Las luchas por no dejar morir los humedales de Cali

Las luchas por no dejar morir los humedales de Cali

Vías, proyectos urbanos y otros riesgos rondan esos espacios naturales del Valle.

notitle
07 de febrero 2016 , 11:29 a.m.

En el barrio Ciudad Jardín, extremo sur de Cali, se concentra una de las riquezas naturales más preciadas de esta ciudad.

Allí están 50 de los 70 humedales, entre predios públicos y privados. La temperatura, por esos lados es más fresca y la biodiversidad florece entre árboles, aves, peces, ranas, ardillas y guatines.

Pero hay alertas que corren por esos espacios naturales, amenazados por el desarrollo urbano y el acaparamiento de aguas. Es un peligro que toca a no pocos de unos 150 humedales en el Valle del Cauca.

Esta semana, esa amenaza sacó a la calle a los vecinos que viven cerca de los humedales ‘Zanjón del Burro’ y de La Babilla ante los trabajos de la megaobra de la prolongación de la calle 13 o avenida Pasoancho.

Mientras tanto, los moradores cercanos al humedal El Retiro, también en la comuna 22, están atentos a todo visitante desconocido para salirle al paso.

En esta serie de EL TIEMPO sobre humedales se muestra que hay más de una amenaza latente.

De hecho, desde fines del año pasado, un grupo de residentes se opone a un dique montado a partir del predio Rancho Grande en la laguna de Sonso. Y en esa misma reserva, con 217 especies de árboles y 179 de aves, se rechaza la intervención que, con retroexcavadoras, cambió el curso de un canal natural, en 2.289 metros, el cual permite evacuar las aguas hacia el río Cauca. La intención habría sido la de adecuar los terrenos para cultivos.

En Sonso, el humedal más grande del Valle, se alcanzaron a deteriorar 45.086 metros cuadrados. Y nadie precisa quiénes han sido autores del desastre, solo que fue retirado un funcionario de la Corporación Autónoma del Valle (Cvc) por no alertar a tiempo.

Mientras tanto, ciudadanos han dado más de un ejemplo en esta especie de contienda por quedarse con franjas de humedales.

Los residentes que conviven con El Retiro, en el sur de Cali, han espantado hasta a quienes han querido pescar en este espejo de agua, uno de los pocos que se mantiene y donde además de peces, una veintena de patos suele anidar. Es un punto a donde llegan garzas y periquillos.

Gloria López y Petra Ovalle, residentes de la zona, cuentan que cada vez que va alguien a pescar se activan las alarmas.

Inclusive, la Junta de Acción Comunal de El Retiro, en la comuna 22, instaló un aviso de esa prohibición, en especial, cuando los visitantes acuden masivamente los fines de semana, y así prevenir que puedan afectar el humedal, en cuyos alrededores, los patos deambulan a sus anchas y a los que conductores respetuosos les dan paso cuando cruzan la vía de un lado a otro.

La Personería no reporta anomalías en este humedal, pero sí que hay factores de riesgo porque el de El Retiro está en una zona pública, rodeada de conjuntos residenciales.

En la zona del ‘Zanjón del Burro’, donde en dos pasadas administraciones se proyectó la megaobra de la 13, la Personería reiteró el llamado a la Alcaldía de Maurice Armitage para su preservación. El año pasado, el organismo reportó que esta es una zona boscosa con características ambientales que favorecen la proliferación de especies de fauna y flora.

El secretario de Infraestructura de Cali, Juan Carlos Orobio, ha explicado que en el ‘Zanjón del Burro’ ya existe una tubería de dos metros de diámetro, y que se buscaría canalizarlo y elevar un terraplén.

Por ahora, en este humedal, los vecinos siguen vigilantes a la megaobra, cuya retoma está pendiente de lo que diga el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma).

Aunque no se confirman afectaciones por aguas residuales, los riesgos son similares a los de El Retiro por estar en un entorno urbanizado.

Algo similar ocurre al humedal de Santa Elena, en el sur de la ladera caleña, donde la Personería ha hecho llamados por un proyecto urbanístico.

Fuentes del Dagma señalaron que se han hecho visitas para verificar el estado de los humedales en Cali, pese a que algunos están en zonas privadas, donde su intervención es limitada. 

‘Sin riesgo en Lago Verde’

Uno de los humedales por los cuales, la Personería le hizo un llamado al Dagma, el año pasado, es Lago Verde, localizado en un predio privado, en la calle 16A con carrera 122 o Callejón de las Chuchas y al frente del colegio Claret, en el barrio Ciudad Jardín, sur de Cali.

El personero Andrés Santamaría temía por el impacto en una acequia que alimenta el humedal debido a un proyecto urbanístico aledaño que ya se concluyó. La dueña del predio, María Eugenia Velásquez, había señalado el año pasado que llegaban botellas y material de icopor por lo que la constructora informó a EL TIEMPO que tomó correctivos para proteger el humedal.

Este domingo, la señora Velásquez dijo que los problemas desaparecieron y que, por ahora, el humedal está conservado.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.