'James necesita un puntico más de madurez': Azkargorta

'James necesita un puntico más de madurez': Azkargorta

Entrevista con el DT de Oriente Petrolero, rival de Santa Fe, hoy (7:45 p. m.), en la Copa.

03 de febrero 2016 , 10:10 p.m.

Xabier Azkargorta está al otro lado de la línea telefónica, pero se le puede imaginar sonriente, con el rostro orgulloso, quizá rascándose su reconocido y ya menos abundante bigote –que tiene desde los 18 años–, mientras recuerda, algo emocionado,  que es el único entrenador que ha llevado a Bolivia a un Mundial. Fue hace más de 21 años, en Estados Unidos 94, y aún hoy, en las calles de La Paz o de Santa Cruz, donde vive, la gente lo detiene, le piden una foto, le agradecen. (Lea aquí: Santa Fe, a pegar primero en la Copa Libertadores.)

Es español. Tiene 62 años y dirige desde antes de tener 30. Fue entrenador del Español, de Valladolid, del Sevilla, de Tenerife. Dirigió en Japón, en México. Fue seleccionador de Bolivia y de Chile. Trabajó con el Real Madrid. Fue profesor de táctica y estrategia de Vicente del Bosque, de Rafa Benítez. Una autoridad.

Habla con calidez, pausado, como reflexionando cada respuesta. Recuerda que es amigo de Francisco Maturana, que es un lector voraz de García Márquez y reconoce el trabajo de Gerardo Pelusso, el DT de Santa Fe, al que este jueves su actual equipo, Oriente Petrolero, enfrentará en la primera fase de la Copa Libertadores. Azkargorta, un ídolo en Bolivia y un técnico legendario, habló con EL TIEMPO de lo que más le gusta, de fútbol.

¿Cómo recuerda la clasificación de Bolivia al Mundial de EE. UU. 94?

Lo califico con una frase y es que a uno le pueden quitar la guitarra, pero lo bailado nunca, je, je, je... Esa experiencia, esa comunión con un país quedará para siempre. Como quedó para siempre el equipo de Colombia con Pacho (Maturana), la victoria contra Argentina (5-0), son bailes que no nos podrán quitar por más que nos quiten los instrumentos.

Le deben tener mucho cariño aún en Bolivia...

Sí. Pero cuando me paran en la calle y me dicen: ‘Usted es el único que nos llevó a un Mundial’, yo les contesto: 'No, yo no los llevé, yo los acompañé'.

¿Qué tipo de vínculo ha tenido con Colombia?

Aparte de mi amistad con Pacho Maturana, tengo un recuerdo y fue cuando ya habíamos clasificado al Mundial de EE. UU. Hicimos un amistoso entre Bolivia y Colombia en Villavicencio y ganamos 1-0. Colombia perdía un partido después de no sé cuántos. Estábamos en el mismo hotel y Pacho me dijo: ‘Esto nos va a venir bien porque estábamos demasiado crecidos’, je, je, je. También fui invitado por la Federación Colombiana a unos cursos en Santa Marta y conocí a (Jorge Luis) Pinto, y fui a Pescaíto a conocer al padre del ‘Pibe’ Valderrama. También recuerdo que conocí la sede de Santa Fe, y un directivo que ya murió –César Villegas–, por el paso de los jugadores bolivianos Juan Manuel Peña y Jaime Moreno. Entrenaban  en un parque afuera de Bogotá. Todos son bonitos recuerdos.

¿Cuál es el mejor jugador colombiano que ha visto?

Sin duda, y en su época, la pausa y el juego del ‘Pibe’ era impresionante. Creo que estaba dentro de un grupo de jugadores que se desenvuelven bien en el entorno. Cuando mejor rendía era rodeado de esos jugadores de la Selección. A lo mejor necesitaba detrás el trabajo de Leonel Álvarez. Recuerdo al ‘Palomo’, todos eran impresionantes.

¿Le gusta la Selección Colombia actual?

En la anterior eliminatoria tuvo al principio problemas de rendimiento hasta que incluso cambió de DT. Luego llegó Pékerman. Y yo también sufrí la furia colombiana en Barranquilla (dirigía a Bolivia y perdió 5-0). Y luego vi una Colombia muy fuerte en el Mundial. Ahora está pasando un periodo de agarrar el ritmo de eliminatoria, pero estoy convencido de que será protagonista.

¿Qué opina de Pékerman?

Es un entrenador que aporta sabiduría, experiencia. A lo mejor no tenga tanta relación con la prensa como otros, pero es un técnico muy eficaz y en su sitio.

Usted que trabajó con el Real Madrid, ¿cómo ve el momento de James Rodríguez allí?

James es un futbolista espectacular. Lo ha demostrado en la Selección y en el Real Madrid. Quizás está en ese punto de la fruta madura. Necesita un puntico más de madurez, pero cuidado no se pudra, ¿no?

¿Sigue de cerca al Real Madrid y a las ligas europeas?

Lo sigo. No en vano estaba mi amigo y gran DT, y alumno mío en la escuela de entrenadores, Rafa Benítez. Los problemas que tuvo hicieron que Zidane fuera el entrenador. Sigo la liga española, italiana, inglesa, hasta la colombiana.

Ahora tiene un nuevo reto, la Libertadores. ¿Qué ha visto de Santa Fe, su rival?

Es un equipo muy compacto, no en vano es el campeón de la Suramericana. Pero he observado partidos de la temporada pasada y, entiéndaseme bien, no hace grandes alardes, pero tiene eficiencia y rendimientos buenos. Con un técnico –Gerardo Pelusso– de mucha sabiduría y experiencia. Aunque he visto cambios importantes porque lo vi en la Florida Cup, es un equipo que sabe bien lo que se lleva entre manos.

¿Qué le llamó la atención?

El orden. El futbolista suramericano tiene una condición innata que es su mayor amigo y enemigo. Amigo, porque por instinto lo hace; y enemigo, porque cree que siempre es así y que no hay variantes. Destaco de Santa Fe su organización de juego. Practica muy bien lo que yo siempre digo, que pase lo que pase, seguimos jugando igual.

Santa Fe dice que va a pelear el título, ¿qué opina?

Hay que subir la escalera peldaño a peldaño. Debe pasar esta prueba y tiene el partido en Bolivia. Yo asumí en el Bolívar cuando estaba en fase de grupo de la Copa y colero, y quedamos primeros y llegamos a la semifinal (en 2014). Eso lo hicimos peldaño a peldaño. Hay que marcar los objetivos, sí, pero sabiendo que hay que ir detalle a detalle.

¿A qué juega su equipo?

Oriente ha sido un equipo destacado por su lucha los 90 minutos. En este momento estamos en proceso de a esa lucha constante, añadirle el balón.

¿Cuál es el juego ideal para Xabier Azkargorta?

Una de las palabras que más uso en fútbol es ‘depende’. Depende del club, del tipo de jugadores, de las circunstancias; no es lo mismo una selección que un club, no es lo mismo el Real Madrid que otro. En líneas generales, me gustan los equipos en los que se ve que la relación táctica está en relación con la humana, y para eso hay una cosa que se llama pelota, a la que hay que cuidar.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.