Reubicación de estudiantes en colegios de Cali causa más de una duda

Reubicación de estudiantes en colegios de Cali causa más de una duda

Secretaría de Educación busca sacar adelante traslado de 26.862 alumnos.

notitle
07 de febrero 2016 , 07:11 p.m.

En pleno arranque de las clases en los colegios oficiales de la ciudad, el traslado de 26.862 estudiantes que tuvieron que ser reubicados por disposiciones del Ministerio de Educación, tiene más de un tropiezo.

El Decreto 1851, que les retiró la cobertura a las instituciones que obtuvieron bajos puntajes en las Pruebas Saber inferior al percentil 20, afectó a 68 instituciones privadas. Ese anuncio causó protestas de padres de familia y docentes, en su mayoría del oriente de Cali.

Los afectados aseguran que muchos de los estudiantes no tienen cómo transportarse a otros colegios y algunos se enfrentan a las ‘fronteras invisibles’.

El alcalde Maurice Armitage admite que resolver esa situación es una prioridad. A su despacho le han llevado decretos como el del municipio de Medellín acudió a la urgencia manifiesta para facilitar contrataciones.

La secretaria de Educación de Cali, Luz Elena Azcárate, afirmó que los 26.862 niños tendrán transporte para que no tengan inconvenientes gracias a un aporte de 16.040 millones de pesos, el cual asegura que también tendrán alimentación. “Es que necesitamos que en Cali se recupere el valor de las instituciones oficiales, esto no quiere decir que las instituciones dejan de funcionar, lo hacen, pero sin plata del Estado”, dijo la Secretaria.

Sin embargo, asociaciones de docentes aseguran que el recorte de aportes por parte del Ministerio de Educación envía un mensaje erróneo sobre lo que se pretende realizar con la educación.

Los mayores enredos están en las comunas 1, 13, 14, 15, 16, 18 y 21 de la ciudad.

“El problema de recibir a los jóvenes es que si se va a realizar en jornada extendida, estos estudiantes no van a tener buenos desayunos, ni transporte ni aulas adecuadas para que reciban una buena formación y puedan mejorar los puntajes en las pruebas”, dijo la licenciada Yaneth Polanco, del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación del Valle (Sutev).

Esa organización considera que la idea de que las alcaldías asuman los porcentajes no es confiable.

Según datos oficiales, en Cali aún existe un nivel bajo de estudiantes en instituciones oficiales, ya que de una oferta de 170.000 cupos en las 348 sedes de las 91 instituciones, hasta el momento solo hay 140.000 matriculados para acceder a los colegios.

Agustín Valencia, de la Asociación de Rectores y Colegios Privados de Colombia (Andercop) capítulo Valle, sostiene que “mientras el Ministerio habla de la mala calidad de los colegios de ampliación de cobertura, no ve que muchos de los niños reubicados van a ser trasladados a colegios públicos que tampoco superan el percentil 20”.

Libardo Dorado, de la Unión Sindical de Directivos de la Educación (Usde), manifestó que tales afirmaciones eran “cifras alegres”, ya que las 91 instituciones oficiales de la ciudad no tienen problemas con la calificación del percentil, que, según él, el próximo año se subiría la calificación desde el percentil 30.

“En las instituciones oficiales los niños recibirán la formación que necesitan, lo que sí necesitamos es de unos aportes que nos permitan brindarlo en mejores condiciones para que los niños no tengan problemas en su educación”, dijo Dorado.

Ramón Ignacio Atehortúa, rector de la Institución Educativa Santa Librada, manifestó que la llegada de todos los estudiantes puede generar desorden a la hora de brindar una educación de calidad para los jóvenes.

Padres de familia del oriente y las laderas de Cali aseguran que no pueden obligar a un menor de edad a salir de su entorno para ir a un lugar que no conoce.

“Mis nietos estarán separados, lo del índice fue muy desigual, cómo pretenden que un niño de acá va a tener la misma preparación que uno del sur de la ciudad”, afirmó Gladys Mosquera, una adulta mayor del barrio El Retiro, donde la institución Señor de Los Milagros -que fue forjada por el recién fallecido sacerdote alemán Alfred Welker-, fue uno de los colegios afectados con el decreto.

Sobre el caso de esta institución, la secretaria de Educación informó que a la Diócesis de Cali se le pedirá que maneje las finanzas del colegio.

Hasta el momento, los cupos para ingresar a alguna de las 91 instituciones todavía no se han completado. Azcárate, quien ha salido megáfono en mano para llamar a los padres, informó que quienes aún desconozcan dónde matricular a sus hijos, pueden dirigirse a la calle 76 No. 28-20, en el colegio Nuevo Latir; la carrera 31 No. 41-00, institución El Diamante; en la calle 4 No. 92-04, institución Álvaro Echeverry; la carrera 23 No. 120-06 ó en la Central Didáctica El Jardín. 

CALI

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.