Llegó la hora de Leonardo DiCaprio

Llegó la hora de Leonardo DiCaprio

Todo parece alineado para que el actor estadounidense gane su primer Óscar por 'El renacido'.

notitle
06 de febrero 2016 , 11:24 p.m.

Leonardo DiCaprio baja la mirada mientras se toca la barba de candado. Está sentado en un sofá, de camisa oscura abierta, chaqueta y pantalón. Parece un Julio Iglesias: piel algo bronceada y peinado a la gomina.

Llegó 20 minutos tarde a su propia rueda de prensa en Ciudad de México, en el hotel Four Seasons. Estaba almorzando con su ‘troupe’ en la terraza. Pero si alguien en la industria sabe esperar, es él. A los 41 años, el actor californiano lleva más de la mitad de su vida aguardando por un Óscar.

La primera nominación a los premios más importantes de la industria del cine le llegó en 1994, cuando sorprendió a todo el mundo como el hermano frágil de Johnny Depp en ‘¿A quién ama Gilbert Grape?’ En el 2005 iba seguro por ‘El aviador’, pero fue vencido por Jamie Foxx (Ray). Lo mismo pasó con ‘Diamantes de sangre’ (2006) y ‘El lobo de Wall Street’ (2013).

Su mala suerte con los miembros de la Academia no solo es proverbial, sino motivo de burlas. Tantas, que la búsqueda ‘DiCaprio + Oscar + memes’ arroja más de 2,1 millones de resultados en Google.

Pero todo parece indicar que este año será diferente. La mayoría de las apuestas están con el chico dorado de Hollywood, nominado por quinta vez a la estatuilla por ‘El renacido’ (The Revenant). En esta película, del director mexicano Alejandro González Iñárritu, DiCaprio encarna al guía del siglo XIX Hugh Glass, un personaje de la vida real que sobrevivió al ataque de un oso gris, fue abandonado por sus compañeros y debió, solo y moribundo, atravesar una zona brutal hasta llegar a la civilización.

Según la crítica, solamente el inglés Eddie Redmayne –que ganó el año pasado como el físico Stephen Hawking por ‘La teoría del todo’– podría quitarle el Óscar gracias a su interpretación en ‘La chica danesa’.

Pero DiCaprio parte con ventaja, pues el mes pasado obtuvo el Globo de Oro (ya tiene tres) y, por primera vez, el premio del Sindicato de Actores de Estados Unidos (SAG). No sobra recordar que los últimos 11 ganadores del SAG al mejor actor consiguieron el Óscar el mismo año.

Ahora, sentado en el sofá del Four Seasons, mira a González Iñárritu, su compañero durante más de dos años en la realización de ‘El renacido’, película nominada a 12 premios Óscar. Ambos están sobre un pequeño escenario frente a más de 300 ansiosos periodistas.

“No hago películas para ganar el Óscar –responde caballerosamente DiCaprio a una de las preguntas–. Creo que uno quiere crear una obra de arte única. Lo que sigue está más allá de nuestro control. Creo que Alejandro y ‘Chivo’ (Emmanuel Lubezki, el director de fotografía) lograron con esta película algo más allá de nuestras palabras, un tipo de cine que va a marcar generaciones. No se debe discutir si ganará un Óscar o no, más bien se debe discutir su contribución. Estoy muy agradecido de poder hacer películas como esta”.

Cambio climático

El actor de ‘Titanic’ pasa por todo en esta cinta y logra, probablemente, la mejor actuación de su carrera. Fueron nueve meses de rodaje en condiciones extremas: 40 grados bajo cero en Calgary (Canadá) y otro tanto en Argentina, luchando contra el clima.

El actor cuenta que se sometió a bajas temperaturas en ríos casi congelados, en tomas donde debió nadar contra la corriente. “Había una máquina que me sacaba del agua y me calentaba para no congelarme”, recuerda antes de comentar el detallado proceso de ensayos al que él, los demás actores –incluido Tom Hardy, también nominado al Óscar– y un elenco de indígenas norteamericanos se sometieron durante meses para coreografiar secuencias que no duran más de seis minutos. Tomas que solo podían ser rodadas durante un momento del día (con una luz natural específica), lo que dejaba solo 90 minutos por jornada para hacerlas.

