Posconflicto y economía

Posconflicto y economía

La integración de Colombia es algo que debemos hacer y va a exigir que se tomen decisiones audaces.

notitle
06 de febrero 2016 , 08:29 p.m.

Un gran desafío para el posconflicto va a ser la necesidad derivada del concepto de paz territorial de integrar a las regiones más afectadas por la guerra, las más descuidadas y las más rezagadas. Por ejemplo, para llegar con justicia a los municipios que hoy no tienen acceso a ella, que pueden ser más de 200, se propone crear un sistema integrado de justicia territorial (rural) con jueces experimentados, capacidad y recursos para dotar a las regiones que no tienen instituciones judiciales adecuadas (‘Hay que crear un sistema de justicia rural’, ‘Semana’, 31 de enero del 2016, pág. 27).

Lo mismo sucede con educación, salud, servicios básicos, seguridad ciudadana, infraestructura y otros bienes públicos, empleo, transporte y medios de producción y de comercialización, entre otros. No solamente se requiere una adecuación de las instituciones que más o menos funcionan, sino que habrá que crear nuevas instituciones, nuevas formas de participación, de hacer política y de vincular a las regiones más pobres o más afectadas por el conflicto como miembros con plenos derechos de una nación que tradicionalmente las ha confiado, como si fueran colonias marginales a administradores locales, frecuentemente terratenientes, o que han sido ocupadas por la guerrilla, paramilitares o bandas criminales.

Son parte de otra Colombia que no está cabalmente incorporada y está mucho menos desarrollada. Se espera que en el posconflicto se trabaje en esas regiones con la población para llegar a consensos que lleven a reducir y eventualmente borrar el atraso relativo, e integrarlas plenamente. Hay que aprovechar la firma de la paz para echarnos encima esta responsabilidad con el conocimiento de que van a surgir problemas en el desarrollo de esos objetivos, entre las que se destaca construir un sistema político más democrático y menos corrupto, y crear una identidad nacional que concuerde con el futuro deseado de mayor justicia social, plena incorporación de las regiones y dinamismo económico general.

Entre lo más importante y difícil de resolver está la restricción económica. La integración de las regiones es algo que tenemos que hacer forzosamente y que muy posiblemente fortalezca a la economía significativamente una vez haya culminado con éxito la unificación. Pero en el camino van a aparecer sin duda dificultades que van a dar lugar al temor de llevar a cabo algo tan trascendental sin desestabilizar la economía.

El problema y la oportunidad que esto representa pueden equipararse a los que enfrentó Alemania cuando tuvo la posibilidad de reunificarse, contando para ello con ingresos muy superiores, instituciones, conocimiento y organización política también más avanzados.

La integración de Colombia va a exigir que se tomen decisiones audaces y no va a admitir titubeos. Va a requerir un manejo económico posiblemente menos ortodoxo, mayor gasto público, mayor deuda y mayores impuestos. Esto hará indispensable que se minimice la corrupción y el desperdicio de recursos públicos. Con buen gobierno, y si no se cometen equivocaciones materiales, el resultado posiblemente sea un salto adelante en desarrollo económico y social. Pero hace falta que comencemos ya a pensar cómo hacerlo para evitar los errores de política económica que en el caso de Alemania se derivaron de que el Gobierno y el banco central no llegaron a un acuerdo sobre prioridades. Pese a que se esperaba que la anexión de la DDR traería consigo otro “milagro alemán”, estas contradicciones institucionales dieron lugar a una prolongada recesión y a que el beneficio de la unificación se desvaneciera parcialmente.

RUDOLF HOMMES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.