Reducción histórica del nivel de los caños y ríos en el Meta

Reducción histórica del nivel de los caños y ríos en el Meta

El descenso de las precipitaciones oscila entre el 55 y el 70 por ciento en los Llanos.

notitle
09 de febrero 2016 , 07:51 p.m.

La reducción de las lluvias en el Meta alcanza niveles históricos frente a los registros realizados por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) en 10 años.

Esos registros indican que entre el mes de enero y lo corrido de febrero, época en la que la región ha alcanzado temperaturas de hasta 38 grados centígrados, la reducción de las precipitaciones ha oscilado entre el 55 y el 70 por ciento.

Esos valores los muestra con mayor intensidad zonas del centro y el oriente del departamento, según estudios del Ideam, precisamente la zona donde los caños y ríos muestran un panorama alarmante en el descenso de sus niveles.
La situación es crítica en los caños Buque, Suria y en los ríos Humadea, Guamal, Guatiquía y Ocoa, en el Meta, así como en el río Guaviare.

A diferencia de lo que pasa en el resto del país, particularmente en la zona Andina y en la Costa, donde las altas temperaturas están asociadas al fenómeno del Niño, en la Orinoquia la reducción histórica de las lluvias y las altas temperaturas están ligadas a un comportamiento natural del Océano Atlántico y a los vientos que provienen desde Brasil.

Cristian Euscátegui, director de Pronósticos y Alertas del Ideam, se refirió al fenómeno.
“Casi todo se le viene achacando al Niño y en la Orinoquia no es tan así. Lo que pasa allí tiene que ver más con lo que pasa con la temperatura superficial del mar en el Atlántico tropical, como de los vientos zonales en los niveles bajos”, señaló el experto.

En la región, según Euscátegui, hubo un contraste porque en diciembre del 2015 hubo un aumento histórico de precipitaciones, es decir, llovió por encima de lo normal, pero en enero estuvo bastante por debajo de lo normal.

El director de Pronósticos expresó que en lo que resta de febrero habrá algunas precipitaciones que ayudarán a aliviar un poco los caños y ríos, pero solo hasta mediados de marzo aparecerán las lluvias constantes en la región.

'Los niveles no son drásticos'

Cormacarena inició el 15 de enero la jornada de monitoreo de corrientes en fuentes hídricas superficiales priorizadas en el departamento del Meta, con el fin de obtener información de los caudales en época seca y poder generar alertas por riesgo de desabastecimiento.

El trabajo ha sido desarrollado en 15 municipios que cuentan con fuentes hídricas superficiales. Los 13 municipios restantes captan el agua de pozos (aguas subterráneas).

Entre los municipios monitoreados por la corporación están Restrepo, Cumaral, Barranca de Upía, Puerto Gaitán, Puerto López, Guamal, Acacías, Lejanías, y Villavicencio.

Sin embargo, Cormacarena revela que los caudales registrados son normales en época seca para el departamento y no hay reducción drástica, ya que son niveles típicos de los meses en temporada de pocas lluvias.

En cuanto al municipio de Acacías, donde la Empresa de Servicios Públicos de Acacías (ESPA), inició racionamientos en algunos sectores del casco urbano, Cormacarena informó que este cuenta con concesión de aguas superficiales de quebrada Las Blancas y Río Acacías parte alta, para abastecer a la población de 59.855 habitantes.

La autoridad ambiental reveló que, según proyección del Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimiento, formulado por el municipio de Acacías, hay una dotación por habitante de 200 litros por día.

Para Cormacarena, además de factores ligados al cambio climático y el Fenómeno del Niño, en la sequía ha influido de manera relevante la deforestación en cuencas altas y en las rondas de protección de los cuerpos hídricos.

“Cualquier actividad anormal y fuera de los límites permisibles que se presente en la cuenca puede generar afectaciones”, reveló la Corporación.

La sequía también podría deberse a las derivaciones altas de caudales de agua, especialmente por el sector agrícola y notablemente por el uso irracional del recurso hídrico.

Edesa descarta racionamientos en la región

Orlando Guzmán Virgüez, gerente de Edesa, informó que la posibilidad de racionamiento en los 13 municipios a los que la empresa les presta el servicio de agua, prácticamente es nula.

“Sí hemos tenido una merma en los caudales de los ríos Humadea y Guacavía, pero a pesar de la reducción contamos con el caudal necesario para surtir de agua a los cascos urbanos”, precisó Guzmán.

Reveló que en la quebrada de Aguas Claras, de la cual surten de agua a Granada, San Martín y Fuentedeoro, también hay una merma pero el servicio está garantizado. “Si hacemos un buen uso del recurso no vamos a tener problema”, reveló.

No obstante, sobre los planes de contingencia el Gerente anunció el uso de la fuente de los pozos profundos en Granada y San Martín.

POR MIGUEL HERRERA ARCINIEGAS
LLANO SIE7EDÍAS
migher@eltiempo.com

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.