A dedo no se puede

A dedo no se puede

notitle
10 de febrero 2016 , 11:22 p.m.

Apabullada por las críticas y los numerosos ejemplos de los errores que tienen las nuevas tablas de avalúos de los carros, la Ministra del Transporte trata de remendar el documento oficial cuyo texto rige y es la única referencia válida, hasta tanto otra resolución similar a la que las creó las modifique, derogue o reemplace por las tablas anteriores.

El Ministerio dice que los ciudadanos afectados por los errores de la nueva tabla pueden solicitar la revisión individual de sus casos y, teóricamente, con un correo electrónico de respuesta en cualquier sentido, proceder a hacer sus pagos. Pero resulta que ese correo no tiene fuerza legal y mañana puede ser desconocido, pues será resuelto según el criterio transitorio de un funcionario de turno cuya capacidad de respuesta se verá saturada rápidamente.

Tampoco es explicable que aparezcan de la noche a la mañana 2.000 referencias adicionales a las cinco mil y pico que le agregaron inicialmente al tabulado que rige desde hace 18 años y asumir que tengan legalidad sin haber sido objeto de una resolución y estar debidamente publicadas, asunto que toma bastante tiempo, precisamente el que se acerca para el vencimiento de los pagos. Para completar, ante ese vacío, las secretarías de Hacienda no pueden sugerir los impuestos, y el ciudadano tampoco se atreve a hacer una autoliquidación.

El mecanismo que han sugerido, en esta carrera de remiendos tratando de evitar la inminente descolgada de la norma, es que el ciudadano revise sobre cuál valor pagó en 2015 y confronte con la nueva tabla, si tiene la suerte de que su carro aparezca. Si el aumento que le aparece es de más del 6,7 por ciento –el IPC–, puede pagar impuestos sobre el avalúo 2015, más ese incremento, lo cual en la práctica se traduce en que las tablas anteriores son las que rigen, pues pasan a ser la referencia. Para agregar a la confusión e improvisación, si ese resultado supera el rango de liquidación en el cual estaba el vehículo, el ciudadano puede pagar la tarifa anterior.

El ‘parche’ del IPC surgió en una reunión del Ministerio con Fenalco y Andi, que no representan al consumidor; Andemos, vocero de los importadores de vehículos, y Asopartes, portavoz del gremio de los repuestos. El ciudadano no fue considerado, ni tampoco la Asociación de Usuarios del Automóvil Particular, que ha adelantado todas las protestas antes los canales legales contra la norma.

Así, Colombia clasifica como un peculiar mercado en el cual los carros, mientras más usados y viejos, más valen…
Se acomoda muy bien a estas líneas un trino del senador Roy Barreras al respecto: “Si la ministra no tumba las tablas, las tablas la tumban a ella… (@RoyBarreras).

José Clopatofsky
Director de MOTOR

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.