pero que al mismo tiempo se difumina y toma distancia.

Las obras presentadas están sumergidas en lugares específicos pero, a la vez, se acomodan en la cultura global. La geografía pasa entonces a ser fluida y a contemplar múltiples capas, a incluir lo personal y lo íntimo dentro de su configuración. La exposición mira ambos lados de los procesos de agregación y homogeneización de distintos contextos, en donde individuos y colectivos participan de distintos procesos culturales y realidades.

Obras como ‘Yo deseo tu deseo’ de Rivane Neuenschwaner, en la que la artista utiliza las manillas de deseos de la iglesia de San Salvador Nosso Senhor do Bonfim en Bahia, para que espectadores intercambien deseos y manillas, o ‘Escalera V’ de Do Ho Suh, una réplica en poliester de la escalera que había en el primer apartamento del artista en Nueva York, son solo dos ejemplos que revelan la potencia de los localismos y cómo permiten diálogos con otros contextos.

El único artista colombiano incluido en la exposición es el vallecaucano Alex Rodríguez, quien en su proyecto ‘Las Américas’ presenta dibujos, una instalación y animación sobre un colegio en Cali, homónimo a su obra, fundado a mediados de 1980. A mediados de los 90, la institución se quedó sin recursos por la falta de apoyo del gobierno y tuvo que cerrar sus puertas. Rodríguez toma esta situación para hablar sobre el desarraigo, la pérdida, la calidad de la vida desestructurada y rota, pues actualmente el edificio está siendo subastado.

Otros artistas incluidos en esta muestra son el colectivo que trabaja en San Juan Allora & Calzadilla, los brasileros Jonathas de Andrade y Paulo Nazareth, el palestino Taysir Batniji, el alemán John Bock, la italiana Monica Bonvicini, los mexicanos Abraham Cruzvillegas –que en este momento está mostrando en el Hall de turbinas de la Tate en Londres- y Mario García Torres, los suecos Carl Michael von Hausswolff y Thomas Nordanstad, la holandesa Mathilde ter Heijne, la croata Sanja Ikevović, los norteamericanos Brad Kahlhamer y Allan Sekula, el colectivo cubano Los Carpinteros, y el libanés Walid Raad / The Atlas Group, que en este momento tiene una retrospectiva en el MOMA.

Valentina Gutiérrez Turbay

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.