El calvario que vive un colombiano que salió con 11 vacas de Venezuela

El calvario que vive un colombiano que salió con 11 vacas de Venezuela

A Iván Bustos le decomisaron los bovinos por no contar con papeles que demostraran su propiedad.

notitle
09 de febrero 2016 , 09:11 p.m.

La travesía que emprendió Iván Enrique Bustos hace cinco meses de Venezuela, con su esposa, tres amigos y 11 vacas, todavía no termina.

Tras el cierre de la frontera y los anuncios de que el gobierno venezolano iba a decomisar el ganado de los colombianos en ese país, Iván salió huyendo de su finca del sector Los Tanques, en el estado Táchira, con su familia y el único patrimonio que tenía: sus vacas.

Bajo el silencio de la madrugada, pasó por distintas trochas mientras las vacas, sin mayor complicación, lo seguían cuando él las llamaba por su nombre. "A cada vaca le tengo su nombre y por eso ellas me hacían caso", cuenta Iván. Después de tres horas y media de trayecto, evitando encontrarse con la guardia venezolana, el colombiano llegó con sus animales al río Táchira, frente a Cúcuta. Lo cruzaron y equivocadamente se sintieron aliviados en Colombia, de donde había huido por amenazas del Eln a su familia.

Iván envío el ganado a la finca de un amigo y ese mismo día documentó su caso en la Acnur (Agencia de la ONU para los refugiados) y en el ICA (Instituto Colombiano Agropecuario). Después de informar su situación, tuvo que pasar por Migración y la Defensoría del Pueblo, las cuales también recibieron su reporte.

Sin embargo, ocho días después empezaría su calvario. El ICA envió a dos veterinarios para evaluar el estado de salud de las vacas y así poder legalizarlas en Colombia. A pesar de que los animales según Iván estaban sanos, el director de epidemiología de esta entidad ordenó hacerles una cuarentena para descartar futuras complicaciones. Así que en compañía de un funcionario del ICA, para evitar cualquier dificultad en el camino, decidieron transportar a los 11 bovinos para realizar el procedimiento, pero fueron detenidos en un retén de la Policía.

Iván estaba confiado en que tenía todos los papeles en regla y del aval del funcionario del gobierno, pero la Policía le pidió que demostrara los papeles de propiedad del ganado y como no los tenía legalizados, se lo decomisó porque consideraron que se trataba de contrabando. “Por ser honesto, por irme por la vía legal me fue mal”, cuenta decepcionado.

Los animales fueron llevados a la finca Capachito y ahí han estado durante más de 4 meses. De las 11 vacas, solo quedan vivas 9. Una de ellas, que acababa de parir, murió.

Según Andrés Alberto Ávila, subdirector de gestión comercial de la Dian, las vacas tienen veterinario las 24 horas del día y se encuentran en muy buen estado. Sin embargo, la imagen de una foto tomada por un amigo de Iván muestra lo contrario. Se ven unas vacas tumbadas en el piso, con la piel forrando sus huesos y, al parecer, sin ninguna fuerza para hacer cualquier movimiento.

“Hasta anoche estaba viva, hoy, ya no sé. Esta vaca estaba criando a la hija de ella y a la otra vaca que se murió. Pero ya no hace más que berrear, porque ni fuerza tiene para levantar la cabeza”, comenta Iván.

Como todas las semanas, Iván estuvo la semana pasada en la Dian de Cúcuta para saber cuándo le entregarán su ganado, pero no obtuvo respuesta alguna.

Su situación económica es precaria. Vive en el barrio San Luis de Cúcuta, con su esposa, y su dos hijos, de 24 y 27 años. “Ellos trabajan para sostenernos a nosotros porque aunque busco trabajo no me sale mucho y además yo ya tengo 54 años y estoy enfermo, tengo problemas de la próstata e hipertensión. En cambio, yo con mis vacas vivía tranquilo, eran muy lecheras, las podía ordeñar dos veces al día”, comenta con tristeza Iván.

“Lo que no me quitaron en Venezuela, me lo quitaron en Colombia. Me da mucha tristeza que después de tantos años de haber cuidado a mis vacas, hoy se me estén muriendo de hambre y de sed”, cuenta.

Estefanía Isaza

Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.