Iglesia de Lourdes fue reconocida como basílica menor por el Vaticano

Iglesia de Lourdes fue reconocida como basílica menor por el Vaticano

El templo, ubicado en Chapinero, obtuvo el título por su arquitectura, tradición y número de fieles.

notitle
10 de febrero 2016 , 09:05 p.m.

La tradicional parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, ubicada en el corazón del barrio Chapinero, fue reconocida como basílica menor en la arquidiócesis de Bogotá.

Cerca de dos meses después de conocerse por boca del padre Adolfo Vera (anterior párroco) la noticia de que el templo se encontraba en proceso de erigirse como basílica, monseñor Rubén Salazar, obispo de Bogotá y cardenal de Colombia, presidió este jueves la misa en la que se leyó el decreto en el que el Vaticano reconoce a la parroquia Nuestra Señora de Lourdes como basílica menor.

Monseñor Gabriel Londoño, quien fue designado como nuevo párroco (ahora rector) del templo, señala que con este reconocimiento del papa Francisco, la basílica se convertirá en un lugar para la peregrinación. En ese sentido, Londoño apunta que el templo permanecerá abierto y contará con sacerdotes recibiendo confesiones todo los días.

Además de lugar de peregrinación, a nivel eclesiástico, el que un templo sea erigido como basílica menor corresponde a un título otorgado por tres características: contar con una arquitectura destacable (en este caso corresponde a su estructura de tipo gótica), ser un templo de tradición e importancia en la diócesis y ser un lugar en el que se congregue un alto número de devotos.

La proclamación como basílica menor se realizó el 11 de febrero, día de la fiesta patronal, en la cual se celebra, por tradición, la Jornada mundial de la oración por los enfermos. / Foto: Rodrigo Sepúlveda

El templo y las actividades que se realicen dependerán en buena parte del Papa y contará con ‘derechos especiales’, dijo Londoño.

A partir de la fecha, la Arquidiócesis de Bogotá, además, reconoce al templo de Nuestra Señora de Lourdes como santuario. Esta designación se da por el número de fieles que peregrinan a la iglesia para orar por la salud, lo cual es reconocido como ‘piedad popular’, elemento fundamental determinado por el Código de derecho canónico para denominarlo santuario.

La celebración presidida por monseñor Rubén Salazar no solo fue para la lectura que erige a Nuestra Señora de Lourdes como basílica menor. En esta, el obispo hizo una consagración de la ciudad a la Virgen María y celebraró la fiesta patronal. Además, se tuvo presente la Jornada mundial de los enfermos, que a partir de la fecha se conmemorará en Lourdes los días 11 de cada mes. Finalmente, se dio la posesión oficial de monseñor Londoño como rector de la basílica.

Luego de pasar años oscuros en los que al amanecer el templo podía aparecer con un agujero en su techo a causa del deterioro, hoy tiene un nuevo aire gracias a las labores adelantadas por el padre Adolfo Vera, quien dirigió su restauración.

Los costos fueron cubiertos por las donaciones de los fieles, pues, aunque es patrimonio de la ciudad, no recibió apoyo económico de las autoridades, al no ser patrimonio nacional. Caso opuesto a la básilica del Voto Nacional.

El estilo gótico, su historia y el alto número de fieles que recibe a diario permitieron que se le nombrara como Basílica menor. / Foto: Rodrigo Sepúlveda

Pese a los esfuerzos, hay factores que aún afectan el estado del templo. Hacia el costado sur se presentan dos problemáticas: las personas que orinan en las noches el muro exterior de la nave de San José, cuyo olor desciende por la calle 63, y el constante deterioro de una pared de ladrillos, que es raspada por consumidores de drogas.

Por otro lado, está la inseguridad del sector, el deterioro de la fachada a causa de los excrementos de las palomas que habitan en el sector y los grafitis que han hecho sobre uno de los costados.

Frente a estas situaciones, monseñor Londoño espera contar con el apoyo de las autoridades para la conservación.

Historia

La basílica de Lourdes se constituyó como la parroquia 20 de la Arquidiócesis de Bogotá, en 1875, bajo el patronato de la Virgen María y bajo la advocación de Lourdes. Esto lo influenció la promulgación del dogma de la Inmaculada Concepción en 1854 y la aceptación de la aparición de la Virgen en Lourdes (Francia, 1862).

En 1917 Bogotá padeció un terremoto que tumbó una de las torres. Esta se restauró conforme a su arquitectura gótica. A finales de los años 90 del siglo pasado, el templo, cuya estructura base es de madera, tuvo un grave deterioro y partes de la estructura fueron acordonadas, pues segmentos del techo caían al piso. Así se comenzó a recolectar fondos para restaurarla.

Pasaron más de diez años hasta que la Arquidiócesis nombró al padre Adolfo Vera, ingeniero civil, para comenzar las obras. Estas se dieron por cuatro años, desde el 2011. Ahora, a los fieles les resta cuidar la y disfrutar su nueva majestad.

NICOLÁS CORTÉS MEJÍA
Redacción ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.