Estas alabadas imposiciones técnicas y estéticas han instalado a ‘El renacido’ dentro del club de películas más duras de rodar, como ‘Apocalipsis ahora’, de Francis Ford Coppola, y Fitzcarraldo, de Werner Herzog.

“Valoro la realidad –afirma DiCaprio–. Si no haces una película que se vea real, la gente no podrá apreciarla. El público quiere autenticidad y eso es también lo que busco cuando entro a una película”. Y continúa: “Estuve meses involucrado en la preparación de la película. Supe de este guion hace unos años; siempre estuvo en la lista negra, porque realizar esta película era un riesgo gigante”.

Y hay una escena que simboliza todas estas complicaciones: cuando Hugh Glass es atacado brutalmente por un oso gris, hecho digitalmente. Fue una filmación exigente, porque el equipo de efectos especiales debió instalar prótesis en todo el cuerpo de DiCaprio para representar las heridas. “Eran cuatro horas de maquillaje sobre el suelo”, recuerda.

El del oso es un ataque feroz, que marca un antes y un después en su interpretación, porque desde ese momento su actuación se vuelve casi muda.

“Nunca me había tocado un papel así. Debí actuar con mi lenguaje corporal, con mis ojos. Era como estar en un documental”, comenta el actor sobre una interpretación contenida, en las antípodas de su verborreica y también excelente actuación en ‘El lobo de Wall Street’.

El día de prensa en México se acaba para DiCaprio. El rumor dice que se va de inmediato, en su jet privado, rumbo a Roma.

No hay quinta mala

Ya había recibido 4 nominaciones al Óscar, pero no ha podido ganar.

1994
‘¿A quién ama Gilbert Grape?’

Interpretó a un niño con problemas mentales y optó a mejor actor de reparto. Ganó Tommy Lee Jones.

2005
‘El aviador’

Fue su segunda colaboración con Scorsese, encarnó al excéntrico empresario Howard Hughes. Fue vencido por Jamie Foxx (‘Ray’).

2007
‘Diamante de sangre’

Hace el papel de un contrabandista de diamantes en África. El Óscar fue para Forest Whitaker, por encarnar al dictador ugandés Idi Amin en ‘El último rey de Escocia’.

2014
‘El lobo de Wall Street’

Quinto trabajo con Scorsese, basado en la historia real del corredor de bolsa Jordan Belfort. Esta vez lo venció Matthew McConaughey (‘Dallas Buyers Club’).

Una estrella con conciencia verde

Leonardo DiCaprio es un reconocido defensor del ambiente. A finales de enero visitó al papa Francisco para hablar sobre el tema, al que el pontífice le dedica gran atención. Y una semana antes recibió el premio Crystal, en el Foro Económico de Davos (Suiza), por su compromiso con la naturaleza. Desde 1998, el actor y productor dirige una fundación que trabaja por la diversidad y que combate las consecuencias del calentamiento global.

“Es muy diciente que en esta película haya sido testigo de primera mano del cambio climático”, dijo DiCaprio sobre las olas de calor que hubo en Canadá, en pleno invierno, y que obligaron al equipo de ‘El renacido’ a detener el rodaje e irse a Argentina. “Estoy preparando otro documental sobre el tema –contó–. He ido a los polos y a varios países, y es dramático apreciar lo que está ocurriendo. Lo increíble es que en EE. UU. aún tengamos negadores del cambio climático”.

De malas en el juego...

DiCaprio también es famoso por sus romances con hermosas mujeres. La última relación que se le atribuye es con la cantante Rihanna. Y ha salido con varias ‘top models’, como la brasileña Gisele Bündchen.

ERNESTO GARRATT VIÑES
El Mercurio (Chile)
Ciudad de México.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.