Lo que no le han contado aún del Censo Agropecuario

Lo que no le han contado aún del Censo Agropecuario

En el primer trimestre, el Dane mostrará el detalle (microdato). Estas son algunas verdades ocultas.

notitle
05 de febrero 2016 , 07:59 a.m.

En el Tercer Censo Agropecuario todavía hay mucha tela por cortar. Es más, una de las críticas a esta investigación del campo colombiano es que no ha develado aún el detalle (microdato) de lo que sucede en el área rural, de la que se sabe, está sumida en un profundo atraso.

Con el Censo se conoció que en el país no hay 5 sino 7 millones de hectáreas sembradas, que los grupos étnicos cultivan 1 millón de hectáreas de ese territorio (área rural dispersa) y que aunque el analfabetismo general en el área censada es del 12 por ciento (ya de por sí alto) entre los productores de unidades agropecuarias se incrementa a 17 por ciento. Ahora falta la letra menuda (el microdato), tras lo cual, el país se llevará muchas sorpresas.

La promesa del Dane es que, en el primer trimestre de este año, los colombianos, principalmente los nuevos mandatarios regionales, contarán con el microdato, es decir, la desagregación de los resultados por regiones y el desglose de todas las variables, para que puedan tomar mejor decisiones en las prioridades que elegirán para meterle el hombro al desarrollo del campo.

Mientras tanto, EL TIEMPO devela algunos aspectos poco conocidos de lo hallado en el área rural dispersa, es decir, lo que no es ni urbano, ni rural cercano a las cabeceras municipales.

Una de las verdades ocultas dentro de los datos de esta investigación está en los llamados mapas de calor sobre la producción agrícola, donde se ve el cambio que han tenido las regiones colombianas en cuanto a los cultivos que allí predominan.

Es así como, si antes del Censo se creía que el café seguía siendo de la tradicional zona cafetera: Risaralda, Caldas y Quindío, más uno que otro departamento con cultivos de este grano, después de la investigación se confirma que hay nuevos y fuertes protagonistas. “El café de manera importante, se está dando en los límites de Nariño con Putumayo, Meta y límites de Boyacá y Casanare. No son cultivos incipientes, pues para que se vea en el mapa de calor es porque ya están extendidos”, expresa el director del Dane, Mauricio Perfetti.

De igual manera, los cultivos de caña de azúcar, tradicionalmente asociados al valle del río Cauca (47 municipios desde el norte del departamento del Cauca, la franja central del Valle del Cauca, hasta el sur del departamento de Risaralda), ahora se empiezan a mover de sitio y están en Vichada, Meta y Magdalena.

Algo similar está sucediendo con el banano de exportación, que, entre otras, es el cultivo más productivo del país, y también está de mudanza. La zona bananera ahora está penetrando el sur de la Guajira, expresó Perfetti.

Las huertas caseras, en expansión

En el Censo también se detecta un crecimiento de la actividad agrícola para el pan coger. De acuerdo con la información recogida, existen 43 mil huertas caseras dedicadas solo al autoconsumo. “Es una cantidad que llama la atención y que no se tenía en las estadísticas. Son unidades de producción de unos 100 metros cuadrados”, indicó el director. Se trata de pequeños surcos en los hogares campesinos, donde siembran cilantro, tomate, cebolla. No están pensados como sistema de producción para generar ingresos, pero, sumados, alcanzan a ser visibles.

La ganadería también cambió en el país y, aunque en mayor o menor medida en todo Colombia hay ganado, existen zonas en las que esta actividad es más dinámica.

Según el Censo, el inventario bovino es de 21,4 millones, lo que implica que en el país hay más de media vaca por cada colombiano. Y, si cuando los colombianos escuchan la palabra ganadería, de inmediato piensan en el Llano, ahora hay regiones con mayor predominio de esta actividad. “Antioquia y Córdoba tienen más inventario que Meta y Casanare. Además, cuando se piensa en ganadería se tiene como referente la producción de carne, pero si se desglosa la ganadería para la producción de leche, ahí entran Cundinamarca, Boyacá y Nariño. Eso hay que entenderlo y dimensionarlo. Mientras en esos departamentos la ganadería es de mayor tamaño, en los de leche son pequeños y medianos productores”, explica el funcionario.

También es sorpresivo que el país cultive más plantas aromáticas de las que se cree, pues el toronjil, la manzanilla, la caléndula, entre otras, ya salieron de los minijardines y empiezan a invadir grandes extensiones para apuntalar las exportaciones agrícolas. Hay cerca de 85.000 hectáreas de estos cultivos.

Otras puntadas

• Los campesinos son más ecologistas de lo que se cree. En el 39,1 por ciento de las Unidades de Producción Agropecuaria (UPA) del área rural dispersa censada los productores declararon que hicieron manejo, reutilización o eliminación de desechos animales o vegetales en el desarrollo de sus actividades agropecuarias.

• La energía, que ahora está en vilo por el Fenómeno del Niño, es clave para los agricultores. En un 31,8 por ciento de las UPA del área rural dispersa censada, los productores declararon usar energía para el desarrollo de las actividades agropecuarias. El 77 por ciento utiliza la red eléctrica, el 10 por ciento utiliza combustibles (gasolina, ACPM, gas) y el 7 por ciento utiliza planta eléctrica.

• El uso de fertilizantes químicos no es pan de cada día entre los productores agrícolas. En el 47,9 por ciento de las UPA no aplicaron ningún tipo de fertilizante, mientras que en el 21,0 por ciento aplicaron fertilizantes orgánicos.

Cabe recordar que la cobertura del Tercer Censo Agropecuario fue 98,9 por ciento. El censo de 1960 tuvo una cobertura cercana al 24 por ciento. El de 1970 estuvo alrededor del 27 por ciento. El incremento, ahora, se debió, en parte, a la realización de la investigación en los territorios étnicos.

MARTHA MORALES MANCHEGO

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Twitter: @marthamoralesm

 

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.