Dos conductores del SITP fueron agredidos cada día en 2015

Dos conductores del SITP fueron agredidos cada día en 2015

Los ataques no solo son físicos, también los amenazan y rompen los buses.

notitle
09 de febrero 2016 , 10:06 p.m.

Durante el 2015 se registraron 129 agresiones a conductores de los buses articulados de TransMilenio por parte de pasajeros y conductores de otros vehículos. Es decir, 10 ataques por mes. Pero la cifra de agresiones contra los conductores del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) o buses azules, es aún más preocupante. El año pasado fueron un total de 649, lo que significa 54 por mes, número que aumentó en 41 casos mensuales con respecto al 2014 (162 total). (Vea la infografía: Dos conductores del SITP fueron agredidos cada día en 2015)

EL TIEMPO habló con conductores que han sido víctimas, y analizó el tema con expertos en movilidad, sociólogos y TransMilenio.

“Eran las 5:10 de la mañana y empezaba la ruta en el barrio Magdalena, en el sector del Tintal, (Kennedy). Apenas abrí la puerta del bus, un usuario se subió como enloquecido y me amenazó con un cuchillo. Me gritaba que por qué había llegado tarde a recogerlo. Gracias a Dios no me hirió, los demás pasajeros lo bajaron del bus”, relata *Camilo, conductor de uno de los carros del SITP que ha sido víctima. “Eso me sucedió el 28 de enero pasado”, asegura.

Camilo corrió con ‘suerte’, la misma que no tuvo otro compañero. En enero del 2014, *Ramiro conducía el bus cuando un taxista que iba con exceso de velocidad le pitó y al ver que no podía adelantarlo lo estrelló por detrás. “Salió del taxi enfurecido con una varilla en la mano y empezó a golpearme. Solo me defendí poniendo mis manos. En un principio me dieron tres días de incapacidad, luego me dieron otros siete. Se me inflamaron los tendones de la mano derecha”, asegura Ramiro.

“Nos falta civilización”

Fabián Sanabria, sociólogo y antropólogo de la Universidad Nacional, manifiesta que esto demuestra una falta de convivencia elemental y se pregunta: “¿por qué se tiene que agredir a un transportador?, eso no ocurre en ningún lugar del mundo civilizado, nos falta civilización”, recalca.

Sobre este tema, José Stalin Rojas, director del Observatorio de Movilidad de la Universidad Nacional, asegura que en Bogotá está latente la intolerancia en el espacio público y se ha perdido la cultura ciudadana. “La percepción con respecto a los buses azules es que estos no infunden respeto y muchas veces los usuarios ven este servicio como algo negativo”, analiza el experto.

Sanabria sostiene que estas peleas se registran porque hay un problema de coordinación de rutas y frecuencias de los buses. “El sistema tiene muchas fallas, pero es un tema que se puede mejorar y es deber de la administración hacerlo de manera pronta”.

Acota que otro punto que converge para que se registren este tipo de agresiones es que como no hay en donde reclamar por parte de los usuarios por el servicio, la gente acude a insultar a quienes manejan, y esto es un equívoco.

TransMilenio señala que se han hecho campañas para los usuarios sobre el respeto a los conductores. Una de ellas es ‘yo respeto, tu respetas’. “Hay que seguir inculcando tolerancia y buena actitud a los usuarios”, dice el sistema.

Dentro de quienes más agreden, según los mismos conductores, están los motociclistas. “Ellos son los más agresivos. En uno de los viajes que realizo a diario me iba acercando a un paradero y al orillarme no vi la moto y sin culpa lo cerré. Ese señor se bajó y sin pensarlo dos veces rompió los espejos del carro. El hombre venía ‘embalado’ y trató de adelantar por la derecha. Fue un momento muy complicado”, asegura Camilo. Agrega que por orden de TransMilenio no pueden responder a las agresiones y esto los vuelve más vulnerables.

Pero no solo se ensañan en golpearlos. También hay casos donde los han orinado dentro de los buses. “A un compañero lo orinó un pasajero porque no se detuvo donde este le dijo. Aquí toca aguantar muchas cosas. A veces no le prestamos atención a lo que nos dicen, para evitar problemas”, comenta Camilo.

Fabián Sanabria asegura que “nos falta política de civilización y eso se aprende desde cuando estamos pequeños, como es el caso de ese señor que orinó al conductor. Si no se aprendió de niño, de adulto solo lo pueden aprender mediante sanciones económicas, que les duela el bolsillo”.

Stalin va más allá y señala que el origen de estas agresiones (nunca justificadas), además, es que no hay un protocolo para el manejo de situaciones conflictivas de parte de las empresas para los conductores de estos buses, que les diga cómo actuar en los diferentes momentos que enfrenten en la calle. “Hay que tener en cuenta que este trabajo es tensionante”, describe el experto.

Darío Hidalgo, experto en movilidad, asegura que solo una pequeña fracción de los cerca de dos millones de usuarios de la troncal y el 1’600.000 de pasajeros del SITP llevan su inconformidad a los golpes. “No es aceptable y deben existir mecanismos para sancionar social y económicamente a los agresores”, sostiene el experto.

Pero no solo los conductores son víctimas, también lo son los buses. Según TransMilenio, en el 2014 se presentaron 1.100 actos de vandalismo contra los articulados, cifra que lastimosamente se mantuvo para el 2015 con 1.103 casos.

Lo que dice TransMilenio

Según el sistema, dependiendo de la situación que esté viviendo el conductor, debe hacer una llamada de urgencia o accionar el botón de emergencia que lo que hace es activar el altavoz en el centro de emergencia, donde conocen de la novedad. “Dependiendo del tipo de agresión se lleva apoyo (Policía o ambulancia). Nuestro mensaje es que los conductores no deben responder a las agresiones, pero sí deben ponerse a salvo. Luego se hace una investigación de lo que pasó y de la actuación que tuvo el conductor. Si este llega a responder en la agresión, en la mayoría de los casos es expulsado del sistema, previo a una investigación que se hace en coordinación con los operadores del sistema”, señaló TransMilenio.

Sobre las frecuencias, el sistema dijo que este es un tema que ya está trabajando la administración y hace parte de sus prioridades.

*Se omite el nombre por petición expresa de la fuente.

JOHN CERÓN
Redactor de EL TIEMPO
Escríbanos a johcer@eltiempo.com
Twitter @CeronBastidas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.