El 'lobby' de alto nivel por la paz que hizo el presidente en EE. UU.

El 'lobby' de alto nivel por la paz que hizo el presidente en EE. UU.

En el primer día de su visita oficial, Santos habló ante políticos, académicos y empresarios.

notitle
03 de febrero 2016 , 08:41 p.m.

Si hubiera que resumir lo que el presidente Juan Manuel Santos hizo el primer día de su visita oficial a los Estados Unidos, este miércoles, se podría decir que consiguió una victoria en los planos político y económico.

Y lo hizo ante líderes del Congreso estadounidense, republicanos y demócratas, siguiendo la tradición de mantener un apoyo bipartidista para Colombia, a pesar de la tensión política que el país norteamericano vive por estos días, de cara a la elección presidencial.

También lo hizo, aunque en escenarios distintos, ante líderes empresariales y frente a varios de los intelectuales más destacados de Washington.

“Venimos a celebrar el éxito del Plan Colombia y a planear el futuro”, precisó Santos en una declaración al final de la tarde, a manera de balance de su primer día de visita oficial.

El mandatario aseguró que sus charlas estuvieron enfocadas en los diálogos de paz y los beneficios que para el país y la región arrojarán los acuerdos que se logren con las Farc y, eventualmente, con el Eln.

Santos explicó que desmintió “información equivocada que habían recibido miembros del Congreso y empresarios sobre lo que se ha negociado en el proceso de paz y lo que está sucediendo en Colombia”, por lo que se mostró confiado:  "En la medida en que uno va aclarando qué es lo que va a salir realmente de ese proceso de paz, la gente lo va entendiendo y, por ende, apoyando”.

Muy temprano, el presidente Juan Manuel Santos tuvo un encuentro con líderes de los partidos Demócrata y Republicano. Foto: Presidencia

Tan confiado está Santos de lo que está pasando y de lo que va a ocurrir en Colombia que confesó ante varios de sus interlocutores que está durmiendo muy bien. Es decir que nada le quita el sueño. Ni siquiera el fin de las negociaciones con las Farc lo trasnocha, porque siente que todo lo está haciendo bien.

Eso sí, admitió que un atentado terrorista podría ser una amenaza para el proceso de paz, pero no lo planteó como un riesgo inminente o probable.

Una de las metas del mandatario es acordar con Barack Obama, presidente de Estados Unidos –con quien se reunirá este jueves en la Casa Blanca–, un reenfoque de los recursos que se destinan para el Plan Colombia con el fin de invertirlos en la implementación de lo que será un escenario de posconflicto.

Incluso, aprovechará un desayuno que tiene previamente con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, para comenzar a allanar el camino en torno a este propósito.

Santos está confiado en que la firma del fin del conflicto se dará este 23 de marzo, pero también dijo que si eso ocurre unos días antes o unos días después, no será un asunto grave.

Durante el evento con los centros de pensamiento, Santos dijo que su hijo Esteban, paracaidista en las Fuerzas Armadas, comparó la resistencia de las Farc a pactar una fecha límite con el miedo que siente una persona a la hora de saltar.

“A veces toca empujarlos, y eso fue lo que se hizo”, dijo el Presidente.

Y aunque admitió que ha tenido que enfrentar una “tormenta fiscal” por la crisis del petróleo –que se llevó casi el 20 por ciento de los recursos del presupuesto–, destacó que Colombia es la economía más próspera de la región, con niveles de crecimiento que ponderan organismos internacionales.

Los cálculos del Gobierno son que la economía colombiana crecerá este año un 3,2 por ciento. Claro que, eso sí, dejó conocer su inquietud por la situación convulsionada que vive Venezuela, donde, según él, hay una “polarización política” que debe solucionarse mediante el diálogo.

De hecho, Santos dijo que está dispuesto a trabajar por eso. En la actualidad, Colombia forma parte de un grupo de países amigos que impulsan el diálogo político como solución de las diferencias en ese país.

Ya al final de esta tarde, el jefe de Estado lideró la inauguración de la nueva sede de la Embajada de Colombia en Estados Unidos, en la cual estarán aglomeradas varias de las oficinas oficiales que tiene el país en esa ciudad. De hecho, calificó la compra de este lugar como “un aumento de estatus”.

Edulfo Peña

Enviado especial de EL TIEMPO
Washington.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.