Así trabaja el 'ejército' que lucha por apagar incendio de los cerros

Así trabaja el 'ejército' que lucha por apagar incendio de los cerros

Al menos 750 hombres y mujeres participan en operativo contra fuego que ha consumido 20 hectáreas.

notitle
03 de febrero 2016 , 08:51 p.m.

Un total de 650 hombres y mujeres en la línea de fuego y otras 100 personas apoyando diversas tareas logísticas componen el contingente humano que durante las últimas 72 horas se ha dedicado a combatir un incendio forestal que este miércoles ya había consumido entre 15 y 20 hectáreas de bosque en los cerros orientales, zona de San Cristóbal sur.

Richard Vargas, el director del Instituto Distrital de Gestión del Riesgo (Idiger), confirmó que la cifra puede ser mayor, pues todas las entidades del Distrito se han unido a la tarea.

Foto: Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

Antes del aguacero que cayó anoche sobre los cerros, se estimaba que en la mayor parte del área afectada el control de las llamas estaba en 85 por ciento y en el filo superior, en 70 por ciento. En todo caso, la lluvia sí contribuyó a despejar la carga contaminante que dejaron las cenizas y el humo el martes, cuando los vientos intensificaron las llamas. (En video: así se combate el fuego desde helicópteros del Ejército)

Lo cierto es que al incendio de los cerros orientales, en el sitio de Aguas Blancas le quedan menos de 24 horas, aunque después de la labor de extinción total que comenzará este jueves seguirán tareas de verificación para evitar que algún punto caliente se reactive.

El trabajo de someter las llamas recibió un impulso el martes por la noche, tras la emergencia que generaron el humo y las cenizas que el viento arrastró por barrios del centro y del sur.

Cuando empezó a correr la alarma de que el viento estaba ayudando a propagar el fuego de árbol en árbol, Bomberos recibió el refuerzo de 200 hombres y mujeres del Ejército, la Policía y los organismos de socorro para atacar las llamas por el filo de la montaña. Y recibió cuatro helicópteros, pues el martes solo había contado con uno.

Agua cada 21 minutos

El director del Cuerpo de Bomberos de Bogotá, Jorge Lemus, explicó que fue clave este apoyo porque los helicópteros permitieron hacer descargas de agua cada 21 minutos sobre la zona de la conflagración. En total se hicieron 127.

Este trabajo hizo posible conformar un circuito de enfriamiento desde el aire que facilitó la labor de las unidades en tierra, que son las encargadas de remover tierras y tumbar árboles para evitar que las llamas se propaguen. Su tarea es abrir líneas cortafuegos.

A las 12 del día, los helicópteros habían descargado 17.000 galones de agua que tomaron del lago del parque Simón Bolívar, mientras las máquinas de bomberos habían utilizado unos 40.000 a través de hidrantes. Estaba pendiente hacer la cuenta de la que llevaron los carrotanques de la Empresa de Acueducto y la Corporación Autónoma Regional (CAR).

Foto: Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

Como los bambis en los que los helicópteros transportan el agua son de diferentes tamaños, no se ha terminado de contabilizar el agua utilizada.

Los organismos de socorro han tenido que trabajar en seis puntos, de los cuales, al cierre de esta edición, cinco estaban bajo control y uno seguía causando problemas.

El ‘arsenal’

Pero el agua, los hombres y las mujeres son solo una parte del engranaje para apagar el cerro. Bomberos puso en acción en tierra 30 motosierras, 10 motobombas, cuatro piscinas y 60 herramientas entre picas, palas y machetes. El Idiger le sumó 200 herramientas similares para atacar el incendio por la parte de la carretera que conduce al municipio de Choachí, por el cerro de Guadalupe.

El trabajo de hoy comenzará a las 6 a. m. Cinco helicópteros dos de la FAC, uno del Ejército y dos civiles– seguirán apoyando la tarea. Bomberos espera dedicarse hoy y mañana a extinguir el incendio, aunque asegura que permanecerán en el lugar hasta verificar que todos los puntos calientes hayan sido extinguidos. Bajo el liderazgo de Bomberos han participado el Ejército, la Policía, la Fuerza Aérea, la Armada, la Defensa Civil, la Cruz Roja, los bomberos voluntarios, el Idiger y todas las entidades del Distrito.

En plata, todavía no se ha estimado el gasto que ha implicado la emergencia, pero es un hecho que ha sido el que más equipos, hombres y recursos ha obligado a movilizar este año. Tampoco se ha hecho el inventario de los daños ambientales.

Foto: Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

El inventario de daños

Después de extinguir las llamas en el sitio de Aguas Claras, las entidades de socorro iniciarán la georreferenciación del área arrasada por el fuego para identificar las especies de flora y fauna que se afectaron. “Solo podemos hacerlo tras la extinción total del incendio”, dijo el director de Bomberos. También se estimarán los costos en los que incurrieron las entidades para apagar las llamas.

BOGOTÁ

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.