Padres de familia en Cali van tras gangas en la canasta escolar

Padres de familia en Cali van tras gangas en la canasta escolar

Una semana después del inicio de clases, familias aún buscan que el bolsillo no se les afecte.

08 de febrero 2016 , 08:22 p.m.

Seis lápices, seis sacapuntas y seis borradores, además de un juguete en buen estado, vinilos escolares y un punzón.

Quien va a estudiar es un niño de párvulos y aunque las clases en los colegios de Cali ya empezaron hace una semana, en especial, entre los públicos, aún se ven a sus padres como a muchos otros en librerías y papelerías, apurados en las compras y haciendo cuentas.

No pocos señalan que pese a que sus hijos están en instituciones públicas, donde las matrículas y otros complementarios son gratuitos, en las billeteras deben cargar entre 90.000 y 200.000 pesos para los útiles por cada uno.

Ese es el monto que, por ejemplo, calcula Manuel García, trabajador independiente. Su hijo, Juan David, de 10 años, entró a quinto de primaria en un colegio público de la comuna 21, en el oriente caleño, donde asegura no les piden libros. Les dictan talleres y don Manuel paga semanalmente 2.000 pesos en fotocopias del texto original. Su lista escolar de este año cuesta alrededor de 200.000 pesos.

“Es que los cuadernos están más caros”, dice Isabel Rayo, quien ayer acudió a una librería de la carrera novena con calle 12, en el centro, donde hay ofertas como cuadernos cosidos con hilo a 600 pesos cada uno. La caleña fue a comprar los implementos para su nieta de 3 años que entra a preescolar. “Estoy buscando un delantal para mi niña que venden a 2.000 pesos, mientras en otras papelerías está a 9.000”.

“Los cuadernos están más caros, pero en comparación con listas de colegios privados, que pasan de 300.000 pesos, 120.000 que hemos pagado no sería tan costoso”, comenta Susana Varela, madre de Samuel Orozco, quien entró a sexto grado en un colegio del sur.

Algunos de los padres están conocen el traslado de los 26.862 alumnos de antiguos colegios de cobertura a los oficiales, aunque el concejal Fernando Tamayo dice que son 44.000. Pero su afán es encontrar todavía las gangas que les ofrecen hasta en la calle vendedores ambulantes como Jaime Ramírez y Sandra Castillo.

Ambos comerciantes llevan más de 20 años deambulando con sus ventas de un lado a otro en las céntricas calles de esta capital, más por el temor a las autoridades. En el último mes así lo hicieron, trasladándose de la carrera octava.

Para ellos y más de 20 por esta zona, la temporada escolar es una de las mejores del año, después de Navidad. A diario han vendido entre 200.000 y 600.000 pesos. Entre sus artículos hay ropa para los uniformes que los padres con sus hijos observan en un costado del andén.

Mientras tanto, comerciantes de almacenes coinciden en que la venta de útiles es una de sus mejores épocas, después de la decembrina. Solo el pasado fin de semana, por ejemplo, las ventas, según uno de los supervisores de cuatro locales entre las calles octava y novena alcanzaron más de los 13 millones de pesos.

Este supervisor dijo que una vez termina la temporada escolar se cambiará el surtido, puede ser por los dulces y los artículos para fiestas como piñatas.

En el aumento de la canasta familiar pesan las matrículas y las pensiones de los colegios (los privados), que ya están definidas por el Ministerio de Educación.

Estas tarifas están amarradas a la evaluación que hace el Ministerio a cada plantel y desde septiembre, el régimen con el que se clasifican los colegios se fija justamente, de acuerdo con esa evaluación. Es así que los llamados colegios de libertad regulada (con altos puntajes) aumentaron sus matrículas y pensiones entre el 4,86 y el 6,36 por ciento; los de libertad vigilada (puntajes intermedios), entre el 4,86 y el 6,26 por ciento, y para el régimen controlado (puntajes bajos), el aumento debe ser entre el 4,46 y el 5,86 por ciento.

El Ministerio tiene prohibido a los colegios exigirles a los padres de familia bonos y materiales o uniformes de marca específica. Sin embargo, hay familias que dicen que algunos sí las piden, pese a que tienen la libertad de escoger. La secretaría de Educación de Cali indicó que está pendiente de quejas.

CALI

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.