'El hijo de Saúl': una mirada incómoda del exterminio nazi

'El hijo de Saúl': una mirada incómoda del exterminio nazi

Se estrena en Colombia la cinta húngara que compite por el Óscar en el apartado de las extranjeras.

notitle
10 de febrero 2016 , 04:02 p.m.

'El hijo de Saúl', la película húngara que es la competidora más fuerte de la colombiana 'El abrazo de la serpiente' en la contienda por el Óscar en la categoría de mejor cinta extranjera, se estrena en las salas de cine del país. (Lea también: Las opciones de 'El abrazo de la serpiente' para ganar el Óscar)

Su papel como antagonista en ese sueño de que Colombia pueda ganar su primer premio de la academia se fortalece, ya que es una de las claras favoritas de la crítica, que ha alabado su atrevimiento al darle otra mirada al tema del exterminio judío en la Segunda Guerra Mundial.

La cinta, ópera prima del realizador László Nemes, cuenta la historia de Saúl Ausländer, un prisionero en el campo de concentración de Auschwitz que es el encargado de limpiar las cámaras de gas donde se ejecutaba a los prisioneros.

Ante la brutalidad de ese trabajo, el protagonista aparece como un ser distante de la barbarie, hasta que encuentra el cadáver de un niño y siente la imperiosa necesidad de darle sepultura a través de una ceremonia inspirada en sus creencias religiosas.

László Nemes, director de 'El hijo de Saúl', se ganó a los críticos con este largometraje. / Foto: Sony

Pero el típico drama que se ha contado teniendo como contexto la Segunda Guerra Mundial desaparece aquí gracias a una mirada cruda y cerrada –en planos de cámara casi pegados al actor principal– que arrastran al espectador a sentir el conflicto personal de Ausländer y recalcan la brutalidad del enfrentamiento armado.

“Estaba frustrado con la forma de representación de estas tinieblas que produce la guerra. 'La lista de Schindler' es una película muy buena y casi épica, pero es sobre la supervivencia. No quería hacer una película sobre ese tema, sino sobre la realidad, sobre la muerte (...). Sobrevivir era una mentira, era la excepción”, aseguró el director en una entrevista con el portal Cineuropa.com.

Para lograr ese enfoque, László Nemes decidió sugerir más que mostrar, a través de un personaje frágil que convive con un grupo de judíos, a los que llamaban ‘Sonderkomandos’: aquellos que trabajaban obligados por los nazis en los campos de exterminio.

El hijo de Saúl muestra la rutina de estas personas que vivían aisladas de los otros prisioneros y tenían una expectativa de vida de no más de cuatro meses para evitar dejar testigos de las atrocidades.

“La aterradora 'El hijo de Saúl' no se parece a ningún thriller sobre el Holocausto que se haya visto antes (...). Desarrolla un poderoso canto a partir de la naturaleza devastadora de sus eventos, mientras se resiste a la mínima exageración”, fue el comentario de Eric Kohn, en la revista Indiewire.

Mientras que para Boyd van Hoed, de The Hollywood Reporter, es “absolutamente incómoda de ver, pero editada de manera sorprendente y segura, una poderosa experiencia auditiva y visual”.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.