El primer encuentro de la historia entre un papa y un patriarca ruso

El primer encuentro de la historia entre un papa y un patriarca ruso

Cuba será el escenario donde se produzca la histórica reunión para superar diferencias de mil años.

notitle
11 de febrero 2016 , 07:56 p.m.

El líder de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kiril, inició el jueves una visita a Cuba, un día antes de la reunión programada en La Habana con el papa Francisco, en la cual tendrán la oportunidad de abordar las profundas diferencias de más de mil años entre la rama occidental y oriental del cristianismo. (Lea también: Un histórico diálogo entre el catolicismo y los ortodoxos en Cuba)

El presidente cubano, Raúl Castro, un aliado de Rusia que recibió a Francisco en la isla caribeña hace cinco meses, ha motivado la reunión, la primera en la historia entre un papa y un patriarca ortodoxo ruso.

El sumo pontífice de la Iglesia católica jugó un importante papel en el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, así como en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales el año pasado, tras 54 años de enfrentamientos. Ahora, el Papa intenta reparar una discordia de mucho más tiempo.

El cisma de 1054 entre Bizancio y Roma ha sido sin duda el evento más trágico en la historia de la Iglesia, al romperse en dos mitades el mundo cristiano. La Iglesia rusa cuenta con 165 de los 250 millones de cristianos ortodoxos del mundo. (Lea también: La agenda del papa Francisco en su visita este viernes a México)

El Vaticano y el Patriarcado de Moscú informaron de manera sorpresiva su encuentro en La Habana con una semana de antelación. Francisco hará una escala de tres horas en Cuba para su reunión en el aeropuerto internacional José Martí con el patriarca ruso Kiril en camino a México, donde visitará algunos de los rincones más lastimados por la violencia y la pobreza, en un país de fervientes católicos azotado por el crimen organizado y la corrupción que el pontífice recorrerá de punta a punta.

El patriarca Kiril tendrá una estancia más prolongada en la isla. También visitará la pequeña pero simbólica Iglesia ortodoxa en Cuba, construida entre el 2004 y el 2008 y a la que asiste una comunidad rusa residente en la isla desde las décadas de la influencia soviética en el país caribeño.

Está previsto que ambos líderes religiosos aborden la finalización de la persecución y matanza de los cristianos en Oriente Próximo, así como sus propias diferencias bilaterales.

La reunión también tendrá un matiz político que llega por las contradicciones de Rusia con Occidente acerca de la actual intervención militar en Siria para apoyar al presidente Bashar al Asad y el proceso de anexión ruso en Ucrania.

El presidente Vladimir Putin ha apoyado a la Iglesia rusa, que a su vez ha influido en la política exterior del Kremlin, enfocada principalmente en Ucrania y en Oriente Próximo. El mandatario ruso también ha mejorado las relaciones con Cuba tras el colapso en 1991 de la Unión Soviética, que fue el principal benefactor del gobierno de la isla caribeña hasta principios de la década de 1990.

En el 2001, durante el primer mandato de Putin, el expresidente Fidel Castro aprobó la construcción del templo ortodoxo ruso en la isla, edificado frente a la bahía de La Habana, actualmente una zona turística en auge.

En el 2004, cuando era jefe del departamento de Asuntos Exteriores de la Iglesia rusa, Kiril aterrizó en La Habana para presidir una ceremonia que incluyó la colocación de la primera piedra del templo. Cerca de una decena de personas asistieron a los servicios religiosos que se ofrecen regularmente. Entre los fieles estaba Tatiana Serrata Shilova, una ingeniera civil jubilada que ha vivido durante 50 años en Cuba. “Para mí es algo espiritual esta reunión entre Kiril y el Papa. Solo espero que traiga lo que quiere todo el mundo: la paz y la prosperidad entre todas las personas”, expresó.

Corrupción y violencia, ejes del Papa en México

Alrededor de 60.000 personas recibirán al papa Francisco mañana en el Zócalo de Ciudad de México, en el primer acto de la visita que el líder de la Iglesia católica cumplirá desde hoy hasta el próximo miércoles en el país. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, encabezará la ceremonia de bienvenida en el Palacio Nacional, sede del Ejecutivo. Allí, Jorge Mario Bergoglio ofrecerá el primer discurso de su visita y sostendrá un encuentro con autoridades, sociedad civil y cuerpo diplomático. Luego, Francisco se trasladará en el papamóvil a la Catedral Metropolitana para un encuentro con los obispos del país.

Antes de ingresar a la Catedral, el pontífice subirá a un templete donde el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, le entregará las llaves de la ciudad.

REUTERS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.