Traficantes de alto vuelo

Traficantes de alto vuelo

Se necesita mano dura contra el tráfico de fauna. Es un asunto de todos, pues su daño es irreparable

notitle
05 de febrero 2016 , 07:30 p.m.

Ya otros sesudos columnistas analizarán la importante visita del presidente Santos a la Casa Blanca, para conmemorar los 15 años del Plan Colombia. El respaldo al posconflicto fue very good, sobre todo en dólares. Obama pedirá al Congreso 450 millones para el nuevo Paz Colombia.

No es que ya nos vayan a dar el cheque, porque allá hay mucho congresista línea Uribe, pero Obama se la jugó. Y también hay mucho demócrata que sabe que el proceso es una realidad, que es lo mejor para Colombia y Estados Unidos, que Juan Paz le está aplicando a la guerrilla el famoso adelgazante Redú Farc Farc y que lo que viene cuesta plata, especialmente en la lucha contra la droga. Thank you, presidente Obama.

Pero hoy quiero hablar de otros viajes, de otros vuelos. Estos sí, tristes y crueles, y hacer una petición a Obama: legisle para prohibir en todos los estados las mascotas cautivas. Impresionante el informe de este diario el lunes sobre el miserable tráfico de la fauna de Colombia. Las cifras le ponen a uno la sangre de anfibio. Las malditas redes internacionales dedicadas a llevarse nuestros animales silvestres, muchos de ellos en vías de extinción, son una plaga que mueve casi tanta plata como el narcotráfico o la minería ilegal. Se calcula que unos 25 millones de dólares al año. Si en los últimos dos 63.157 animales exóticos fueron rescatados, imaginemos cuántos se llevaron.

Me dijo un pajarito que solo el año pasado fueron incautadas 8.942 aves, 17.848 reptiles y casi 5.000 mamíferos. Todo, porque a la gente en Estados Unidos, Europa y Oriente Próximo le gusta tener mascotas secuestradas en la casas, aves, coleópteros, mamíferos, arácnidos, reptiles.

Culebras tenemos todos, de esas constrictoras, o una que otra que se hace la boa, pero hay quienes quieren otras, de nuestras selvas. A muchas mujeres extranjeras les encanta tener su pájaro enjaulado, que las despierte en la mañana. Pero ¿qué hace un pobre petirrojo, por ejemplo, cantando en inglés o en japonés, pues, como dijo Pedro Infante, aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión? ¿Qué vida tiene un tigrillo, que en Oriente puede costar hasta 350 millones de pesos y aquí 2 millones, en una jaula de un metro y medio en Japón o en Indonesia, hasta que muere de tristeza, añorando su libertad?

Se llevan de todo. Hasta la hermosa y venenosa rana dorada, o Phyllobates terribilis. Con el agravante de que esos dineros están llegando a los grupos criminales.

Por eso, es esperanzador que se haya creado, tomando como base la experiencia del tráfico de estupefacientes, un escuadrón policial, con perros entrenados, para detener a los delincuentes. No faltarán las mulas que se molestan porque les descubren que tienen la rana dorada o el pájaro amarillo, o porque los perros les huelen el cucarrón.

Pero se necesita mano dura. Es un asunto de todos, y de leyes. Los congresistas, ya que son tan ecológicos y protectores de los micos –por ejemplo, el tití cabeciblanco de las pensiones millonarias– y de lagartos y camaleones que cambian de color político todos los días, deben llevar al parlamento proyectos para que este tráfico sea penalizado, como el de las drogas ilícitas. Y, oído, alcaldes, castigar duro a los cazadores, que les hacen conejo a las normas.

El daño a la fauna es irreparable. Defenderla podría ser una tarea de los antitaurinos, pero aquí sí no dicen ni mu. ¿No es más terribilis que un animalito esté toda su vida preso que un toro, criado para eso, como niña bonita, dé una pelea de 15 minutos, y haya arte, trabajo, turismo, obras sociales?

 

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.