Por fenómeno del Niño, restringen exportaciones de energía en el país

Por fenómeno del Niño, restringen exportaciones de energía en el país

La medida se tomó ante al aumento de transacciones hacia Ecuador en las últimas semanas.

notitle
03 de febrero 2016 , 08:05 p.m.

En medio de la dura sequía que atraviesa el país, que no solo está secando los ríos sino que llevó a que la caída en el nivel de los embalses fuera mayor en enero que en diciembre (bajaron más de 8 puntos porcentuales, al 52,3 por ciento. Este miércoles cerró en el 51,5), las autoridades siguen tomando medidas para aprovechar cualquier kilovatio, con el objetivo de evitar un eventual racionamiento eléctrico en los próximos meses.

Aunque no representan un consumo importante en la actualidad frente a la generación total del país, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) tomó la decisión de restringir las exportaciones de energía, que actualmente se están haciendo únicamente a Ecuador.

Para ello, este miércoles la entidad expidió la resolución 009 del 2016, en la que ordena, de forma inmediata, que únicamente los agentes del mercado que comercializan electricidad a Ecuador y a Venezuela solo podrán hacerlo si el insumo tiene como destino suplir la generación de seguridad en el país importador.

Incluso, agrega que la energía que se venda al exterior no se podrá producir con el agua de las centrales hidroeléctricas, sino que solo se podrá despachar con las plantas térmicas que operan con combustibles líquidos (ACPM principalmente), las cuales no se requieran para abastecer la demanda total doméstica.

Según la Creg, la severidad del fenómeno ha superado ampliamente las condiciones inicialmente anticipadas, reduciendo de forma considerable los aportes hídricos al sistema eléctrico. A esto se ha sumado en los últimos días el aumento de las transacciones de energía hacia Ecuador, que solo podrían atenderse con generación térmica excedente, según el balance energético, sin afectar la confiabilidad del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

La norma señala que a las plantas térmicas con combustibles líquidos que generen para exportar no se les aplicará la opción definida en la resolución 178 del 2015, expedida el año pasado para afrontar las riesgos en la confiabilidad del suministro y que implicó el incremento de las tarifas.

Esta alternativa les aseguró a estos agentes térmicos una remuneración mínima de 470 pesos por kilovatio, pese a que el tope definido en la regulación durante enero fue de 302,4 pesos, por la caída de los precios del petróleo.

Como se recuerda, el alto costo de generación de las termoeléctricas que usan ACPM llevó a que estos agentes enfrentaran una crisis desde el año pasado, la cual motivó la intervención por la Creg y el Ministerio de Minas y Energía.

Como lo explicó el presidente de la generadora Isagén, Luis Fernando Rico, mientras que hace más de dos años la compañía no está exportando energía a Venezuela, porque no hay demanda de este mercado, las ventas a Ecuador funcionan a través de un esquema de transacciones internacionales, de sistema a sistema, gracias un acuerdo entre los dos países.

Según el directivo, el modelo establece que el país con el precio de bolsa más bajo es el que despacha la energía al otro, lo cual indica que en el mercado vecino el precio de la energía viene subiendo los últimos meses y está más alto que el de Colombia.

En estas ventas a Ecuador participan todas las plantas de generación del país, de forma proporcional al despacho diario que tengan y según la energía que demande Ecuador.

“Hoy cualquier kilovatio lo necesitamos de este lado”, aseguró el presidente de la generadora, hoy controlada por la canadiense Brookfield.

El año pasado se le vendieron a este país 457,3 gigavatios, cifra que implicó una baja del 44,5 por ciento, ya que en el 2014 el nivel fue de 824,1 gigavatios.

Según las cifras de XM, filial de Interconexión Eléctrica S.A. (ISA), que administra el mercado de energía mayorista, el año pasado las exportaciones de energía alcanzaron los 460,5 gigavatios y les representaron a los agentes que participaron en estas ingresos por 48 millones de dólares, para un incremento del 193,4 por ciento respecto al volumen comercializado en el 2014, que cerró en 16,3 millones de dólares.

Panorama complejo

Según fuentes consultadas por EL TIEMPO, la decisión de restringir las exportaciones de energía es una medida similar a la que se tomó el pasado con el gas en la búsqueda de mantener el abastecimiento, pero a la vez un asunto más de presentación para el Gobierno.

Es un tema más de presentación porque esta medida no soluciona de fondo el tema. Es algo que en caso de complicaciones se vería feo en el futuro”, señaló un consultado.

La fuente agregó que, con la tendencia actual, para finales de mayo el nivel de los embalses estaría en el 21 por ciento, lo que indica que si no llueve en ese mes, aumentaría el riesgo de racionamiento (el ciclo de lluvias de los últimos tres años se ha corrido de abril para mayo).

Por su parte, Ángela Montoya, presidenta de la Asociación Colombia de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgén), reconoce que ya comenzaron los meses más duros del fenómeno del Niño, pero que los embalses no están en niveles críticos, ya que algunos de estos están en niveles del 80 por ciento y otros, en niveles del 35 por ciento.

“Lo de Ecuador ayuda, pero no es una alerta de racionamiento”, aseguró la dirigente gremial.

Según la firma XM, por regiones, los niveles más bajos el 2 de febrero se presentaron en los embalses del Valle, con el 28,4 por ciento, seguidos por los de la región central, con el 46 por ciento.

Por otra parte, los de Antioquia reportaban un porcentaje del 57,6 por ciento; los de la costa Caribe, un 71 por ciento y los de la región oriente, un 52,6 por ciento.

Algunas térmicas no están generando

Aunque el país vive uno de los momentos más críticos del fenómeno del Niño, la generación térmica no está a plena capacidad.

Si bien las necesidades de este tipo de plantas se estimaron en 85 gigavatios hora día, y a la fecha el nivel que aportan está entre esta cifra y 90 gigavatios hora día, hay centrales que no están siendo tenidas en cuenta.

Dos de ellas son la intervenida Termocandelaria y Termodorada, que al ofrecer precios al mercado entre los 750 y los 800 pesos por kilovatio están por encima del precio de bolsa (465 pesos).

En el caso de la primera firma, al habérsele quitado las obligaciones de energía firme cuando fue intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, mantiene su capacidad, pero no está vendiendo, lo que ha hecho que no se utilicen los 86.000 millones de pesos del fondo de la entidad, pues solo se han gastado 32.000 millones de pesos, de los cuales la térmica ya reembolsó 22.000 millones de pesos.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.