Secciones
Síguenos en:
Selección femenina de fútbol, al borde de un ataque de nervios

Selección femenina de fútbol, al borde de un ataque de nervios

Cinco jugadoras clave no fueron convocadas al primer microciclo de cara a los Juegos Olímpicos.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
05 de febrero 2016 , 08:51 p. m.

La Selección Colombia femenina se prepara para los Juegos Olímpicos de Río está al borde de un ataque de nervios por la no última convocatoria de cinco jugadoras que han sido clave en el equipo: Lady Andrade, Daniela Montoya, Corina Clavijo, Carolina Arias y Sandra Sepúlveda.

Una de ellas le dijo a EL TIEMPO, bajo la condición de no revelar su nombre, que no fue llamada en represalia por la petición de ajuste de premios que pidieron en pleno desarrollo del Mundial de Canadá, en el que Colombia, por primera vez en su historia, avanzó a la segunda ronda.

La jugadora también habló de la falta de manejo de grupo de Taborda y afirmó que quien realmente condujo al equipo en sus logros en los últimos dos años fue el asistente técnico Nelson Abadía, quien salió del equipo en noviembre pasado.

“Eso fue por decisión de Taborda. Nos aclaró que estaba cansado de que le hiciéramos más caso a Abadía que a él. Abadía era quien nos entrenaba y hacía los trabajos tácticos. Varias veces nos ha amenazado que si no estamos con él no vamos a estar en el equipo”, agregó la futbolista.

“Yo nunca he recibido una queja por malos tratos y he trabajado con varias selecciones. La salida del profesor Abadía fue cuestión de la Federación Colombiana de Fútbol, yo ahí no tuve nada que ver”, se defendió Felipe Taborda.

“En todos los equipos siempre hay diferencias. Son cosas que pasan en todos los grupos. Hay inconvenientes con los pensamientos nada más”, le dijo otra jugadora de la Selección a este diario.

Microciclos

El primer microciclo de preparación de cara a las olimpiadas se realizó entre el 6 y el 16 de enero en Bogotá, con 20 jugadores. Pero la noticia se dio porque en la lista de convocadas no aparecieron cinco jugadoras que fueron la columna vertebral de Colombia en el Mundial de Canadá y en los Juegos Panamericanos 2015. Además, también estuvieron en la Copa América del 2014, en la que se obtuvo el cupo a los Olímpicos.

“Estas jugadoras no estuvieron en el primera fase, pero podrían estar en otras. No hay nada en contra de ellas. Me pedían que mirara a otras jugadoras como Nicole Regnier y Liana Salazar y lo hice. Tengo 50 futbolistas en carpeta y debo escoger las mejores 18 para ir a los Olímpicos”, afirmó el DT.

“Escuchamos que tampoco nos va a llamar a las mismas cinco al segundo microciclo que comienza el 12 de febrero”, le dijo una de ellas a EL TIEMPO.

Una de las versiones de la ausencia de esas figuras en el primer microciclo es que es una represalia por las quejas de algunas porque les incumplieron con el premio (10 millones de pesos para cada una) por haber avanzado a los octavos de final en Canadá contra Estados Unidos.

“La verdad nadie me ha dicho nada al respecto, ni la Federación ni el cuerpo técnico, solo lo que he leído en las redes sociales. Hablando con el profe Felipe (Taborda), porque ya estaba preocupada, le pedí un consejo de lo que debía hacer y me respondió que no hiciera caso y que más bien me alistara a pelear por los premios que nos vamos a ganar con la medalla en Río 2016”, dijo Daniela Montoya, quien lideró el ‘cobro’ de lo prometido por la Federación después del Mundial y que solo les pagaron varios meses después.

En cuanto a no hacer parte de ese primer llamado, para Montoya sí fue extraño, pues lo había sido siempre desde el 2008, pero entiende que en Colombia hay potencial y buenas jugadoras, por lo que confía en ser convocada.

“Yo sigo preparándome y entrenando para demostrar por qué llevo ocho años vistiendo la camiseta de mi país”.

¿Huelga en el Mundial?

El tema de parar al equipo en el Mundial de Canadá el año pasado se habló en el camerino, pero no se concretó. “Carolina Pineda fue la que dijo que firmáramos una carta el día de los premios, junto con las suplentes, para que no jugáramos contra EE. UU., pero nos reunimos y decidimos jugar. Cuando Carolina se dio cuenta de que el equipo no la apoyó le dijo al técnico, por su cercanía con él, que éramos nosotras quienes habíamos hecho la propuesta de pararnos. Por eso creo que si no estamos convocadas es en represalia por la versión que Carolina le dio al técnico de cómo pasaron las cosas en el Mundial”, contó una integrante del equipo.

“Sí se dijo que tomáramos la decisión de si íbamos a entrar al partido contra Estados Unidos o no. Nos reunimos todas en un cuarto, tuvimos un diálogo sobre el tema, quienes tuvieron apuntes los dieron, pero como yo no estaba jugando no me sentía bien haciendo eso. No doy nombres porque es una cosa del equipo”, dijo Carolina Pineda.

“Ella (Pineda) va a negarlo porque se beneficia, porque si ella no le lleva información al técnico estaría fuera del equipo”, señaló la jugadora que teme dar su nombre y quedar fuera de los Olímpicos.

“Nadie se paró, hubo unos temas que se conversaron y que son parte normal del camerino de cualquier equipo de fútbol. En el fútbol femenino, a diferencia del masculino, nosotras vivimos y disfrutamos de esta pasión sin vivir económicamente de ella. Por eso nosotras nos alimentamos de nuestros éxitos, de cada uno de los momentos de gloria. Ninguna de nosotras pensaría en pararse, eso no existe en el fútbol femenino”, aseguró Montoya.

Pese a todos los dolores de cabeza la idea en los Juegos Olímpicos es hacer un buen papel en el torneo que se disputará entre el 3 y el 18 de agosto con otras 11 selecciones. Alemania, Francia, Brasil, Nueva Zelanda y Sudáfrica son los otros equipos ya clasificados.

“Tenemos gran potencial, con un nivel muy alto. Todas se están preparando a conciencia con personas especializadas que les ayudan a mantenerse para llegar a los Juegos Olímpicos en el mejor nivel”, dijo Taborda.

“La meta es superar lo que hicimos en los Juegos Olímpicos pasados (se quedaron en la primera ronda) y el objetivo principal que solo pasa por la cabeza es ganar la medalla de oro”, reiteró Daniela Montoya.

CAMILA ESPINOSA ARISTIZÁBAL
Redactora de EL TIEMPO
@Camilanoticia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.