Tras las huellas del oso de anteojos que mataron en Cundinamarca

Tras las huellas del oso de anteojos que mataron en Cundinamarca

EL TIEMPO llegó hasta la zona de Junín y trató de reconstruir con pobladores la muerte del osezno.

notitle
05 de febrero 2016 , 05:32 p.m.

Para los habitantes de la vereda El Arenal, del municipio de Junín (Cundinamarca), la muerte del oso de anteojos o de los Andes, que la semana anterior fue hallado muerto a punta de perdigones, les cambió el modo de vida, la parsimonia campesina mezclada con la abundancia de oxígeno que allí se respira. Siempre rodeados de gigantescos árboles.

El Arenal está a 45 minutos del casco urbano del municipio y a casi cuatro horas de Bogotá. Para llegar allí, se debe acceder en carro, preferiblemente en campero, porque hay que sortear un camino de piedras y polvo.

“Por aquí no venían ni los políticos a buscar votos. Ahora vemos mucha gente: policías investigando y hasta curiosos que vienen a ver el sitio en donde mataron al animalito. Nadie hablaba de Junín, ahora su nombre se oye por todo el mundo”, dijo Andrea Beltrán, una mujer que a punta de ordeño extrae los recursos para mantener a sus dos hijos.

Ella goza de su pequeño corral, que no son más de 10 vacas, a unos 300 metros de la casa de Luis Miguel López González, el hombre que estuvo a punto de ir a la cárcel acusado de ser el primer responsable de la muerte del osezno de anteojos de tres años.

EL TIEMPO estuvo en ese hipnotizador lugar, el mismo en donde un par de jóvenes una semana atrás descubrió el cuerpo sin vida del pequeño oso, declarado por las autoridades en vía de extinción. Fueron ellos, espontáneos pescadores, quienes llamaron la atención de las autoridades.

 

“Encontramos un oso, ‘murió ahogado’. Estas son sus uñas”, se les oye decir colmados de sorpresa, mientras grababan un video al que EL TIEMPO tuvo acceso. El oso de pelo negro se ve en las imágenes tendido de costado sobre unas piedras, en medio del río de aguas trasparentes que cruza la región y que hoy está en un bajo nivel.

Lo que deja en evidencia el video es que el cuerpo del oso se encuentra a una distancia considerable de la casa del jornalero, que hoy está en la mira de las autoridades por porte ilegal de armas. Desde su rancho hasta esa parte del río se puede tomar una hora a pie, en una suerte de travesía sobre rocas y matorrales. Pero alguien les dijo a las autoridades que en la zona en donde todos hacen parte de una sola familia –los que no son López son González– Luis Miguel era el único que poseía una escopeta de perdigones.

El grupo de detectives escuchó el comentario y fue de inmediato hasta la casa de Luis Miguel López González, de 44 años, el pasado jueves en la noche. El jornalero no quería entregar su escopeta. Negó, incluso, que existiera tal arma. Hasta que lo convencieron las autoridades y al final él mismo fue hasta un matorral, a centímetros del corral de las gallinas y a cien metros de la casa, y la sacó. 

1

Esta es la casa de la familia López González, hasta donde fueron las autoridades a buscar la escopeta sospechosa. Foto: Leo Medina Jiménez

“Sentí temor que se la llevaran, es un recuerdo familiar de nuestros abuelos. Ha pasado de generación en generación. Apenas supe que la Policía estaba por las fincas recogiendo todas las armas, dije, la voy a esconder para que no se la lleven”, le dijo Luis Miguel López al fiscal que atendió su caso.

Ana Paulina López, le dijo después a EL TIEMPO, que ella mete las manos al fuego por su esposo. “Es un hombre de campo, trabajador. Se gana la vida como jornalero, de lo que le pagan por día. Él a nadie le hace daño”, dijo minutos después de que se despojara del sombrero que la protege del abrazador sol que pega por estos días en lo alto de esa montaña.

Esta pareja tiene una sola hija, de 19 años, quien la próxima semana estará de cumpleaños.

