Supermercados venden solo 10,9 % de lo que consumen los colombianos

Supermercados venden solo 10,9 % de lo que consumen los colombianos

Continúa la polémica sobre el alto precio de alimentos básicos. Se espera pronunciamiento de la SIC.

notitle
08 de febrero 2016 , 08:07 p.m.

La mayor parte de la papa, el arroz o el tomate que consumen los colombianos no se adquiere en los supermercados.

Según cálculos de la firma Raddar, experta en temas de consumo, en las grandes cadenas solo se obtiene el 10,9 por ciento del gasto de los hogares en alimento.

Esa cifra, que está en línea con lo expresado por el gremio de comerciantes Fenalco, en el sentido de que no son las grandes superficies las que fijan los precios, es un nuevo ingrediente dentro de la controversia que se ha suscitado alrededor de si hay o no especulación con los precios en las grandes cadenas. (Lea también: Así han subido los precios de la canasta familiar)

Esto, luego de las declaraciones del ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, en EL TIEMPO, las cuales generaron una polémica que ha ido subiendo de tono, al punto de que el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, dijo que “no se puede comparar los precios de una central de abastos con los precios al consumidor”, e inclusive calificó de desafortunada la frase del ministro, señalando que es prácticamente un plagio de lo que dijo el presidente Nicolás Maduro, quien culpó a la empresa Polar en Venezuela de incrementar los precios.

El lunes, según destacó Rafael Mejía, presidente de la SAC (Sociedad de agricultores de Colombia), tras la acalorada defensa de los comerciantes, Iragorri extendió a toda la cadena de producción (la industria, las centrales de abasto, los intermediarios) la culpa de los altos precios de los alimentos.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), por su parte, al ser consultada sobre su intervención en el tema, indicó que por el momento no hará ningún pronunciamiento, pues hasta la fecha no ha habido una solicitud oficial del Ministerio frente al tema en cuestión.

Sin embargo, agregó el organismo, para finales de esta semana estaría prevista una reunión entre el Ministro y el Superintendente, luego de la cual habría un pronunciamiento.

Entre tanto, se adelantan mesas de trabajo con la Andi, según confirmó Bruce Mac Master, presidente de este gremio de industriales, para “revisar las opiniones del Ministerio, aclarar dudas al respecto y analizar las trabas y obstáculos de mercado que puedan afectar el correcto funcionamiento de la cadena”.

Por el lado de los agricultores, y en concordancia con lo dicho por el ministro de Agricultura, la posición del gremio, timoneado por Mejía, es la de “buscar soluciones en vez de crear polarizaciones”.

El dirigente de la SAC destaca que la realidad que viven los agricultores es innegable: “El precio sube, pero el productor continúa ganando lo mismo”.

El problema, de acuerdo con Mejía, es que “el productor es el tomador de precios; le pagan lo que quiera el comprador”, mientras que hay otro protagonista, el formador de precios (supermercados y otros canales de venta) que sí cobran la devaluación (precios de los insumos importados) más los componentes locales (fenómeno del Niño).

En ese sentido, el presidente de Fenalco explicó que, para que llegue a los supermercados, la papa tiene que ser seleccionada y sometida a un proceso de empaque con el fin de que quede en estándares acordes con una oferta atractiva para sus clientes, por lo que no se pueden comparar los precios.

Además, en aras de aclarar la mención hecha por Iragorri a los comerciantes de grandes superficies, Botero invitó a revisar los balances financieros de las cadenas del país, en las que las utilidades no superan el 2,5 por ciento de las ventas.

En consecuencia, el dirigente gremial insistió en que los altos precios de los alimentos se originan en una menor oferta por los estragos causados por el fenómeno del Niño.

Así las cosas, la razón del alto precio de muchos alimentos básicos tendrá que ser resuelta en las altas esferas del Gobierno, la industria y el comercio, para establecer cómo se puede enderezar el efecto que está recayendo sobre el consumidor sin beneficiar al productor.

Mientras tanto, los colombianos sí están sintiendo el golpe en el bolsillo. Ayer, el sistema de precios del sector agropecuario, que maneja el Dane, reveló que en enero “descendió la producción de papa capira en Antioquia y llegó menos cantidad desde Nariño. Aumentó la cotización de la papa única al disminuir el abastecimiento desde Boyacá”.

Cabe recordar que este producto, de primera necesidad en la alimentación diaria del país, tiene unos 15 intermediarios antes de llegar al consumidor final, según destacó la SAC.

Igual que en Venezuela

Mientras en Colombia se busca la causa de los altos precios de los alimentos, en Venezuela se libra un debate similar. Luis Salas Rodríguez, uno de los asesores económicos más cercanos al presidente Nicolás Maduro, expresó a las agencias de noticias que “la inflación no se produce por la pérdida de valor del bolívar (devaluación), sino por el aumento indiscriminado de precios que empujan las empresas para diezmarlo”.

ECONOMÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.