Secciones
Síguenos en:
Militar es investigado por muerte de su hijo de cinco años

Militar es investigado por muerte de su hijo de cinco años

Según Medicina Legal, el niño sufrió trauma en abdomen y antebrazo, que ocasionaron su muerte.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de febrero 2016 , 10:35 p. m.

Yeraldín Carrascal Atencio buscó a su hijo por dos años. Puso la denuncia ante el Instituto de Bienestar Familiar (ICBF), a la Procuraduría, a la Fiscalía y no hubo respuesta.

Su hijo, de apenas 5 años de edad, permanecía en Medellín, en manos de su exesposo, Richar Antonio Pérez, suboficial de la Cuarta Brigada.

Dos años después de no ver a su pequeño, el lunes recibió la llamada del Ejército Nacional. Una mujer de voz gruesa le dijo que su hijo se encontraba en una funeraria y que aún no sabían las causas de su muerte. Le explicó que el niño llegó el pasado sábado sin signos vitales a la Clínica Medellín.

“En estos dos años estuve muy preocupada, quise cuidarlo, estar con él. Richar me decía que estaba muy ocupado trabajando, pero que algún día me iba a viajar y a dejar que lo viera. Nunca me imaginé que esto iba a suceder”, dijo la barranquillera de 25 años, que trabaja como guarda de seguridad.

En la mañana de ayer, Pérez fue capturado por la presunta culpabilidad en la muerte del menor de edad, que según Medicina Legal sufrió traumas en el abdomen y en el antebrazo, que ocasionaron su muerte.

La captura fue realizada por unidades del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía, en la casa de algunos de los familiares del suboficial, en el municipio de Bello, al norte del Valle de Aburrá.

La Cuarta Brigada informó que “el uniformado fue trasladado por personal del Batallón de Policía Militar n.° 4 a las instalaciones de la Fiscalía para iniciar las investigaciones pertinentes. El militar será llevado en las próximas horas ante un juez de garantías para la legalización de captura, imputación de cargos y la solicitud de medida de aseguramiento.

Carrascal dice que no asistirá a las audiencias, que solo si la llaman para comparecer irá. Por ahora vivirá el duelo junto a su familia, “no necesito más cargas emocionales, ni insultos o injurias. Supe que él le decía a los vecinos que yo maltrataba a mi hijo, pero es falso, tan falso que mire lo que él fue capaz de hacer”, dijo.

La mujer contó que durante los dos años que fue separada de su hijo la comunicación fue difícil, pues además de que el hombre no siempre se lo pasaba al teléfono, el niño tenía problemas de lenguaje que le impedían comunicarse de forma correcta.

En esas breves conversaciones que sostuvo con el menor de edad no alcanzó a vislumbrar que su hijo estaba siendo víctima del maltrato.

“Me preocupaba cómo estaba, cómo lo trataban, quién lo cuidaba, si comía bien, pero nunca podía hacerle preguntas abiertas porque Richar le quitaba el teléfono o colgaba. No sabía de nadie más que tuviera relación con él”, dijo Carrascal.

Ahora el único consuelo de la mujer es que se haga justicia. No espera dinero, ni pesar, “porque con eso no volverá mi niño”.

 MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.