Los Caballeros de Cristo, una tradición de 198 años

Los Caballeros de Cristo, una tradición de 198 años

Es una fiesta que se realiza cada 7 años en el municipio boyacense de Chita. Así pagan una promesa.

notitle
08 de febrero 2016 , 10:09 p.m.

Cada siete años, los Caballeros de Cristo vuelven a ser el centro de atención en el municipio de Chita, a siete horas de Duitama, con el fin de cumplirle una promesa al Señor de los Milagros.

Y la manera de hacerlo, además de una eucaristía, es con unas competencias a caballo que libran 33 jinetes ataviados con particulares trajes y banderas de colores el primer domingo de febrero. (Vea en imágenes: Los Caballeros de Cristo: el centro de atención de Chita, Boyacá)

Es una fiesta tan especial que los preparativos no se hacen esperar. Las telas son compradas con tiempo y llevadas a esa localidad para confeccionar los trajes de color azul, blanco, rojo y rosado. Este último representa a las mujeres, por lo que quienes lo portan deben adornar su rostro con los maquillajes, aretes y collares que utilizan ellas; también son los únicos que portan guantes. Pero el traje es lo de menos, porque en la competencia todos son iguales. (Vea imágenes de los juegos de los Caballeros de Cristo en Chita, Boyacá)

Desde 1818, en esta localidad boyacense, la familia Riscanevo y su descendencia le cumplen al Señor de los Milagros la promesa hecha un día por Ciprián, un niño mulato que fue llevado a España por un sacerdote y allí aprendió los secretos de los Caballeros de Cristo.

 

“Ciprián, además de aprender diferentes idiomas, entendió en qué consistía ese certamen de caballería que nació por allá en la edad media y que está muy relacionado con los reyes Isabel la Católica y Fernando de Aragón”, explicó Harvey Rodríguez, uno de los priostes de la fiesta en homenaje al Señor de los Milagros en Chita.

Cuenta Rodríguez que dicho joven juró traer a su tierra natal la tradición de los Caballeros de Cristo si se le concedía el milagro de poder construir una acequia (zanja para conducir el agua para riego), que les garantizara a su familia y vecinos cultivar en esa región.

Según la promesa, aunque un descendiente de Ciprián sería el gran maestro que lideraría los juegos de los caballeros en Chita, integrantes de las cinco veredas que se benefician de la acequia harían parte de los 33 jinetes, que recuerdan la edad de Cristo.

“Es una tradición que está fundamentada en unos valores y que gira en torno al trabajo comunitario, ya que todo inició con una comunidad que se organizó para hacer un acueducto y en torno a este viene la parte religiosa como agradecimiento a Dios por ese don tan preciado como lo es el agua que hoy, casi 200 años después, sigue siendo un tema recurrente”, dijo monseñor Jaime Muñoz, obispo de la Diócesis de Arauca, a la que pertenece la parroquia del municipio de Chita.

 

Hombres sin tacha

Esta especie de revista ecuestre está conformada por 20 juegos –antes eran 33–, que se extienden por casi tres horas. En ese tiempo, los jinetes adelantan diferentes figuras a altas velocidades y siempre tienen como elemento principal las banderas que portan, intercambian y que izan en el centro del campo, todas con simbología de la Iglesia católica.

Los caballeros deben cumplir varias condiciones, según se estipuló desde su creación: pertenecer a una de las veredas beneficiadas con el agua; ser casados o solteros, pero sin tacha alguna; comulgar y dar ejemplo. Y aunque no esté escrito, deben ser muy buenos jinetes, con absoluto dominio de la cabalgadura.

Harvey Yecid Medina A.
Enviado especial de EL TIEMPO
Chita (Boyacá).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.