Dos despedidas en la música colombiana que pasaron desapercibidas

Dos despedidas en la música colombiana que pasaron desapercibidas

Jesús Pinzón Urrea, compositor, y Gustav Kolbe, maestro del violín, murieron esta semana.

05 de febrero 2016 , 05:29 p.m.

A raíz del fallecimiento de dos importantes figuras de la música colombiana, el compositor santandereano Jesús Pinzón Urrea y el maestro de violín Gustav Kolbe, ocurridos ambos esta semana, me pregunto si el ciudadano del común conoce a estos personajes y su aporte a nuestra cultura.

Primero corro a buscar en los medios impresos nacionales (incluyendo este) una nota sobre el hecho. Encuentro un artículo sobre el fallecimiento del fundador de la banda gringa Jefferson Airplane, otro sobre la repartición de la herencia de David Bowie, difunto hace ya varias semanas; uno sobre la desesperada búsqueda de tranquilidad de Robi Draco y varios sobre el concierto de los Rolling Stones, pero nada de la partida de estos personajes.

Consciente de que pierdo el tiempo, busco sin embargo en los noticieros de Caracol y RCN y nada, solo autobombo sobre sus producciones. Después paso a buscar en las páginas web de las grandes cadenas radiales, pero allí tampoco se reseñan estos sucesos. Finalmente encuentro en la página de noticias de la Universidad Nacional y en la de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, un par de artículos sobre el deceso de Pinzón, el buscador de Google no arroja ningún resultado del maestro Kolbe.

Es claro que tanto Jesús Pinzón como Gustav Kolbe eran personas de bajo perfil, conocidos principalmente en el ámbito musical pero ignorados por la gran mayoría de colombianos. Ambos sembraron y cosecharon frutos en el árido terreno musical de nuestro país, el uno con sus composiciones y el otro con sus enseñanzas.

La conclusión es que las grandes noticias de crimen, política y entretenimiento liviano copan todos los espacios de la información. Los hechos culturales no preocupan ni afectan al ciudadano común, quizás por la misma intrascendencia que estos representan para los directores de medios, que les dan instrucciones muy precisas a sus periodistas: solo deben concentrarse en hechos de relevancia nacional.

Pues bien, en muchos países la pintura, el teatro y la música son considerados hechos de relevancia nacional, tanto que sus grandes compositores y coreógrafos adquieren proyección mundial por el apoyo que reciben de los sistemas informativos de estos países. Aquí no.

ÓSCAR ACEVEDO
Músico y crítico musical
acevemus@yahoo.com

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.