“Aquí nacimos, es nuestra región natal. Lo máximo que he durado fuera de acá es un año, pero regresamos y aquí nos quedamos”, agregó Ana Paulina, mientras amarraba a uno de los perros que le acompaña a visitar sus vacas. Lo sujetaba, porque, según ella, es un animalito muy atrevido.

Contó entonces por qué su esposo estaba metido en líos con la Fiscalía.

“A él lo llaman a declarar porque teníamos aquí en casa una escopeta, que llevaba años que no se usaba. Es un arma vieja sin uso, es la verdad. No sabemos quién contó que aquí la teníamos y por eso nos llegó la Policía. Él la tuvo por tenerla, porque nunca la usaba, nunca la sacó de aquí de la casa”, explicó.

“Cuando la Policía llegó fue y la sacó de allá, de aquella mata –señala a unos 100 metros de la entrada de la casa– Es falso eso que están diciendo que él la tenía enterrada, la había escondido entre una mata, envuelta en una bolsa”, aseveró.

1

Ana Paulina López, esposa de Luis Miguel López. Foto: Leo Medina Jiménez

Ana Paulina manifestó que a pesar de haber nacido en esa región, muy cercana al páramo en donde habitan los osos de anteojos, ella nunca los ha visto. Habla de ellos por los comentarios que le han hecho sus paisanos.

“Por acá nunca he visto a un oso. Los únicos osos que he visto son los del afiche, ese que está repartiendo la Policía. Los osos no bajan hasta acá a los potreros. Estamos a solo 25 minutos de camino del páramo que es donde ellos permanecen. Por este sector no lo hacen, no sabemos si en otro sector lo hagan".

De este comentario, que es el de muchos en la región, es que surge una hipótesis de las autoridades, que el pequeño oso fue desprendido de la protección de su madre con perros de caza. Estando aislado lo obligaron a bajar la colina. Se subió en su desespero a un árbol y de allí lo bajaron de un disparo en la parte inferior de su cuerpo. Estando en el piso le hicieron un tiro de gracia. Herido se empezó a desangrar, esto le produjo sed y es cuando baja hasta el río y muere inclinado sobre sus aguas, muy lejos del sitio en donde dejó su camada.

1

Al fondo se observa el sitio donde fue encontrado el cuerpo del osezno, en medio del río que cruza la vereda El Arenal. Foto: Leo Medina Jiménez

Ana Paulina se afianza en su conjetura de que los que mataron al oso no son personas del territorio de los López y los González. Dice ella que son cazadores venidos de otras partes, que se hacen acompañar de perros y que hasta les causan daños. “Porque rompen hasta las cercas para pasar de un lado a otro”.

Para no dejar dudas de la inocencia de Luis Miguel López, puntualizó que “aunque estamos en medio del monte a mi esposo nunca le ha llamado la atención de dedicarse a la cacería”. Contó además que en estos días el padre de su única hija está trabajando con Fedegán, se está ganando 45 días. “Él nunca ha disparado esa arma y mire a donde van las cosas solo por tenerla aquí de adorno”, puntualizó.

Esta historia del pequeño oso de los Andes asesinado sin piedad con escopeta aún no ha terminado. Continúa porque los investigadores están acatando una orden presidencial según la cual no pueden regresar de la zona hasta que den con los autores de este hecho.

Este viernes se supo que en el Páramo de Pisba (Boyacá) mataron a otro de estos osos de anteojos. Las autoridades han dicho que ya tienen plenamente identificados a los supuestos autores, pero que no existen elementos para judicializarlos, porque el supuesto cadáver del oso no aparece por ningún lado. Solo existen unas fotos que estos dos hombres subieron a Facebook, mostrando que habían matado al animal, le dijo a EL TIEMPO el general de la Policía, William René Salamanca, director de Protección y Servicios Especializados (Dipro).

En este nuevo caso la Policía está buscando el cuerpo del oso muerto, principal elemento de prueba, para luego así llevar ante un juez a los supuestos cazadores.

LEO MEDINA JIMÉNEZ
@LeoMedinaJimene
Redacción Justicia
Enviado especial a la zona

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.